11 de noviembre de 2010

De la usura y sus salvajes monerías

En países como el nuestro, los usureros son una triste realidad, como ocurre con aquellos que les prestan al módico diez por ciento o veinte por ciento por día a las señoras de los mercados, por ejemplo. El círculo vicioso que se establece entre los vendedores y los prestamistas voraces, frena no sólo las iniciativas de los desafortunados comerciantes en pequeño, sino que también impiden la superación de millares de familias. Ningún mecanismo de préstamo es humanitario, sólo por ser legal, pero la rapacidad de  los prestamistas es cruel y se vuelve tan cotidiana que casi llegan a formar parte de las  leyendas de nuestro pueblo. Algunos son tan excepcionales y extremadamente ambiciosos que sus estratagemas son dignas de premiarse con la cárcel y de llevarse a la pantalla grande.

El Mono, que así le llaman a uno de esos siniestros personajes, fue obrero y peón de gente pudiente de la zona occidental, así pudo ahorrar algún dinero y pensó ponerlo a trabajar, convirtiéndose en prestamista a un interés elevado, es decir, se convirtió en usurero. Al pasar el tiempo, el Mono se tecnificó más y se hizo asesorar por abogados que le mostraron que con conocimiento de la ley y estratagemas legales, podrían hacerse maravillas, y ahí comenzó el verdadero negocio. El Mono daba en arrendamiento con promesa de venta, casas que había obtenido de algunos de sus deudores insolventes, y estas casas se las arrebataba a sus arrendantes y deudores, alegando necesidad de habitarlas. No devolvía ningún centavo del dinero extra obtenido con engaños.



El Mono, ya enriquecido, vio que sus hijos crecían y decidió que ellos deberían ser abogados para que le ayudaran con el negocio, y pensó: “Ojala que uno de mis hijos llegue a ser de esos que les dicen magistrados”. Así ocurrió, un primate bien alimentado,  hijo del Mono, se convirtió en magistrado de la corte de su país, haciendo su sueño realidad, y con chillidos de alegría dijo: “Ya nadie podrá tocarme, seré invencible, mi hijo me protegerá, pues está por encima de los abogados y jueces de este país”. Se carcajeó, se comió un guineo y calculó sus ganancias, pues había obtenido más de 125 terrenos y casas por medio de esta práctica a la cual siguió dedicándose, destruyendo ilusiones y vidas de muchas familias que con sacrificios y con ánimo de ser dueños de su propia casa, cayeron en la sucia trampa de los fraudulentos contratos de arrendamiento con promesa de venta.

Se supo de una familia de la cual el Mono recibía mensualmente elevadas cantidades, cuando creyeron que la deuda estaba próxima a saldarse, decidieron hacer un préstamo bancario para pagarle al Mono, y este se negó a otorgarles la escritura que los acreditaría como dueños de la casa. Al contrario, el Mono mañoso decidió expulsarlos de la casa, alegando que la necesitaba para habitarla. Uno de sus parientes siguió un juicio para tal propósito y lo perdió, porque no probó la necesidad de habitar la casa, y volvió a intentarlo nuevamente. Esa vez sí ganó, apoyado por una jueza, compañera o comadre, que fingía impartir justicia en una santa, centenaria y morena ciudad del occidente.

Las víctimas de este caso no tuvieron oportunidad de interponer recurso alguno, porque no se les notificó la sentencia, violándoles el derecho constitucional de poder ejercer su defensa ante una sentencia que ordenaba la expulsión de la casa. No les quedaba otra alternativa que interponer un proceso de amparo para que se les reconocieran sus derechos constitucionales, lo cual prosperó cuando les admitieron la demanda, y habiendo sido recusado el hijo magistrado del Mono, y ordenada la suspensión del proceso, el Mono trató de lanzar por sí mismo a los incautos de turno, quienes llamaron a la policía y detuvieron momentáneamente está arbitrariedad, ya que el depositario, un tal señor Mendieta, que se prestó a seguirle el juego al Mono, empezó a sacarles las cosas y se las llevó secuestradas con rumbo desconocido. Los abogados, sabedores de quién era el hijo del Mono, no tomaban estos casos y a las víctimas se les violaban sus derechos constitucionales, y se ignoraba el principio constitucional, aquel que reza que todos somos iguales ante la ley.

