13 de marzo de 2011

El Consejo Consultivo y los objetivos de Funes

El altisonante vocabulario político salvadoreño delata su vacuidad. El presidente Funes se ha apoderado del estilo y lo embadurna en cuanta ocasión se le presenta, y si no la hay, entonces la crea. Es lo ocurrido con el Consejo Consultivo. Según las palabras del mandatario, se abordarán en ese foro “temas de Nación”. La mayúscula sirve aquí de biombo para ocultar las pamplinas. De seguro este nuevo organismo va a ser asimismo “un paso trascendental en la vida de la República y en la construcción de una convivencia democrática. Y esta no es una formulación meramente retórica, no es una frase hecha, carente de contenido”. Estas palabras sirvieron para dar inicio a las actividades del CES. Allí también se iba a abordar los temas más importantes para la nación, allí estaba representada toda la “sociedad civil”. Pero como sus recomendaciones no iban a tener el carácter de mandato, sus consejos iban a ser simplemente eso. Nótese la precaución presidencial; sabe que hay carencia de contenido, pero anticipa la crítica.

La conformación del CES era artificiosa, los que realmente estaban representados eran los patrones, los trabajadores parcialmente, pues los sindicatos presentes no pueden alegar ser representativos de todos los asalariados. En todo caso, desde que los representantes de la ANEP decidieron ausentarse, pues ya no tenía peso ese Consejo Económico y Social. Ahora entra en competición con otro organismo que a su vez va a tratar de “temas de Nación”.

Pero la configuración del nuevo Consejo Consultativo le confiere un carácter muy distinto. Los ex presidentes no han dejado de ser hombres políticos activos, todos son miembros del organismo dirigente del principal partido de oposición ARENA, el COENA. Es decir que Funes hace entrar por la ventana lo que los electores habían echado por la gran puerta.



De seguro el presidente repetirá que el Consejo Consultativo “es una pieza del dispositivo, que debe de ponernos en otra ruta, la democracia en un lado y el desarrollo en otro, son aspiraciones irrenunciables en nuestro gobierno. En los dos sentidos” el Consejo Consultativo “representa un paso concreto, para realizar esas aspiraciones en primer lugar, porque es una instancia de diálogo, de concertación, en la que las partes actúan en condiciones de igualdad, En segundo lugar, porque es un organismo idóneo para el intercambio de opiniones y propuestas en función del desarrollo nacional”. Funes lo dijo ya en aquella ocasión. Lo repetirá ahora.

Pero lo que no dirá el presidente son las motivaciones profundas para esta convocación, en la que Mauricio Funes rehabilita no sólo a los ex-presidentes, sino también el resultado de sus administraciones presidenciales. Digo que no dirá en su discurso sus motivaciones profundas. Pero todos sabemos y salta a la vista que este nuevo dispositivo es un paso más hacia la derecha y un abandono de sus críticas al pasado. Quiero recordar aquí lo que decía un miembro prominente del Consejo Económico y Social, José M. Tojeira, al comentar el discurso del presidente en el día de su toma de posesión. Al rector de la UCA le pareció bueno el discurso, bueno porque el nuevo presidente era lo que es, un hombre de principios éticos. Cito: “Los contenidos éticos de su discurso, sus promesas de luchar contra la pobreza y la exclusión, sus denuncias y compromisos en la lucha contra la corrupción nos alegran y satisfacen”.

El padre José M. Tojeira agrega un poco más abajo lo que sigue: “Mauricio hizo muy bien en desmarcarse claramente de los gobiernos anteriores. Su denuncia de la corrupción, la ineficiencia y el abandono de los pobres ha sido clara. Aunque si existen evidencias claras de corrupción, bueno será que a algunos de los corruptos de gobiernos pasados se les enjuicie, simplemente para que las denuncias no queden sólo, como es tradición entre nosotros, en pura palabra sin repercusión en el campo de la justicia. Mejor todavía ha sido la cita permanente de Monseñor Romero, no sólo en este discurso, sino en la visita matutina a la tumba y en otras muchas ocasiones. Es también poner el listón muy alto, pues querer gobernar según los sueños de Romero no es fácil para nadie. Y, por supuesto, tampoco para la izquierda. Pero citar a Romero ciertamente le honra a Mauricio”.

