26 de enero de 2012

El Salvador: Militarización de la crisis.

Crisis histórica es la que sufre El Salvador, caracterizada por el agotamiento de un Estado oligárquico, de un modelo económico, de un determinado poder político y de una clase dominante. No es muy frecuente que esta conjunción de quiebres se presente en un país, a menos que las soluciones o los abordajes se posterguen o se impidan una y otra vez, como ha ocurrido en nuestra historia. La guerra de 20 años fue una respuesta a esta crisis y resultó fundamental para terminar con la dictadura militar de derecha establecida en el marco de los acontecimientos ocurridos en 1932.

De resultas de esta guerra es que el Artículo 212 de la Constitución estableció que “la Fuerza Armada tiene por misión la defensa de la soberanía del Estado y de la integridad del territorio”. En este texto está concentrado el fin de la Fuerza Armada como clase gobernante, siendo ésta la función que desempeñó la institución desde los años 32 del siglo pasado.

Los acuerdos de paz dejaron una nueva conformación del poder político al separar la fusión de la defensa y la seguridad pública, y al otorgar dos misiones específicas a la Fuerza Armada: la defensa de la soberanía y de la integridad territorial; en tanto que la seguridad pública es otorgada a la Policía Nacional Civil. El énfasis puesto en la separación de estas dos instituciones expresa el afán de superar el momento histórico en que Policía y Fuerza Armada se fundieron en un solo cuerpo represivo para ahogar en sangre cualquier tipo de protesta. Dicha separación es, probablemente, la conquista más trascendental lograda con la guerra de 20 años y contenida en los acuerdos políticos.
La crisis que propició el estallido de la guerra no fue superada durante los 20 años que han seguido al gran enfrentamiento. Es más, en estos momentos el país vive una crisis mayor que aquella que generó la guerra, toda vez que hoy contiene la crisis planetaria del capitalismo planetario y las consecuencias del brutal neoliberalismo aplicado en El Salvador en estos 20 años. Así, de nuevo nos enfrentamos a una situación donde hay varios caminos establecidos para afrontar lo que hemos llamado "crisis histórica".

Como siempre ocurre, es en los momentos de crisis cuando aparecen consabidas soluciones militares que buscan beneficiarse de los desajustes críticos de la realidad, y son precisamente estos momentos en los que, casi invariablemente, se usan a las Fuerzas Armadas como fuerzas de choque y de primera línea para imponer una determinada solución. Aquí no estamos descubriendo nada nuevo porque las Fuerzas Armadas se establecen precisamente para garantizar que un determinado orden continúe inalterable, o para impedir que el desorden amenace el orden y establezca uno nuevo. Para eso sirven, precisamente, las Fuerzas Armadas. No conviene olvidar que soberanía es, justamente, el poder absoluto, permanente, ilimitado, del Estado. Este es el poder que las Fuerzas Armadas tienen la misión de defender.

El Artículo 159 de la Constitución establece que defensa nacional y seguridad pública estarán adscritas a ministerios diferentes y que la PNC será un cuerpo profesional e independiente de la Fuerza Armada. Esto quiere decir que no dependerá de las Fuerzas Armadas en ninguna de sus actividades para no repetir le nefasta experiencia ya conocida. Pese a la total claridad del texto constitucional, ya se inició el proceso político que en el marco de la actual crisis lleva un retorno al pasado. Con ceguera total y con una impresionante necedad histórica, el actual Presidente Funes asume, impertérrito, la responsabilidad de la militarización de la crisis del país.

Observemos que el proceso ha empezado en el terreno de la seguridad pública y esto facilita la comprensión porque se trata de una especie de abrazo institucional en donde la Fuerza Armada pasa a controlar, por vía legal, una función que no le corresponde. Por esto mismo, el nuevo ministro de seguridad significa el control de la FAES sobre la seguridad pública y sobre la PNC. Cualquier observador medianamente agudo se dará cuenta que en ninguna circunstancia puede entenderse al nuevo ministro sin la Fuerza Armada. El proceso de reversión histórica luce iniciado en el país, y, una vez más, nos encontramos ante una Fuerza Armada controlando la seguridad pública.

Aquel gobierno que se levantó despertando las mayores esperanzas de las mayorías, y con las banderas de ser de izquierda, ha resultado ser el encargado de impulsar el país hacia un pasado que se suponía superado. Todo el proceso político salvadoreño debe registrar este hecho y debe incorporarlo en su reflexión para asumir, entre otras cosas, las responsabilidades históricas correspondientes.

Dagoberto Gutiérrez

REENVIA A TUS CONTACTOS - IMPRIME - COMPARTE - HAZ PATRIA - COPYLEFT SI SE MENCIONA LA FUENTE ***SIGUENOS CON TU CELULAR!***

5 comentarios:

  1. Anónimo2:26 p. m.

    El Salvador esta descompuesto se encuentra en estado de putrefacción los buitres de la política se disputan la mejor presa del pastel del estado, estan profunda la pelea entre las alimañas que se olvidaron del resto de los mortales y se dedicaron a robar, hombres que hace veite años atras, eran la esperanza de este país han terminado sacando el burgués que siempre han denido por dentro. Esos ex combatientes que hicieron soñar a la gente por ahí caminan sin destino ni rumbo son seres anónimos dignos, seres humanos que no han claudicado pero que guardan resentimiento en contra de los comandantes destartalados de la cúpula del fmln, esta gente es la reserva moral de la patria!!!... Los que nunca se han vendido ni pactaron ningún tipo de compromiso, los que le han dicho no al enemigo interno lacayos del los yanki. Los culeros cúpuleros del fmln,s.a. tienen miedo de sus ex compañeros de lucha y prefieren que los enemigos de hace 20 años los asesinos guardias mataniños del Mozote los cuiden de su nuevo rol de pequeños burguéses, son cobardes apatridas ahora le tienen miedo a los mareros!!!...Le piden al General Funes que los proteja de los delincuentes malos ya que ellos los de la cúpula son delincuentes de cuello blanco y buenos patriotas. La conducta de esos cúpuleros hace 20 años era peor que la de estos delincuentes de barrio... Como cambian las cosas!!!... Por la plata baila el mono!!!...Pronto los veremos llorando lo que no han podido defender como hombres!!!... Amanecera y veremos!!!..
    Xul........................

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3:28 p. m.

    Estan regresando el poder al ejercito por multiples razones, todas utiles para la clase en el poder, nada beneficioso para el pueblo
    1. Vuelve el control armado y desaparece el concepto de PAZ.
    2. vuelve a ser parte importante del presupuesto nacional la cartera de la fuerza armada en un país donde lo que sobra son armas, pero el lobby de la industra armamentistica esta empujando para que se considere necesario el rearmamento de los Estados centroamericanos, por eso el gobierno del payaso premio nobel de la paz está atizando el fuego en centroamerica.
    3. Con la imposición de militares al cargo de la seguridad y con la paja del combate al naracotrafico se está amenazando al movimiento ciudadano que no tardará en estallar como ha sucedido en Europa, y la avalancha de los hambrientos es controlada solamente a balazo pelado.
    4. Con esto nos están diciendo claramente que se terminó la etapa donde los acuerdos de paz eran el cebo con el que mantuvieron a la izquierda quietecita y de corbata y pelo pintado sentada en las curules perdiendo el tiempo.
    5. Que al cangrejo del fmln ya lo cocinaron lentamente y ni cuenta se dió, en sus narices y en su gobierno de chiste quitan a TODOS sus hombres fuertes y se quedan callados con las manos en la cabeza y el hocico cerrado. Que más prueba que esto para dar por enterrado al fmln. Si sus mejores cuadros, los lideres que le dicen, son barridos como basura, a quiénes van a poner para el próximo gobierno que dicen que van a ganar me pregunto yo. No me digan que a los mismos que les acaban de dar una patada en el culo.
    5. el narcotrafico se está chupando los bigotes porque ahora sí.... cancha libre. Y los militares tambien, otra vez a comer frito.
    y asi...... puedo amanecer escribiendo que nos está diciendo el cabron del presidente al llenar de militares otra vez los cargos fuertes del estado.
    Pero saben, la verdad hay que aceptarla, no tenemos los guevos de parar esto, si funes dice que ya no son militares porque estan retirados, que podemos decir, si tambien vemos a la cupula del fmln que ya no saben lo que son, talvéz eso pase con los militares retirados digo yo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:17 p. m.

    Este pais es militarista y por mas que la izquierda haya desprestigiado, difamado y denigrado a los militares, el pais ama el militarismo, asi que ya terminen la perorata de que es problema, el unico problema y causa de la destruccion y de la delincuencia es la izquierda, nada mas.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3:36 p. m.

    Para el comentarista 3
    aqui quienes aman a los militares
    es la Burguesia como su Tirania Militar Fascistoide criminales y asesinos de guerra ellos solos se han difamado y desprestigiado y denigrado desde de ANTES de 1932 a la ACTUALIDAD 2012.
    La izquierda tradicional aclarando
    como el oportunismo de "Izquierda"
    de derecha ReformismoRevisionismo
    PCS Y GRUPOS DEL FMLN le han hecho
    el juegito via las elecciones.
    El FMLN sus dirigentes,y Dagoberto
    Gutierrez solo paja hablan del Fin
    de la Dictadura Militar ejemplo:
    La guerra, sin embargo, produjo 2 consecuencias políticas de importancia histórica que no aparecen en los acuerdos ni podían aparecer en los acuerdos, y estos son: el fin de la dictadura militar de derecha, montada desde 1932, y el fin del papel de la Fuerza Armada como clase gobernante. Estos dos aspectos, son los de mayor profundidad e impacto en el régimen político, pero que sin embargo, no logran conmover el autoritarismo del poder político, ni la forma de hacer política de los sectores dominantes, que siguen, hasta el día de hoy, siendo autoritarios, aunque perdiendo el control de la economía del país que aparece en manos de empresas transnacionales extranjeras.
    Tomado de: tr.org.sv

    Hay un VACIO de lo que habla dice
    Dagoberto Gutierrez, y FMLN pero
    esta bueno que los PUBLIQUEN a unos
    y otros,pues los lectores tenemos
    la posibilidad de probar Verdades y
    Mentiras de cualquier parte.

    Y LOS HECHOS DEMUESTRAN OTRA COSA
    el FIN del MILITARISMO del FMLN es
    decir del Reformismo Armado a favor
    de los aburguesados y arribistas de
    el FMLN de S.A. de S.V. Y a favor
    de la Dictadura Militar Burguesa
    pues una y otra vez comprado en la
    historia del pais La Burguesia tiene mas capacidad de Maniobra en
    relacion a los Aburguesados FMLN...

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:17 a. m.

    Nuestro querido El Salvador no tiene remedio....!!! =(

    ResponderEliminar