12 de octubre de 2010

Sobre la Libertad

Para empezar, la libertad es una palabra llena de provocación y de encanto, de sueños y de realidades, de seguridades e inseguridades totales, pero que ha cautivado, y lo sigue haciendo, la imaginación y la conciencia de la humanidad.

Somos los animales que soñamos con ser libres porque no nos sentimos esclavos y, desde luego, no aceptamos ser cosas, aunque nos sabemos constituidos por cosas. Seguimos entendiendo que los esclavos no eran libres porque eran cosas y no que eran cosas por no ser libres; hasta llegamos a pensar que las aves son libres cuando las vemos volar en el espacio inmenso.

Casi siempre pensamos que somos libres cuando podemos hacer lo que queremos, o soñar lo que queremos, o también cuando podemos optar o decidirnos por determinados caminos o por simples cosas, como el color de una camisa o el estilo de un par de zapatos y, sin embargo, no es muy frecuente que nos preguntemos ni de qué somos libres, ni para qué somos libres, ni desde cuándo lo somos, ni por qué lo somos. Todas estas resultan ser preguntas perturbadoras que ponen bajo la lupa dimensiones no tan conocidas o entendidas de esta perfumada palabra.

El horizonte se tensa más cuando pensamos que las Constituciones, y los derechos ahí contenidos, fueron cincelados en la Revolución fFancesa por los revolucionarios burgueses y son, por eso mismo, constituciones y derechos burgueses. Puestas así las cosas, conviene preguntarnos por qué los burgueses necesitaban que los ciudadanos y ciudadanas fueran libres cuando estos burgueses estaban cortándoles la cabeza a los reyes para sustituirlos como clase dominante. Aquí estamos ya en un terreno histórico donde podemos encontrar respuestas.

Los nuevos dominantes eran dueños del control económico, pero ahora capturaban el poder político, es decir, al Estado, y necesitaban destruir al feudalismo y, al mismo tiempo, obtener la mano de obra necesaria para sus nuevas empresas. Estos trabajadores eran los ciervos de la gleba que sólo trabajaban para su señor feudal y no podían vender su fuerza de trabajo a ningún otro patrón. Pues bien, al ser declarados libres y, aun más, ciudadanos libres, se les estaba diciendo que, en efecto, eran libres de vender su fuerza de trabajo a quien ellos quisieran y en las condiciones que ellos también quisieran. Como podemos ver, la libertad burguesa consiste en vender la fuerza de trabajo de cada ser humano.

En el momento de la Revolución Francesa, se trataba de conducir a los siervos, liberados del feudo, a las fábricas de los burgueses, en donde dejarían de ser campesinos para convertirse en obreros. Al mismo tiempo, se levanta el contrato como un fundamento de la vida jurídica y se supone que el dueño de la mercancía –fuerza de trabajo- tiene condiciones para negociar la venta de su mercancía ante su patrón.

Esta es, en esencia, la libertad burguesa a la que los seres humanos tenemos acceso y la que está contenida en la Constitución. En ese universo “libre”, todos somos vendedores y todos actuamos en el mercado de la fuerza de trabajo, pero en la medida en que aumenta la oferta de mano de obra, se ha perdido totalmente la posibilidad de negociar las condiciones en que se vende esa mercancía y es el patrón, o el empleador, o la empresa, la que establece dictatorialmente las condiciones en que ese vendedor ha de vender su mercancía para seguir siendo libre.

Por otro lado, el derecho a la libertad colisiona con el derecho a la propiedad privada sobre los medios de producción, y en esa colisión se impone la jerarquía de derechos; pero es el segundo de los derechos, el de mayor jerarquía y el que impone las reglas y las condiciones para que el hombre libre no lo sea tanto como para amenazar o perturbar el libre ejercicio del derecho a la propiedad privada sobre los medios de producción.

Cuando un empresario y un político de derechas, sobre todo un liberal, hablan de "libertad", no se están refiriendo a la libertad del ser humano, como acceso a un desarrollo integral, sino a la libertad de empresa y de mercado y, desde luego, a la libertad y  supremacía del mercado sobre el Estado.

En ningún caso están pensando en la libertad de los trabajadores a sindicalizarse o en la libertad de participar en las ganancias de la empresa, o en la de tener salarios dignos, y mucho menos en la libertad política para optar por un régimen político diferente. Piensan en su libertad de mercado y de ganancia, conscientes de que para gozar de esa libertad de minorías, la mayoría no debe ser libre.

