5 de noviembre de 2009

Presidente Funes: usted debe gobernar sin ceder a presiones políticas de la oligarquía


Preocupado por no gobernar desde una rigidez implacable,  usted tiende, más bien, a la conciliación con todos. Las realidades nacionales, presidente Funes, se lo repetimos desde esta humilde tribuna, le van demostrando una y otra vez  que conciliar el hambre con la riqueza, puede ser, a lo sumo, una hermosa utopía... pero ya sabemos que no hay tal lugar!

Presidente Funes: usted debe acercarse y dialogar más con  los dirigentes y  las bases del FMLN, con los sindicatos, con las cooperativas. El verdadero apoyo, la lealtad y la dignidad vendrán siempre del pueblo. Es una máxima, un axioma nunca desmentido por los grandes estadistas a través de la Historia.

Las pretendidas reformas al sistema fiscal han producido los ataques más virulentos y el encrespamiento insolente de las clases poderosas del país. Ya ni siquiera necesitan que usted anuncie tímidas medidas que eventualmente "lesionarán" sus intereses, les basta con una simple exhortación, pongamos por caso, para una prudente revisión de los precios de los medicamentos (cuando la Asamblea Legislativa todavía no conoce el proyecto para una Ley de Medicamentos), para que la Cámara de Comercio, la Asociación Salvadoreña de Industriales, la Asociación Nacional de la Empresa Privada y todos los mecanismos de control de la oligarquía, salgan en “defensa de sus derechos”.

Se llega a los extremos de mentir, de falsificar los datos, de  esgrimir verdades a medias, como bien dijo el ministro de hacienda, por cierto un hombre muy cerca de los capitalistas salvadoreños. Los grandes empresarios no están de acuerdo con ningún tipo de reforma, aunque cínicamente declaren en los medios de difusión que “apoyan el combate a la evasión y elusión fiscal, así como al contrabando y medidas efectivas contra la corrupción”. Nos parece que los barones de la industria y el comercio, tanto como los dirigentes de Arena y toda la jauría agrupada en el espectro de la derecha, dan un deplorable espectáculo de miopía política, pues usted, como mandatario de la república, no es un hombre que aliente las “luchas revolucionarias”, más bien trata de hacer cosas que no afecten a tirios ni troyanos.

A quién pretenden engañar con sus lágrimas de cocodrilo? Para esta gente, el mercado es sagrado e intocable. La propiedad privada mientras más grande sea es mejor, según sus intereses mezquinos. Quieren seguir haciendo negocios sin control, ampliando sus fábricas, obteniendo exorbitantes ganancias por medio de la colusión y la evasión de impuertos, pero sin intervenciones enojosas del gobierno. Y como tienen los medios de propaganda para que esto así sea, acuden entonces a la provocación, a las campañas mediáticas, a los rumores, a las amenazas, etc.

Desgraciadamente, los cinco meses que usted, presidente, lleva en el gobierno, son prueba de que su estilo político suscita y favorece estas actitudes, que en las actuales circunstancias, cuando está en el debate la revisión fiscal, se internaron en el camino de la insolencia. Preocupado por no gobernar desde una rigidez implacable, tiende, más bien, a la conciliación con todos. Las realidades nacionales, presidente Funes, se lo repetimos desde esta humilde tribuna, le van demostrando una y otra vez  que conciliar el hambre con la riqueza, puede ser, a lo sumo, una hermosa utopía; pero ya sabemos que no hay tal lugar.

En su gobierno se ha dado la desagradable paradoja de perseguir noblemente la paz, mediante acciones contra la delincuencia común, un tanto menos contra el crimen organizado, y suscitar, en cambio, las poses airadas de los sectores oligárquicos. Su ánimo conciliador, querido presidente, lo conduce a vacilaciones y sorprendentes cambios de actitud que, como es natural, aprovechan tirios y troyanos para llevar el agua a su particular molino.

Las consecuencias no invitan ni al entusiasmo ni al optimismo, como se lo hemos dicho en anteriores comentarios. Tiene, para el caso, la desautorización a la decisión política de su partido, el FMLN, de producir cambios urgentes como necesarios en la Asamblea Legislativa, no sólo como un paso histórico, sino que atendiendo la voluntad del pueblo salvadoreño expresada en las urnas electorales, al concederle mayoría de diputados y, posteriormente, eligiéndolo a usted como presidente de la república.

