28 de abril de 2011

Diplomáticos EEUU declaran a favor de general torturador salvadoreño en juicio de deportación

Parece repetirse en la Florida el juicio a Luis Posada Carriles. El ex embajador de EEUU en El Salvador Edwin Corr y el ex encargado de negocios David Passage, “experto en el tema de guerrillas”, declararán a favor del general Carlos Eugenio Vides Casanova, quien enfrenta un juicio de deportación por violaciones a los derechos humanos durante la guerra civil salvadoreña en la Corte de Inmigración de Orlando, en Florida.


Según el diario El Faro, Vides Casanova pidió que se llame a declarar a su favor a quienes durante un tiempo ocuparon los dos más altos puestos en la embajada de los Estados Unidos en El Salvador, a inicios de los años 80s.

Vides Casanova reside en los Estados Unidos desde hace 22 años. En 2002 fue condenado al pago de 54.6 millones de dólares por la tortura contra tres salvadoreños, y por esa condena renunció a 300 mil dólares de sus bienes para indemnizar a las víctimas. Un año después, en 2007, dos senadores demócratas promovieron en el Senado audiencias para que ningún acusado de torturas residiera en Estados Unidos.

Por esa razón, al amparo de la Ley Nacional de Migración, el Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés) tuvo que solicitar su deportación. El juicio comenzó el lunes pasado con el testimonio del ex embajador Robert White, quien señaló al militar en varios casos de violaciones a derechos humanos.



“White testificó hasta las 6 de la tarde, largo y muy importante. Habló en profundidad sobre el asesinato de las monjas”, dijo Almudena Bernabéu, abogada del Center for Justice and Accountability (CJA). El ex ministro de Defensa ya fue juzgado y exonerado por el asesinato de cuatro religiosas estadounidenses en diciembre de 1980. Cuando ocurrió el múltiple crimen, perpetrado por guardias nacionales, Vides Casanova era comandante del cuerpo de seguridad.

White, que fue embajador de la administración presidencial de Jimmy Carter, volvió a mencionar el caso ante la Corte de Inmigración. Este martes, la familia de Ita Ford, una de las monjas asesinadas, estuvo durante el juicio. White fue el último embajador del demócrata Carter, y fue despedido por el republicano Ronald Reagan. Corr fue embajador de 1985 a 1988, período que ocupa buena parte del tiempo en que Vides Casanova fue ministro de Defensa (1983-1989). White es testigo de cargo contra Vides Casanova mientras Corr declarará en su favor.

En cuanto a Passage, este es un veterano del servicio exterior, con amplia experiencia en América Latina y en guerrillas insurgentes en varias partes del mundo, incluyendo África. Después de prestar servicios diplomáticos en países como Vietnam y Colombia, entre 1984 y 1986 fue el encargado de negocios de la embajada estadounidense en San Salvador. Luego de su retiro del Departamento de Estado, en 1998, pasó a formar parte de Strategic Studies Institute of the US Army War College, una organización que realiza investigaciones y análisis y que pretende “influir en el debate político entre los militares y la academia”.

El abogado del militar cuestionado, Diego Handel, dijo a la agencia AP que su cliente recibió el premio de la Legión de Mérito por sus destacados servicios para el gobierno de los Estados Unidos y que centró su trabajo en impedir la propagación del comunismo en la región.

Este martes, durante el segundo día de juicio, estaba programada la declaración de dos sobrevivientes de torturas en las que aparece como involucrado el ex ministro salvadoreño: el médico Juan Romagoza y el estudiante Daniel Alvarado.

El CJA estima que las audiencias concluyan este viernes, y entonces se fijaría la fecha para un posible veredicto. Si Vides Casanova es encontrado culpable de violaciones a los derechos humanos, podría ser deportado a El Salvador, donde su llegada no tendría consecuencias judiciales porque una Ley de Amnistía de 1993 perdonó los crímenes políticos y los comunes vinculados con políticos ocurridos durante la guerra civil.

QUIÉN ES JUAN ROMAGOZA ARCE?
Nota de The Center for Justice & Accountability
http://www.cja.org/article.php?id=663

“Cuando yo declaré, una fuerza vino sobre mi. Sentí como si estuviera en la proa de un barco y que habían muchas, muchas personas remando tras de mí y que ellos me estaban moviendo hacia este momento.  Sentí que si volteaba a verlos, lloraría porque los vería otra vez: heridos, torturados, violados, desnudos, rotos, sangrando.  Entonces, no vi hacia atrás, pero sentí su apoyo, su fuerza, su energía...siendo parte de este caso, enfrentando a los Generales con estos hechos terribles. Eso es la mejor terapia que puede tener un sobreviviente de tortura.”

Juan Romagoza Arce era un doctor en El  Salvador en 1980 cuando fue detenido y torturado por 22 días en la oficina central de la Guardia Nacional.  Ahora él sirve como Director de una clínica publica de salud en Washington D.C.