Pero Funes se apresuró a desmarcarse también del partido que lo llevó al poder. Funes arguyó falaciosamente en que es ahora el presidente de todos. Se trata de una falacia, pues esa evidencia constitucional, ni implica renunciar a su compromiso partidario, ni tampoco a ninguna de sus promesas electorales, incluyendo el combate y persecusión de los corruptos. Ligo esto con lo que ocurre ahora con la convocatoria del Consejo Consultativo pues es la coherente continuidad.

Este anclaje en la derecha de Funes lo denuncié durante su campaña, por lo que no tengo ningún escrúpulo volver a hacerlo hoy. No digo viraje, sino anclaje. Esto apareció desde el principio de su gobierno y en esta connivencia con la corrupción. A los pocos días de gobierno de Funes, todos lo recordamos, hubo denuncia de salarios de conveniencia y empleos fictivos para amigos, esposas y otras personas en la Administración. De nuevo José M. Tojeira se expresó en el Co-Latino: “En los últimos días se han publicado una serie de detalles de la administración pasada que muestran no sólo las irregularidades y compadrazgos con que funciona nuestra administración, sino el desparpajo con que se defienden los beneficiados de las corruptelas. Parientes de personalidades que cobraban en un lugar y trabajaban en otro se quedan tan tranquilos diciendo que eso es lo más normal del mundo y que no les interesa de dónde salían los fondos que retribuían su trabajo. El diputado médico ve como lo más normal tener un trabajo bien pagado en dos lugares simultáneamente, y a todo el mundillo político de ARENA le parece bien recibir de aquí y de allá”.

Funes no tardó tampoco en declarar que no le interesaba perseguir a los corruptos, sino que acabar con la corrupción. La idiotez de estas palabras saltan a la vista sin mayor esfuerzo mental. La corrupción es obra de los corruptos y la ley impone castigar a los delincuentes, no al delito. Señalo la estulticia lógica, porque la falta de ética es asunto de denunciarla.

No obstante el rector de la UCA agregaba algo que ahora resulta picante. Veamos pues: “El más sorprendente en todo este proceso ha sido el ex presidente Cristiani, y ahora Presidente de ARENA, que le dice a Mauricio Funes que no ande sacando cosas que a él también se le pueden mencionar irregularidades del pasado”. Además del “dando y dando” propuesto por Cristiani, resulta que entonces nuestro ex presidente aún no había cortado sus relaciones con Tony Saca (nuestro medio bachiller ex presidente) y entonces lo defendía. Luego fue ARENA de Cristiani la que acusó a Saca de desfalco de las arcas públicas y el que guardó silencio sobre esto fue Funes. Luego se ha hablado de un noviazgo político clandestino entre Saca y Funes.

Pero no creo que Funes esté haciendo todo este embrollo para entretener al gallinero de su circo presidencial. Lo que no podemos negar es que se trata de un paso más en su estrategia de “unidad nacional”. El mismo portavoz del FMLN, el diputado Lorenzana, dijo que el presidente era coherente con su política de “unidad nacional” al constituir este nuevo Consejo.

No hace mucho el presidente daba por descontado la futura presencia en su gobierno de ministros de la derecha, de ARENA o de GANA y en nada escandalosa esta presencia. Esto también Funes lo ubicaba en sus esfuerzos unitarios nacionales. Los únicos que se expresaron fueron algunos dirigentes de derecha, prudentes, declinaron los ofrecimientos. Tal vez no les pareció que el tamal estuviera muy bien amarrado.