Uno añadiría que los ciudadanos, ante las graves provocaciones al poder público, hicieran a éste reaccionar de manera firme, enérgica y sin titubeos. Es evidente que una vez comprobada la imposibilidad de conciliar intereses en pugna, el camino a seguir no parece ser otro que el de la elección: elegir entre las necesidades de las mayorías poblacionales o ceder a las presiones de los sectores económicamente poderosos del país.

Usted, como periodista que es, debe saber que en 1977 el entonces presidente de la república, coronel Arturo Armando Molina, intentó, con previa aprobación de los Estados Unidos, impulsar una tímida reforma agraria, y hasta se dio “el lujo” de pronunciar aquella famosa frase “ni un paso atrás”; pero bastó que la oligarquía presionara un poco para que los cambios anunciados en materia agraria se quedaran en el “limbo” o en las mismas gavetas de los que ilusamente creyeron en pajaritos preñados. Los acontecimientos posteriores ya todos los conocemos y los sufrimos.

Nosotros estamos de acuerdo que el proyecto de “revisión” o “reformas” al sistema fiscal deben ser consultado con las distintas fuerzas vivas del país, pero nunca aceptar chantajes. Una cosa es el dialogo y la concertación, otra muy distinta es plegarse a intereses económicos o permitir presiones. Es rasgo de una política tan conciliadora dar por resueltos problemas que nada más quedan pendientes.

En estos días la población recuerda que durante la campaña electoral, usted se comprometió llevar a los tribunales a los evasores de impuestos, a los ex funcionarios areneros corruptos y a los contrabandistas. Es decir, son casos públicos que todavía no han sido resueltos. La política que comentamos nos lleva a pensar que la escisión de diputados del partido Arena “resuelve” agudas contradicciones entre oligarcas insolentes, dirigentes políticos y militantes desesperados. Pero, suscitará, al contrario, mayores inconformidades.

Estamos de acuerdo en que la remoción de un “antiguo” funcionario, por más capaz y eficiente que sea, como dijo el ministro Humberto Centeno, puede ser el principio de un proceso tendiente a mejorar aires políticos llenos de smog de corrupción y de violencia verbal. Pero es sólo un paso.

Remover antiguos embajadores y cónsules, así como otros funcionarios del servicio diplomático, gerentes y mandos medios en el aparato gubernamental, esa tarea está aún pendiente. Es un proceso no sólo de “limpieza” sino un signo de democratización y de prestar atención a los reclamos populares. Esta tarea debe seguir.

Pero la esencial tarea, promesa medular de su campana política, señor presidente Funes, como todos los salvadoreños sabemos, es la investigación, captura y eventual juicio de quienes resulten responsables, como dicho está, de delitos de corrupción que en veinte años de infames regímenes areneros, conmovieron a la opinión pública nacional.

La revisión fiscal, para el caso, no debe limitarse a un “de aquí en adelante”, sino comenzar con los listados de empresas y personas naturales que han cometido ilícitos. Para ello la ley contempla dos salidas: la devolución de lo defraudado al fisco o la cárcel. No hay vuelta de hoja.

Todos los esfuerzos que usted hace, señor presidente, para entregar vivienda a familias en extrema pobreza, fondos y medios para trabajar a familias campesinas y urbanas en pobreza extrema, el Seguro Universal de Salud, la entrega de paquetes escolares, zapatos y uniformes a los escolares, el vaso de leche, así como títulos de propiedad de parcelas agrícolas, son bien vistos y hasta sinceramente aplaudidos y festejados por el pueblo que lo eligió; pero si muchos de esos esfuerzos sólo se quedan en su primera fase o en declaraciones líricas y demagógicas de sus funcionarios, el engranaje de la peculiar política volverá a moverse con los obvios resultados de impaciencias que pueden desembocar en inconformidades y desagradables efectos en las próximas elecciones para diputados y concejos municipales.

La capacidad política de los “nuevos funcionarios” se nos irá dando con el transcurrir de los meses, con proyectos y obras efectivas. Para empezar, con la puesta en marcha de los cambios anunciados en el sistema fiscal; desde luego, la urgente remoción de ex-funcionarios areneros es también necesaria para resolver el problema de lealtad y eficiencia en el aparato público. Como hemos señalado, se limpiará un poco el contaminado aire político salvadoreño, cuando se vaya viendo, si es que se ve, que se intenta encarar el problema en su conjunto y que se buscan a fondo y en serio soluciones adecuadas para que haya un mínimo de tranquilidad en la sociedad salvadoreña.