Esta historia no concluye, el lector se imaginará que pasó después o sabrá más si se encuentra a un narrador mejor informado y sabio. Pero si nos seguimos dejando atropellar, como en el caso del Mono que se cree intocable porque su hijo es magistrado, y que siempre hayan jueces que le ayudarán a enriquecerse sin ninguna limitante moral o legal, seguirán pasando casos como éste. La usura, además de ser un abuso, es ilegal y fingir que no ocurre -como las diarias extorsiones-, no investigarla o solaparla ante evidencia irrefutable, es complicidad, y en el caso de los jueces podría haber prevaricato. Si estos ilícitos no se denuncian, quedará demostrado que si se tiene un corrupto de alto nivel en cualquiera de los poderes del Estado y, de paso, si todo mundo sabe que está vinculado con los fascinerosos, nadie querrá ayudarle a las víctimas de estas mafias tercermundistas. 

Es parte de la solución quien denuncia casos como este. Atrévanse, no tengan miedo, o un día el Mono y sus compinches les robarán su patrimonio y gran parte de su vida!

Jorge Ismael García Corleto,
escritor y director del Grupo de Actuación Teatral de Occidente
Colaboración especial

REENVIA - Imprimir artículo - COMPARTE - COPYLEFT SI SE MENCIONA LA FUENTE

12 comentarios:

  1. Anónimo4:54 a. m.

    La historia esta triste y pienso que es mas real de lo que parece, lastima que asi expuesta no deja de ser una parabola que solo entenderan los que han vivido de cerca esa explotacion que se narra. En este paisito hay miles de miles de historias de explotacion diaria de parte de gente que proviniendo del mismo pueblo, y tal vez con un giro de suerte empezaron a crecer fortunas a expensas de gente necesitada, olvidando las raices, sino miren al principito funes y la nueva burguesia de nuestro paisito, alli estan los nuevos riquitos que hoy el pueblo no les importa

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:38 a. m.

    Esta bien el articulo,pero tambien se deberia mencionar la tremenda usura que ejercen los bancos del sistema especialmente el banco Citi ,que antes era Banco Cuscatlan de Cristiani y como hubo fusion era tambien el Banco UNO ,o AVAL CARD .Este Banco CITI es de los mas sangrones con la gente ,tienen un acoso permanente con la pobre gente que se atrasa ,llamadas telefonicas durante todo el dia y la noche ,a celulares y telefonos fijos.Llegan al extremo de amenazar a la gente igual al mono mencionado en el articulo,no se porque la Superintendencia del Sistema Financiero y la Defensoria del Consumidor nunca hacen nada para evitar esta practica tan inhumana de acabarse a la gente con los altos intereses que le imponen ,de los legisladores de la derecha nunca esperemos nada bueno ,siempre con su discurso demagogico ,aunque los bancos ya no son de Cristiani en su totalidad ,ha de tener un gran porcentaje de acciones ,siempre defienden a su jerarca principal ,y boicotan cualquier intento de controlar el mercado de las tarjetas de credito y prestamos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:16 a. m.

    A veces no tiene solo culpa el ususrero sino tambien la mara, ya que a veces se endeudan para comprar babosadas que no son indispensables, conozco gente que se mete a prestamo con el Banco solo para irse a dar la grande al DECAMERON un par de dias, o para comprar carro cuando no tiene para gasolina y despues el banco o el usurero que son la misma cosa solo que los bancos son usureros legales pero son lo mismo. aconsejo a la mara que se salga de deudas con los bancos, no hay que engordar mas a estos cerdos.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2:07 p. m.

