21 de enero de 2012

Rehabilitación de los ejércitos del area centroamericana: una necesidad del Plan Colombia para Centroamérica.

América Central está viviendo un alarmante proceso de militarización. Así lo revela un informe sobre derechos humanos y conflictividad social. El equipo de monitoreo y análisis de derechos humanos en Centroamérica, que presentó el documento, constata que las Fuerzas Armadas en varios países volvieron a ser la institución que comete más infracciones de los derechos humanos. Y eso que la criminalidad de los cárteles también está en el auge.

Se recalca que la militarización se aprovecha de leyes antiterroristas, de los planes de "tolerancia cero", que son capaces de convertir a cada transeúnte en sospechoso. La tendencia se expresa no solo en una creciente involucración de los Ejércitos nacionales en los asuntos civiles, sino también en la presencia de bases y efectivos de Estados Unidos en territorios de Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y también, más allá de la región, en México y Colombia.

A juicio del analista político salvadoreño Roberto Cañas, “una vez instalada, la base militar puede servir para cualquier cosa”. Solo en principio las bases se instalan para monitorear y perseguir el tráfico de drogas, dice él. “De ser presentemente libres en términos de soberanía, pueden criminalizar la lucha de los movimientos sociales”.

Cañas ve en esta presencia castrense un peligro para la lucha social y para la paz interna, como en El Salvador, conseguida hace dos décadas. Explica también las causas que conllevan la constante violación de los derechos humanos por esta fuerza: “Las funciones de la Fuerza Armada son únicamente la defensa de la integridad del territorio de los países centroamericanos y la soberanía -recalca- y no están para cumplir funciones de patrulla en las calles y captura de delincuentes, porque no están entrenados para ello”.

 

REENVIA A TUS CONTACTOS - IMPRIME - COMPARTE - HAZ PATRIA - COPYLEFT SI SE MENCIONA LA FUENTE ***SIGUENOS CON TU CELULAR!***

3 comentarios:

  1. Anónimo10:06 a. m.

    El Salvador es un país ocupado por el imperio y es mas nos gusta vivir alla en Los Estados unidos, las filas de personas que se hacen en la embajada gringa no son solo para ir a solicitar visa para viajar a USA, los mas trabajan de coleros y justifican su trabajo de esa manera,muchos de estos son informantes los cuales van a dar el reporte semanal a sus jefes del imperio...Para que preocuparnos si estamos usando su moneda, vivimos la vida loca de los gringos y ahora a esta generación le gusta mas el big mag que la pupusa... La economía y el mercado local esta dominado por extranjeros made in usa, aquí siempre hubo "tolerancia cero" somos bien "tontos". Los matones burgueses de derecha de siempre nos domésticaron!!!... En realidad solo hemos sido LIBRES!!!...Los veite años que duro la guerra...En la actualidad la cúpula complice de la burguesia hace el papel de esbirros en contra de este pueblo y son obedientes a las líneas del imperio yanky...De quienes nos tenemos que cuidar es de los matones de la cúpula del fmln de las maras salvadoreñas,del FUSADES,del torturador General Payés y sus soldados titireteros, esos son el enemigo fundamental!!!... Nos hacen daño la gente ve esperanza en las tropas invasoras ven aquí una luz al final del tunel!!!...Como hemos quedado de hechos mierda compas después de 20 años de la vil traición al pueblo en Chapultepex Mexico, los comandantes burgueses entregarón el avance de la sociedad alcanzado por la via de la lucha armada y este esfuerzo fue entregado a cambio de las migajas electoreras de un pedazo del pastel político a esos cúpuleros corruptos... Saludos trompudos, el que tenga miedo que no salga de noche y que no le sea infiel a su mujer!!!...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:51 a. m.

    Bueno como todos los articulos trompudillos.
    Quisas sin hablar tanta paja es revisar nuestra actitud como personas creyente en los cambios hacia una nueva sociedad que ya esta en camino.
    El poder de los pueblos cuando depiertan es inmenso y nadie lo detiene,ni ejercitos ni dictaduras

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:40 a. m.

    De acuerdo con todo, pero
    ¿Paz Interna? Aquí no hay paz, con soldados en las calles o sin ellos.

    ResponderEliminar