Nadie tendrá la impertinencia de afirmar que gobernar es fácil, sobre todo en el caso de usted, heredero de viejas injusticias agravadas. Pero empeñarse en caminar al filo de la navaja, puede resultar que no se camine en absoluto. Un mandatario debe acercarse más a su partido, dialogar permanentemente con sus dirigentes y con las bases. Desdeñar los cantos de sirena, sobre todo esos halagos que buscan endulzar sus oídos, pues cínicamente son pronunciados por políticos desprestigiados como Rodolfo Parker del PDC y diputados de Arena.

Están, desde luego, las palabras y frases provenientes de los directivos de las cúpulas empresariales y de los organismos de “reflexión” de la oligarquía. El mayor respaldo a sus difíciles decisiones, como presidente de la república, las obtendrá tanto de su partido como de las mayorías poblacionales; esas que, en un hecho histórico, lo llevaron como jefe máximo del Ejecutivo y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.

Pocote

REENVIA - IMPRIME - COMPARTE - HAZ PATRIA - COPYLEFT SI SE MENCIONA LA FUENTE

17 comentarios:

  1. Anónimo9:39 a. m.

    presidente Funes si usted quiere diferenciarse de las administraciones areneras y llevar a cabo el anhelo de cambio entonces: no ceda a los chantajes de la oligarquia empresarial, asi de simple

    si lo hace entonces lamentablemente no habra cambio alguno

    a todo lo que sea pagar la oligarquia empresarial siempre dira que no

    entonces necesitamos un lider, que no ceda ante los chatajes como hizo ARENA siempre, necetimos un presidente que sepa que el manda ¿sera usted todavia presidente funes?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:47 a. m.

    ya es tiempo que Funes sea claro y se defina con el pueblo: si va a seguir con medidas y tratos areneros o va a ser el presidente que El Salvador necesita

    los presidentes suramericanos como Evo Morales, Correa, Chavez, Tabare y hasta el mismo Lula han cambiado radicalmente sus pais en bien del pueblo, no cedieron ante la oligarquia y se atrevieron

    incluso presidentes derechistas como Uribe y hasta el millonario Martinelli de Panama quien en solo 3 meses que lleva en el cargo ya topo a los millonarios y ricos de su pais

    ¿y en El Salvador? tenemos un presidente que no se define, que tiene miedo de quedar mal, se ve debil pues

    Funes el pueblo si no ve las cosas claras simplemente te va a desacreditar

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:55 a. m.

    exelente articulo, felicidades ni yo lo puede decir mejor

    creo que a Funes la oligaquia feudalista empresarial ya le midio el pulso y como no vieron amenaza a sus intereses, pues tienen luz verde para hacer y deshacer.

    presidente Funes eso de conciliar con unos y otros sin estar de ningun lado pues no es viable, hasta los mismos areneros se definieron desde el principio.

    lo que me preocupa que sus ambiguedades, medias tintas e intrepretaciones que dejan sus declaraciones van a afectar gravemente al FMLN en las proximas elecciones.

    con todo respeto ya es tiempo de dejar de llorar por el estado saquedo y por lo que hiizo ARENA, definase si va a seguir igual o va a transformar el pais

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:17 a. m.

    No hay que gastar energía apelando a la buena voluntad de Funes.Funes ya sabemos con quienes está alineado. Esas energías hay que usarlas en impulsar el movimiento popular que está ausente. Está de espectador.

    Según comentarios, como el estilo de este gobierno es el silencio, uno de los rumores que circulan es que en la reforma fiscal se propone aumentar el IVA, además de "expandir" los impuestos agregando que los meseros paguen impuestos por la propina que reciben. El ministro de hacienda, funes y compañia en lugar que los ricos evasores de impuestos paguen, están proponiendo impuestos a los mismos de siempre. Por ello hay que sacudir al movimiento social para que se haga sentir en sus demandas.

    La luna de miel con mauricio funes ya terminó.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:35 a. m.

    Buen desarrollo de tema.

    Quisiera preguntar por qué no tienen el enlace de salvadorenos en el mundo?

    Bueno, saludes.