El desgobierno pasado, el estancamiento del país, su retraso ya no son frutos de las administraciones dirigidas por Cristiani, Calderon, Flores y Saca, sino que obra de la mano peluda del maféfico destino del pueblo salvadoreño. El presidente que sabe que su política social es criticada hasta por la derecha, pues según el editorial de La Prensa Gráfica de este jueves, esa política tiene la “forma de programitas asistencialistas”. Sabe que el patronato se ha declarado en huelga de inversiones, alegando desconfianza. El origen de esta desconfianza es la presencia de ministros efemelenistas. El patronato se ha mostrado sordo y desatento a las propuestas de buenos servicios de José Luis Merino y de Medardo González, dirigentes del FMLN.

El mismo Funes invitó a los patrones a perder el miedo por el FMLN, a abandonar el dogmatismo de los dirigentes de la ANEP, les sugirió que se entrevistaran con los dirigentes del FMLN. Incluso llegó a ponerse de ejemplo, él mismo les dijo que se había reunido con ellos, que había negociado. Tal es la distancia que lo separa del partido que lo llevó al poder, que tuvo que reunirse para recobrar su confianza en los que se le entregaron con manos y pies amarrados. Pero ni este ejemplo de Funes, ni sus regaños (el citado editorialista de La Prensa dice: “actitudes calenturientas”), hacen mella en el patronato. Funes intenta entonces este abracadabra para que los ex presidentes rehabilitados, acompañados de los dirigentes de todos los partidos legalmente reconocidos, puedan ingeniarse una “movida” que les dé resultados.

El objetivo es dejar sentado que un gobierno de izquierda es incapaz de resolver los problemas del país, que es necesario tornarse hacia los que saben, a los que tienen experiencia, a la derecha. Y ahora todas las promesas seguirán como promesas. La opción transformadara queda en estas circunstancias desacreditada. Desacreditada por el "candidato del cambio" y su política, desacreditada por el partido que se prestó a este embuste, el FMLN. Este Consejo Consultativo tiene como misión cerrar la ventana que se había abierto.

Dos pues son las jugadas de Funes con este Consejo Consultativo, primero preparar el consenso para un gobierno de “unidad nacional” con ministros de derecha, tal vez con algunos del FMLN y segundo, presentar como imposible una política de transformación.

Carlos Abrego

REENVIA A TUS CONTACTOS - IMPRIME - COMPARTE - HAZ PATRIA - COPYLEFT SI SE MENCIONA LA FUENTE

6 comentarios:

  1. Anónimo11:07 a. m.

    El Sr. presidente Funes sigue manejando a su antojo y con prepotencia el destino de todos los Salvadoreños,con arrogancia se pregunta para que consultarnos???... si todos son unos inutiles!!!...Si el es el feje caporal de estos indios ignorantes!!!... El único ilustre Ciudadano de este país es el y el de mas conocimientos, no necesita ayuda de ningun miembro de esta tribu ni pedirle permiso a nadie para presentar nuevas soluciones económicas en donde los intereses de la clase dominante no se pongan en peligro...Nosotros los hombres de apie no debemos de sorprendernos por esas ideas spicoticas disparatadas del presidente,ademas el se siente bonito y sus ojos los tiene puestos en el taparrabo que nos cubre la mitad del cuerpo,pendiente de ver si totabia nos queda algo de los huevos de aquella epoca... Esta apostando a que los gritos de guerra de los que bajamos de los cerros solo sean lamentos individuales dispersos!!!... Calma presidente!!!... La sucia jugarreta que esta impulsando la esta haciendo desde la plataforma de un tanque de polvora!!!... Que se llama Consejo Consultivo...Cuidado!!!... La sagacidad tiene un limite!!!... La inteligencia y el conocimiento colectiva de esta tribu esta aquí y usted bien lo sabe!!!... O ya se le olvido; le voy a recordar entonces???... Cuando los tiempos de la guerra, nosotros nos atrincheramos en los pocos cerros de este país y desde ahí arrinconamos a los poderosos explotadores de este país, o es que ya lo olvido???... Nuestra única arma era la sabiduria colectiva ,la voluntad popular y decision de terminar con las injusticias sociales en contra de este pueblo...Para ese entonces usted solo era un simple reportero de algunos medios de comunicación plegados a la ideología de la derecha y usted Sr. Presidente Funes nos tenia que pedir permiso para entrevistarnos y sacarse la foto con nosotros!!!... Saludos Valientes Trompudos...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:29 p. m.

