1 de noviembre de 2010

Reparto de cosa ajena en el mercado de los ladrones...

Nos han dicho que el Poder Ejecutivo
es el Primer Poder
y que ese Poder Legislativo que se reparten
un grupo de sinvergüenzas fraccionado en "Gobierno"
y "Oposición" es el Segundo Poder
y que la prostituida (pero siempre Honorable)
Corte Suprema de Justicia
es el Tercer Poder.
La prensa y la radio y la TV de los ricos
se autonombran el Cuarto Poder y desde luego
marchan tomadas de la mano con los primeros tres poderes.
Ahora nos salen con que la juventud nuevaolera
es el Quinto Poder.
Y nos aseguran que por sobre todas las cosas
y todos los poderes
está el Gran Poder de Dios.
"Ya están todos los poderes repartidos
-nos dicen a manera de conclusión-
no hay ya poder para nadie más
y si alguien opina lo contrario
para eso está el Ejército y la Policía Nacional".

MORALEJAS:

1) El Capitalismo es el gran mercado de poderes
donde sólo comercian los ladrones
y es mortal hablar del verdadero dueño
del único poder: el pueblo.

2) Para que el verdadero dueño del Poder
tenga en sus manos lo que le pertenece
no deberá tan sólo echar a los ladrones del Templo Comercial
porque se reorganizarán en los alrededores:
por el contrario, deberá derribar
el mercado sobre las cabezas de los mercaderes.

Roque Dalton

REENVIA - Imprimir artículo - COMPARTE - COPYLEFT SI SE MENCIONA LA FUENTE

1 comentario:

  1. Anónimo10:30 p. m.

    El unico poder que existe es el del pueblo; lo que se le contrapone es el oportunismo de los vende patria,los que estan en contra de sus intereses, los contrarrevolucionarios pagados y no pagados, los que se prestan de gratis o por ignorancia politica historica, cultural,los que quieren cambiar el pasado a costa de los tontos utiles y hacer politicas de conveniencia a corto plazo. El poder del pueblo con un partido con liderazgo con principios revolucionarios que siempre ha estado junto al pueblo en todo momento historico que trasciende que evoluciona y sabe manejar los momentos y sale avante, ese es el FMLN. Si no es asi que la Historia lo condene o lo absuelva.

    ResponderEliminar