    ResponderEliminar
  6. Anonimo:

    Nunca pondremos en nuestra página el enlace hacia un sitio donde se critica al nuevo gobierno, no por los posibles errores que cometa, sino por la dizque "falta de atención hacia los salvadorenos en el extranjero" -léase no ofrecer puestos gubernamentales que la gente de salvadorenos en el mundo tanto desea-.

    Es escandaloso.

    Tampoco pondremos un enlace hacia un blog donde se publican a profusión "análisis" de gente tan despreciable como Joaquin Villalobos y companía.

    Estamos bien así.

    Gracias por su visita.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo12:01 p. m.

    Incluso hasta el embajador gringo les dijo un día: "Paguen sus impuestos".

    La verdad es que no los pagarán, la evasión fiscal continuará. Entonces el gobierno se las va a desquitar con todos nosotros: se le aumentará al IVA porque de algún lugar tiene Funes que sacar la plata para los proyectos del nuevo gobierno.

    Así están las cosas en esta hacienda.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo1:55 p. m.

    SEÑORES: ESTE GOBIERNO TIENE FALTA DE IDENTIDAD Y NO SE LE VE RUMBO A
    DESENMASACARAR A LOS LADRONES ARENARCOS QUE SAQUEARON EL PAIS DESDE EL 15 DE SEPT DE 1821.
    PORQUE ANTES NO ERAN ARENARCOS SINO LOS MISMOS OLIGARCAS DE SIEMPRE COMO HOY. SE VE UNA CLARA AMBIGUEDAD Y MIEDO EN EL GOBIERNO DE FUNES, MIEDO DE TOCAR A LOS GRANDES INTERESES ECONÓMICOS DE LOS MULTIMILLONARIOS DE ESTE PAIS, ( LÉASE COENA Y SECUACES ). SINEMBARGO EN ESTE MOMENTO DEBE SACARSE RAJA POLITICA DE LA AUTODES
    TRUCCION DE LOS ARENARCOS Y SU PARTIDO Y APROVECHAR PARA HACER DENUNCIAS CONCRETAS CONTRA TODOS LOS FUNCIONARIOS ARENEROS QUE DESFALCARON AL PAIS EN LOS ULTIMOS 20 AÑOS. HE DICHO !!

    ResponderEliminar
  9. Anónimo2:02 p. m.

    Hoy desmintio al ministro del medio ambiente, asi que, qué piensan ustedes?
    No creo que no se den cuenta aún de que nos dieron atol con el dedo.
    Este pais seguira igual y no será porque no votamos sino porque votamos por alguien que nos engaño diciendo que tenia los 2 kiwis bien puestos pero en realidad son sólo dos algodoncitos.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo4:05 p. m.

    Hay que tener paciencia tambien. ¿Será que todo lo queremos servidito en cuchara y si es posible que nos muevan la quijada???

    ResponderEliminar
  11. Anónimo5:02 p. m.

    Y que más esperan de Mauricio, el ya decidió de que lado está. Suave con los oligarcas y soberbio con quienes lo elegimos. Esperen al final de su mandato que ya vendrá nuevamente a pedirnos su apoyo cuando estos mismos oligarcas lo tengan contra la pared. Al menos yo esperaba más de él, sé que es dificil gobernar en estas condiciones, pero al ver sus actuaciones uno se decepciona de lo que elegimos.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo5:51 p. m.

    puta ya dejen a funes trabajar tranquilamente. funes esta haciendo un excelente trabajo como presidente y sin duda es el mejor presidente que hemos tenido en toda la historia. no se enganen porque funes no es un populista o un izquierdista ortodoxo...es mas bien una persona de izquierda, moderado y con gran sentido comun. y eso es bueno, porque este gobierno tiene que ser uno de unidad nacional y no der rencillas y venganzas. funes tiene un gran equipo de trabajo que sabe lo que hace y sabe que es lo mejor para el pais. demosle tiempo, paciencia y apoyo a funes que ya veran que en cinco anos de gobierno suyo se veran grandes diferencias y cambios que nunca se dieron durante los 20 anos de arena. recuerden tambien que funes no es del fmln, sino que el independientemente hizo una alianza politica estrategica con el fmln, y funciono, y tambien el fmln se esta beneficiando muchisimo de haber ganado las elecciones. hoy lo que tiene que hacer el fmln es solidificarce aun mas y respaldar a funes al 100% en la asamblea. recordemos que si funes triunfa, todos triunfamos porque las mejorias son de todo el pais. ya dejen de lloriquear y dejen a arena en paz que ellos solos se estan deshaciendo y cavando su propia tumba. el dia llegara en que arena se disuelva y desaparezca, libre de ustedes hacerle tanto murmullo. mejor dediquense a darle apoyo moral al gobierno del cambio que estan impulsando mauricio funes respaldado por la bancada en la asamblea del fmln. feliz dia.