    esta bien claro de parte de funes ante la falta de protagonismo de la izquierda (cupula) en esta coyuntura importante,hacer ver como dice carlos abrego ante el pueblo. si existe un gobierno de izquierda que simplemente administra los negocios de la derecha ,pues porque no sigue la derecha gobernando si ahi esta el verdadero poder y ellos no necesitan intermediarios la ANEP Y COENA.
    La terrible mudez del remedo de izquierda actual pudiera parecer una estrategia para ellos en no inmiscuirse en la cosa publica,para dar un aire de potabilidad y gobernabilidad ala derecha,si fuera asi ,es una estupidez de parte de una izquierda historica (que fue)que viene de utilizar la estrategia de una forma unica en latinoamerica para derrotar los proyectos militares y politicos de aquel entonces..donde quedo la mistica de lucha que nos caracterizo?.se siguen despreciando las escuelas de formacion politica para los militantes ,aunque dadas las circunstancias son los actuales dirigentes los que necesitan ese tipo de formacion politica,no me extranaria que los actuales ideologos de derecha tambien le esten dando ese servicio alos dirigentes del frente,hablo del pollo samayoa que debajo de agua siempre les expuso a algunos dirigentes que la forma mas viable para esta izquierda era la social democracia por lo visto asi ha sido.simplemente no tenemos el desarrollo intelectual para echar adelante ningun sistema social.simplemente se han plegado al sistema existente.y es mas comodo administrar negocios de la derecha en detrimento del pueblo que espero mucho de un gobierno diferente..

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8:51 a. m.

    Funes y los dizque REVOLUCIONARIOS de pacotilla hoy dan asco, son los mas odiados por el pueblo por la gran farsa en que se convirtió el tan anhelado cambio para nuestro sufrido pueblo, con esto FUNES lo que le esta diciendo al FMLN es "yo no necesito ya de ustedes entiendan" y el bruto de Medardo ahi andaba el viernes de sovaleva.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9:23 p. m.

    Claro que funesto ha hecho todo lo que se ha dicho aquí, ¿pero donde dejan a sus minishtros? Todos a cual mas incapaz, ignorante y vendido. Por eso cuando llegaron no quitaron a la gente de arena y la dejaron contra viento y marea, ahora los que corren peligro son la gente que apoyo al frente en su momento y la ley del servicio civil que aprobo la asamblea no se aplica en los ministerios, esto fue para evitar que los areneros se fueran `pero ahora serviría para que la gente que voto por el frente no sea despedida. Debería alguien de exijir su cumplimiento ya que los ministros no la aplican, al menos hay que evitar que quiten a esa gente que apoyo al funesto en su momento, aunque tambien por mala suerte le salven el trasero a los areneros.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:33 a. m.

    las declaraciones brillantes de medardo al salir de la reunion "BIEN ES SABIDO POR TODOS QUE VIVEN EN LOS ESTADOS UNIDOS UN TERCIO DE LA POBLACION DE EL SALVADOR, POR LO QUE EL TEMA MIGRATORIO ES IMPORTANTE A TRATAR EN LA VISITA"
    GRACIAS MEDARDO, no sabia que su aporte era tan enorme, gracias por aportar lo que ya sabemos, para decir esas cosas no los necesitabamos en el poder, eso lo puede decir uno de arena, o del pcn o peor del pdc, lastima el frente con semejante dirigencia...

    ResponderEliminar
  6. Anónimo10:19 p. m.

    El FMLN duplicado del PRI Mexicano.
    y hay que ver hasta donde han llevado a es pais dichos revolucionarios de pacotilla
    Que se venden como mercancia
    al mejor postor para satisfacer
    sus intereses propios,

    ResponderEliminar