26 de noviembre de 2010

El país de la memoria "RAM"

"El pueblo que olvida su historia, está condenado a repetirla"
Nicolas Avellaneda, político argentino.

Hablando con uno de mis nietos de la corta memoria que existe en los ciudadanos de este país, llegábamos al consenso que ese breve tiempo en el que las "notas" se mantienen, cuando la misma no afecta intereses, en el pensamiento de la colectividad, se debe a una agenda que es impulsada de manera oscura y silente por los dueños de este país.

Hay eventos que no tienen relevancia como para colarse en la madera de un medio, pero existen circunstancias exógenas que hacen que adquiera la relevancia esperada. Otras veces, una llamada telefónica las baja de la madera o, simplemente, las desaparece y no vuelven a aparecer más.

Tenemos el caso de la muerte en el Super Selectos, te recuerdas? Me pregunto y te pregunto si sábes en qué terminó esa situación? Recuerdo que se movió la nota más por la web y la canastada de correos, pero un par de días después -dos, para ser exactos- se estaba pensando y mascando otros titulares y otros contenidos menos incomodos para ese gran anunciante.



Recuerdo que al bachiller Saca le adjudicaron el robo de unos melones. Me pregunto si hubo alguna investigación o algo que nos dé la pauta para acreditar o desestimarle el acto al señor ex-presidente.

Hace un par de meses, el director del Instituto del Seguro Social (ISSS) habló que en la empresa de MECAFE se habían detectado plazas fantasmas. Me pregunto y te pregunto: ¿en qué habrá terminado todo esto? Por qué los medios no le dan seguimiento a estas situaciones? Por qué nuestro flamante Fiscal General se hace el "mariado" con todas estas pesquisas y procesos.

Ya lo dicen por ahí, "el que anda en la miel algo se le pega". Ahora resulta que el director del ISSS se ha visto involucrado en plazas fantasmas, sólo que en esta oportunidad no las ha descubierto, sino más bien, se le acusa de querer utilizarlas. Qué bonito El Salvador!

A propósito de esto, el presidente no ve razón para que esto se ventile en el Tribunal de Ética Gubernamental, tampoco considera que esto deba de influir para la continuidad del funcionario. Creo que el director del ISSS tiene un salvoconducto muy poderoso como para adjudicarse respaldos y defensas a ultranza. Qué opinas de eso?

Ya que ando por estos rumbos presidenciales, me pregunto qué habrá pasado con Polistepeque y el pleito que tenía con las empresas mediáticas?

Los políticos saben de este mal, el mal de la desmemoria, y lo utilizan en nuestra contra, razón por la cual Mario Acosta Oertel, por ejemplo, se atreve a endilgarnos sentimientos de pérdida ante la ausencia del partido ARENA en el Ejecutivo. Habrase visto semejante canallada!

Mi cipote me dijo que el problema es que la majada, al acostarse cada noche, se olvida lo vivido, lo sufrido, las tropelías con la que nos vacunan nuestro políticos y nada más albergan en su "chontoca" lo del día. Me asegura mi hijo que quizá estaremos en presencia de una nueva enfermedad, el síndrome de la memoria RAM. Razón por la cual y con alguna frecuencia voy a irrumpir con un pequeño recuento, como para hacer un pequeño y breve ejercicio mental de apropiarnos y dejar en un área segura del cerebro estos asuntos vitales en nuestras decisiones.

Atlacatl

REENVIA - Imprimir artículo - COMPARTE - COPYLEFT SI SE MENCIONA LA FUENTE

5 comentarios:

  1. Anónimo12:47 p. m.

    Bueno mi estimado cacique, parece que la gente trata de olvidarse de todos los males que pasan para dedicarse a conseguir el pan de cada día y no volverse locos con tanta carencia y desgracias encima. En plena guerra se vino el terremoto del 86 y la gente tuvo que borrar o tratar de borrar de su pensamiento, todas esas desgracias y seguir trabajando, estudiando, peleando, etc. Actualmente, seguimos sufriendo centenares de muertes cada día, ver esposas, madres, hijos, hijas, sufriendo la pérdida de sus seres queridos y sustento de sus hijos.

    Creo que las personas solo mantienen en su memoria ram o de corto plazo lo necesario para sobrevivir en el corto plazo. Pero, también existe la memoria rom, es decir aquella que no se puede borrar, que solo se puede recordar y no se puede borrar ni olvidar porque viene de fábrica. Hay que trabajar más la memoria de largo plazo, la del ser humano, la conciencia de clase, la madre naturaleza. Así, encontraremos soluciones duraderas para los seres humanos y para los otros seres vivos, que gracias a su instinto, viven en armonía con la naturaleza. Solo nosotros los inteligentes seres humanos acaparamos y nos comportamos de manera egoista.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:27 p. m.

    Los desmemorizados solamente se acuerdan de 12,(doce) meses atras y se les olvidaron mas de 20 primaveras, recordando a Gardel,y su famoso tango, que dice "20 anos es nada" estos son salvadorenos los que tienen amnecia politica,sera a proposito, quien sabe,la verdad que no hay calificativo para estos desmemorizados.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:48 p. m.

    Cosa rara caballero!

    Al anterior funcionario de la Lotería Nacional de quien quiera que sea, lo detronaron y en comentarios de barriada fue por supuestas acusaciones de coquetón y adivino de ciertos números premiados. AL Katán está blindado y nada se atreve a decir el Funito. De inmediato se le deve destituir por trancero

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2:44 p. m.

    A los que se les olvido las 20 primaveras, de arena, llamemosle tangeros,que les parece?

    ResponderEliminar
  5. Anónimo3:25 p. m.

    Estimado Atlacatl:
    Tristemente me parece que usted tiene mucha razón, somos un pueblo sin memoria, lo que veo mas grave es que no es que nos parezca "preferible olvidar", es que somos masas que caminamos como manadas al matadero cuando nos ponen una "cortina de humo". De ahí que nos gastemos tiempo escuchando debatir acerca de cachiporristas y de si se lee o no la biblia en las escuelas... cuando todos sabemos que hay cosas trascendentales (a las que no se les da ningún tipo de seguimiento) ocurriendo en nuestra desalentadora realidad salvadoreña.

    Nizzy.

    ResponderEliminar