    Me parece el artículo, en El Salvador estas tristes historias de usura, sé que deben ser cotidianas, además de ilegales y fraudulentas, pero me pregunto ¿quién es el Mono y quien el magistrado?.. ¿Es una historia real o ficticia?, digo pues porque si es real, deberíamos poner el dedo en la llaga y decirlo sin tapujos.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2:42 p. m.

    El 13 de octubre de 2006, Muhammad Yunus fue recompensado con el premio Nóbel de la Paz por la creación del Grameen Bank y la puesta en marche del sistema de micro créditos, en Bangladesh.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo6:16 p. m.

    Tiene razon el ultimo "anonimo", aqui en nuestro pais, y quiza en todo L.America, practicamos lo sucia herencia de los espanoles, y es la de andar "aparentando" lo q no somos. Es cierto, mucha gente se enjarana por cosas q no necesita o no pueden pagar, por ejmplo un carro, pues el carro no solo necesita gasolina, el mantenimiento es costoso, y no solo eso hay otros q se meten a tener tarjetas de credito, ninos en colegio, solo para q los vean, nombre!! dejemos esas practicas q nos hacen mas pobres!!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8:30 p. m.

    yo fui victima de un usurero, por situaciones dificiles de unfamiliar le firme a un reconocido prestamista de mi localidad una letra de cambio en blanco por una deuda de 5000 colones( antes de la dolarizacion) que al cambio eran $571 dls, pero la letra la habia firmado como fiador que no pago y dejo la deuda sin poder pagar el capital y los crueles intereses mensuales del 10%. El rapaz, mezquino y putrefacto usurero metio la deuda al juzgado por una cantidad de 20000 colones es decir $2285 dls que ya con el juicio mercantil se me hizo cerca de $5000 dls los cuales pague por cuotas de mi salario durante mas de 5 años, siendo a partir de ese momento un sujeto muerto civilmente pues por la palabra embargo en mi planilla de salario no podia sacar un credito bancario para pagar...
    lo ridiculo de todo es que el susodicho usurero es un directivo departamental del FMLN y reconocido militante del partido, cuyo patrimonio ha crecido a partir de estas fechorias...
    quiero decir que debiese de aprobarse una ley que prohiba este tipo de casos y que se democratice el credito...

    ResponderEliminar
  8. Anónimo8:55 p. m.

    EL ABUELO DEL CAPO CRISTIANI, ERA USURERO, MALDITO ENGAÑADOR, DE ESTA MANERA LE ARREBATO LAS TIERRAS A LOS CAMPESINOS,,,DESDE CUANDO VIENEN LOS ABUSOS Y CORRUPCIONES DE ESTA DINASTIA DE LADRONES Y CORRUPTOS DE LOS CRISTIANI........

    ResponderEliminar
  9. Anónimo10:47 a. m.

    AMIGO ,MENCIONE EL NOMBRE DE ESE USURERO DEL FMLN ,POR FAVOR.

    ResponderEliminar
  10. Jorge Somoza8:28 p. m.

    Saludos revolucionarios compas Trompudos.

    Ya que hablamos de enjaranarnos, el gringuito Danny Schechter nos regala este excelente documental sobre la cuestión de las deudas en E.U. ¨In debt we trust¨.

    Este es el enlace... estaría chevere si lo postearan ustedes.

    http://video.google.com/videoplay?docid=-9016886482738598023#

    Saludos revolucionarios hasta la victoria siempre.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo2:33 a. m.

    TROPUDITOS!!!!!!. podría dar el nombre de ese SINVERGUENZA MAGISTRADO Y; TAMBIEN EL NOMBRE DE ESA PERSONA QUE PERTENECE AL FMLN.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo7:21 p. m.

    AMIGO, POR FAVOR DÁ EL NOMBRE, AUNQUE ESCRIBAS EL NOMBRE PARA ATRAS, ES IMPORTANTE PARA CUIDARSE. VOS SABÉS QUE AHORA HAY CIENTOS DE MONOS QUE NOS ESTAN MORDIENDO. DA EL NOMBRE AUNQUE SEA EN CLAVE MURCIELAGO, HACENOS EL FAVOR. SENKIU, AMIGO.

    ResponderEliminar