Juan nació en Usulutan y tiene 51 años de edad.  Comenzó sus estudios médicos en la Universidad de El Salvador en 1973. Como parte de su entrenamiento médico, organizó clínicas médicas y proporcionó educación de salud en áreas pobres de San Salvador y otras comunidades alrededor.  Él trabajo cercanamente con iglesias Católicas y Comunidades Cristianas de Base (grupos de comunidades laicas organizadas bajo los principios de la Católica Teología de Liberación) que ayudaron a organizar servicios médicos para los pobres en áreas rurales.  Durante su rotación de cirugía y a principios de su práctica, Juan fue testigo al incremento en incidentes de violencia y represión enfocado contra los pobres, trabajadores de la iglesia y de profesionales médicos que los ayudaban.  Con gran riesgo hacia su propia seguridad, Juan continuó su trabajo de voluntario con los necesitados, motivado por los principios Cristianos que él tiene.

Juan llevó su trabajo a áreas remotas del campo donde la necesidad de asistencia medica era la más grande, y la población había sido la más afectada por la guerra.  En Diciembre de 1980, mientras estaba proporcionando atención médica en una clínica de una iglesia en Santa Anita, Chalatenango, dos vehículos transportando soldados del Ejército y de la Guardia Nacional llegaron y abrieron fuego sobre la gente en la clínica. Juan recibió un disparo en el pie y posteriormente le vendaron los ojos y fue llevado por helicóptero a una comandancia de guarnición militar local.  Durante el vuelo, los soldados amenazaron con lanzarlo al vacío desde el helicóptero.  Poco después, Juan fue transferido a las oficinas centrales de la Guardia Nacional en San Salvador.

Durante los posteriores 22 días, fue interrogado, golpeado y torturado casi cada día, a veces tres o cuatro veces diarias.  Su tortura incluía descargas eléctricas, quemaduras de cigarrillo, tortura de agua, y ser colgado por sus dedos.  Durante una sesión, sus torturadores le dispararon en la mano izquierda mientras le provocaban burlas al decirle que nunca podría realizar otra cirugía.  Durante su detención, el acusado Vides Casanova estaba físicamente presente durante dos ocasiones, incluyendo el día que Juan fue liberado a principios de Enero.

Después de su liberación. Juan huyo El Salvador.  Llegó a los EEUU en abril de 1983, luego le fue concedido asilo político en 1987. Perdió su habilidad de realizar cirugía por las heridas causadas durante su detención. En 1999, Juan, junto con dos otros salvadoreños también sobrevivientes de tortura, Carlos Mauricio y Neris Gonzalez, presentaron una demanda contra los generales Garcia y Vides Casanova, alegando que los generales, desde sus posiciones como Ministro de Defensa y Director de la Guardia Nacional, tenían responsabilidad de mando por su tortura.  En Julio 2002, un jurado de 10 personas de la Florida, unánimemente encontró que los generales eran responsables bajo la doctrina de “responsabilidad de mando” por los actos horrendos de tortura que cometieron contra los querellantes.  El jurado, después de escuchar testimonio y evidencia de los dos lados, concluyeron que los generales sabían o debían de haber sabido sobre la amplia tortura y matanzas extrajudiciales contra civiles que estaban siendo cometidos por sus tropas durante el periodo de 1979-83, y fallaron en tomar acciones razonables para prevenir esos abusos.

Despues haber llegado a los EEUU, Juan ha mantenido su dedicación al trabajo de salud comunitario.  Empezó a involucrarse asistiendo a la comunidad de refugiados en San Francisco, y co-fundó el Central American Refugee Center (centro de refugiados centroamericanos).  En 1987, se convirtió en el Director Ejecutivo de La Clínica del Pueblo en Washington D.C. que provee servicios de cuidado de salud y educación comprensiva gratis para los pobres y los que no tienen seguro médico. A través de los años, Juan ha recibido varios premios, inclusive el Community Health Leadership Award (premio de Liderazgo en Salud) de The Robert Wood Johnson Foundation y el Marcelino Pan y Vino Humanitarian Award -premio humanitario-).  Él también fue incluido en el libro "Stone Soup for the World: Life-Changing Stories of Kindness & Courageous Acts of Service", un libro que honora a personas que han dado contribuciones extraordinarias a la comunidad. 

En Agosto 2003, el Washington Post Sunday Magazine realizó un artículo profundo sobre el coraje, fuerza, y logros excepcionales de Juan.