    ResponderEliminar
  13. monica.-6:35 p. m.

    Mauricio Funes solo a los mas pobres les habla con fuerza cuando les dice a los del chaparral que la preza se hara, sin importarle la suerte que estos pobres olvidados por siempre y recordados solo para hacerles estas vajezas sufran por este acto criminal; con los ricos ladrones aprovechados del sufrir del pueblo a esos los anda chineando ya que se pone como gelatina del miedo.
    Ya ves Mauricito Funes, que cuando las cosas se hacen bien desde un principio todo marcha bien, pero tu.....comenzastes empeñandote con los oligarcas mafiosos de los Salume, existiran mas???? y entonces tus promesas con el pueblo...solo fue un engaño, una trampa para escalar a lo que tanto deseabas....ser el presidente, y....para que o para quienes???!!!

    ResponderEliminar
  14. Anónimo12:10 a. m.

    Es ue cuando la historia no se cuenta, se vulve a tropezar con la misma piedra, en las esculas se deberia contar la verdadesra historia del porque de las guerras y muertes en el salvador, como el ejercito toda su existencia a sido un instrumento de los poderoso, y eso funes, lo sabe a la perfeccion, cuando andubo de reportero en las montañas, hoy vuelven a darle el mismo poder, y eso es musica para arena y para la oligarquia nacional e internacional, pues saben que ese aparato es corruptible, con ofrecerle unos cuantos millonsito, vendem la sangre de sus paises, por eso se dice que no ha cambiado nada, por que estructuralmente, aqui sigue gobernando arena y mauricio ya les ahuevo, para la proxima se necesita una persona comprometida con un proyecto real de cambio y eso esta a la vuelta de la esquina.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo8:37 a. m.

    Yo creo que funes no hara nada de lo que aqui estan pidiendo los comentaristas a todo vuelo. No se puede cambiar la situacion en un periodo de gobierno. Algo asi como no le podes pedir a un cipote de 6 meses de edad correr a la calle. Creo que mas bien estamos en una transicion y que lo que debemos buscar es fortalecernos como un pueblo que quiere dar los primeros pasos hacia una democracia real y de alli al socialismo. Si nuestros nietos van a ver los resultados a plenitud, que asi sea. El FMLN llevo a funes a la presidencia porque no estaba seguro de ganar con un candidato de ellos mismos y lograron vencer. Funes asi mismo llevo al FMLN a la presidencia. Es esto muy dificil de entender? Si dejamos de exigir imposibles y si trabajamos duro soportando a funes en todo lo que el necesite para gobernar y superar los tropiezos inmensos que una sociedad atribulada y enferma como la nuestra - que no ha tenido un tan solo dia de descanso por decadas si no siglos - encuentra dia con dia, podemos ir pensando en ganar las siguientes elecciones, ya con un candidato del FMLN probablemente. Por el momento no le pidamos peras al olmo. saludos

    ResponderEliminar
  16. Anónimo10:20 a. m.

    atol con el dedo sin duda yo y muchos ya perdimos las esperanzas pues la cosa no se ve clara

    pero ya vendra funes a pedirle perdon a la militancia verdadera del FMLN (quien realmente lo puso en el poder) por su soberbia, humillaciones y desplantes

    aunque no les guste a los indefinidos que nos llaman "radicales" u "ortodoxos" al menos nosotros tenemos claro lo que somos no andamos con "moderaciones" y otras fantochadas

    ResponderEliminar
  17. Anónimo9:10 a. m.

    Dios quiera que la oligarquia diabolica no le vaya a torcer el brazo a nuestro querido president funes, necesitamos que el gobierno del cambio defienda los intereses del pobre. si esto sucede nos tendremos que esperar 5 años para que el fmln lleve otro gobierno y logremos por fin la paz la justicia social, la distribucion de la riqueza entre el pueblo, el socialismo y quiza a sigfrido reyes como presidente o quiza oscar ortiz o alguien que de verdad vele por las mayorias.

    ResponderEliminar