Como vemos, esta palabra preciosa, "libertad", huele a sangre, a lágrimas y sudor, y no  vale lo mismo para una parte de la sociedad que para la otra, y tampoco significa lo mismo para todos.

Dagoberto Gutierrez 

REENVIA - Imprimir artículo - COMPARTE - COPYLEFT SI SE MENCIONA LA FUENTE

3 comentarios:

  1. Les invitamos, queridos lectores, a explorar nuestras páginas. Hemos publicado nuevas entradas en ellas.

    Saludos y gracias por su visita!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:13 p. m.

    Do Dago un sludo a usted.

    Su articulo sobre la libertad su concepto y matices me recuerda al juego de palabra y concepto que nos entrego
    don Alvaro Menen Desleal.

    El concepto sera como dijo Jorge Luis Borges sobre los interpretes de la biblia " Son como tanto son los lectores "

    Aqui esa parte de Luz Negra.

    El ciego dice ser coleccionista de nombres de plazas, por lo que pregunta el nombre de la presente, y se aventura a decir que se llama Plaza Libertad. Aquí se genera una escena que menciono:


    Ciego.- No; Plaza Libertad. Esta plaza se llama Plaza Libertad.
    Goter.- Te equivocaste.
    Ciego.- Entonces, ¿cómo se llama?
    Goter.- Plaza Libertad.
    Ciego.- ¿Plaza Libertad? No me lo esperaba. Debería llamarse Plaza Libertad.
    Goter.- Sin embargo, se llama Plaza Libertad.
    Moter.- ¿Libertad? Yo creí que se llamaba Plaza Libertad.
    Goter.- No; se llama Plaza Libertad, lo que no deja de ser irónico. Por eso, cuando el partido llegue al poder se le cambiará nombre.
    Ciego.- ¿Cómo la llamarán?
    Goter.- Plaza Libertad.

    Saludos y respeto don Dago.

    Kriti.com

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3:42 p. m.

    La Libertad palabra de mucho significado ¿¿Que significa amigos???Sera libre un pueblo si tiene Educacion que lo haga reflexionar en que modelo de vida se encuentra haciendolo capas hasta de transformarlo cuando ese modelo de vida entra en las contradiciones para su mejor desarrollo.Sera libre si tiene Salud:fisica ,mental, y ambiental todas que le permitan un buen desarrollo humano.Sera libre si tiene Viviendas dignas,Sera libre si tiene TRABAJO decente que le satisfaga todas sus nesesidades basicas y de recreacion. Sera libre un pueblo si tiene el derecho de: DISCENTIR,CUESTIONAR,Organizarce independientemente del gobernante de turno y de la ORGANIZACION politica dominante, libre de tener sus propios medios de difucion de su pensamiento politico, Sera libre si tiene un medio Ambiente Amigable con el ser humano. Sera libre un pueblo si es este pueblo el que ELIJE sus gobernantesy NO un grupo de personas que no tengan en cuenta asus bases y ala mayoria del pueblo y hasta que lo predeterminen, que deben estos gobernantes actuar en consonancia con todo lo mencionado desde el inicio de este comentario creo en mi humilde opinion es la libertad hoy por hoy NEGADA por el capitalismo PUTREFACTO CORRUPTO y asesino y que tambien por el no cumplimiento de lo mencionado se DERRUMBO el mal llamado ""SOCIALISMO""del bloque sovietico y que todavia algunas republicas dependientes del mal llamado socialismo persisten muchos errores.Todavia hay rezagos del mal llamado socialismo ¿¿Como es `posible que sea libertad lo que pasa en COREA del Norte que el actual dictador es el nieto de un señor cuando aparece corea del norte,y el hijo de este actual dictador ya se sabe sera su sucesor.¿¿Sera libre el pueblo COREANO??? En CUBA despues de mas de 50 años en poder de FIDEL ,actualmente es su HERMANO el presidente de CUBA ¿¿sera libre un pueblo como el cubano????En America latina el pueblo no ELIJE, solo VOTA por el que el mismo se AUTOELIJE, o por el que deciden las CUPULAS partidarias en la practica con el apellido de CORRUPCION o por el proximo gobernante que ELIJEN los poderes de FACTO.Un evento electorero y una forma de gobierno y partidarias que no TRANSFORMAN para NADA el modelo economico dominante diseñado por las clases dominantes

    ResponderEliminar