A TUS CONTACTOS - IMPRIME - COMPARTE - HAZ PATRIA - COPYLEFT SI SE MENCIONA LA FUENTE

5 comentarios:

  1. Anónimo8:58 a. m.

    Un criminal de estos que no tuvo ninguna compasión con la personas totalmente inocentes que bajo sus ordenes fueron asesinadas, él tiene una deuda con los familiares
    de estos, el tendría que indemnizar a estos familiares,y por ser una persona muy peligrosa que no tiene ningun tipo escrupulos para mandar a asesinar a otros debería estar en la prisión.Si lo hizo antes lo puede continuar a hacer en su senilitud.
    Y lo que brilla con luz propia nadie lo puede apagar,como el doctor esta por encima con todos los galardones que él ha recibido por sus buenas obras y el de botas que aprendió solo a contar hasta 2 y de allí no pasó y ahora como lo que es, un ser despreciable los norteamericanos no lo quieren en su país,y los salvadorenos mucho menos.Todavía me acuerdo de aquel asesinato de las monjas, fué un escándalo los cadáveres fueron desenterrados El Salv.vivía un tiempo de miedo a los militares. Fué ese monstruo el responsable de estos actos yo siempre me preguntaba pero quien lo ha hecho
    y ahora el mundo todo ve la cara de esos monstruos en la red del internet.Que verguenza ante el mundo para los salvadorenos tener esta clase de dragones, tipos sin sentimientos, fríos,calculistas.Esta clase de tipos no pueden andar por ahí libres,porque son profesionales en mandar y podrían asociarse con estas peligrosas bandas que hay por ahí.Y hacer mas victimas.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:29 a. m.

    Buenas Tardes!
    Mientras que el imperialismo alberga a terroristas y defiende criminales como los mencionados en este articulo paralelamente el gno. Venezolano pone a la par (de terroriastas) a revolucionarios periodistas suecos de origen colombiano, siendo extraditandos violando al igual del imperialismo Yanqui el estatuto de Ginebra y convenios acerca de la NO a la deportacion o extradicion de refugiados politicos cuando su vida Peligra.
    Que tal seria si en los EEUU los inumerables refugiados que hablan a travez del trompudo sean deportados al Salvador pedidos por el Gno. de Funes?
    Aunque parece irrisorio que le suceda a los periodistas de El Trompudo en este momento podria tambien pasar.
    Si Chavez lo hace porque No Funes?
    Fidel Castro Dijo:
    La solidaridad con el movimiento revolucionario puede ser tomada como pretexto, pero nunca será la causa de las agresiones yanquis. Negar la solidaridad para negar el pretexto es ridícula política de avestruz, que nada tiene que ver con el carácter internacionalista de las revoluciones sociales contemporáneas. Dejar de solidarizarse con el movimiento revolucionario no es negarle un pretexto sino solidarizarse de hecho con el imperialismo yanqui y su política de dominio y esclavización del mundo.

    El pueblo Salvadoreno siempre ha defendido a los revolucionarios Colombianos y viceversa.
    La deportacion y extradicion del director de ANNCOL (Agencia Noticiera por la nueva Colombia) es una agresion y es contrario a cualquier proceso Bolivariano.
    Aca, con estas palabras les mando tambien un video que se le pide al Trompudo a publicar en la pagina principal.
    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=MPW4D6wlGQQ

    Gracias
    El Internacionalista

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:33 p. m.

    El Negro dijo,,,,,,,Que podemos esperar de estos canallas,,,ellos ya estan definidos y los revolucio-
    narios y honestos y humildes del
    mundo les conocemos bien,,,asimismo
    la miseria humana y cinismo que se manifiesta a nivel imperialista,ca
    pitalista y neo-liberal de los gen darmes opulentos del mundo,,,se refleja y tiene su eco en los canallas de nuestra patria chiquita nuestra,los asesinos de los pobres
    y humildes del mundo siempre encon-
    traran en el Tio Bastardo Sam o sea
    el yanqui fasista un protector in--
    condicional,,,,desde esa optica el
    imperio USA acrecienta y acerca su
    caida,,pues los proletarios del --
    mundo no solo hemos despertado sino
    que avanzamos en contra-ofensiva ge
    neral estrategica,lo demostraremos
    este Primero de Mayo,,,,,,,,,,,,,,,
    Vivan los Humildes y pobres del Mun
    do,,,Viva la Alianza Obrera-campesi
    na-proletaria.


    f. E L V E R D U G O .-

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3:44 p. m.

    ¡¡VIVA EL DESPOTISMO Y MUERA LA INTELIGENCIA!! Dijo cierto general franquista español. Esa tan descarada arenga, sirvió de credo infernal para aquellos forajidos bien o mal llamados: LA TANDONA de salvadoreños guanacos.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:08 p. m.

    Perdonen pero lo que sigue esta totalmente fuera del tema. No teniendo a quien preguntar (que sea confiable como ustedes trompudos) les lanzo a ustedes la interrogante: que es lo que se esta planeando para el proximo mayo primero?. Vivo en Canada (Vancouver) y lo que he leido en otros blogs me causa confusion. Es cierto que quienes estan organizando la marcha es la cupula derechista del FMLN? o se esta organizando otra marcha paralela a la de estos peleles? Por favor aclarenme la confusion. Gracia,
    Juan

    ResponderEliminar