29 de abril de 2010

Para qué hacemos política?

Con demasiada frecuencia se leen, se oyen imprecaciones contra los escritos más o menos teóricos. El principal reproche es su "inutilidad", pues lo que urge, aquí y ahora, es la práctica. A todo el que discurre sobre la teoría, se le imagina —quién sabe por qué— instalado confortablemente en algún salón e indiferente al mundo exterior. Desgraciadamente un corolario de este fenómeno es el obrerismo que se ha enraízado en los movimientos populares. Este obrerismo, en realidad, es una actitud de hostilidad respecto a los intelectuales y se extiende sin mayor reflexión a toda la clase media, los famosos "pequeños burgueses".

En nuestro país siempre ha existido esta actitud. Ella ha sido un obstáculo mayor al desarrollo del pensamiento revolucionario. Por supuesto que esto no es propio de nosotros. Es un fenómeno que tiene sus momentos de auge y cobra entonces aspectos muy peligrosos para el movimiento revolucionario. Y aunque esto parezca paradójico, es lo que origina el sectarismo doctrinario y que crea las premisas del ostracismo en que se mantienen todos aquellos que tratan de comprender los estorbos internos y externos del movimiento revolucionario.

No ha sido tampoco raro que los dirigentes echen mano del obrerismo para perpetuarse en la dirección y que llamen a entregarse a la acción sin previa reflexión. Esta reflexión es declarada "intelectualismo" y a los intelectuales o a los incoformes se les incrimina alianzas con el “enemigo de clase”. Este ha sido y es una actitud de rechazo a la crítica y, sobre todo, una manifestación de pereza mental. Los dirigentes usan y abusan de este procedimiento. Ante estos “enemigos”, la dirección llama a cerrar filas. Asimismo es cuando los dirigentes se otorgan el derecho exclusivo de pensar, dejándole al militante la ejecución de las consignas.

En épocas pasadas, la figura del Secretario General fue sacralizada y el que ocupaba este cargo se convertía, de repente, en una autoridad absoluta. Era el Secretario General el que derimía con su palabra autorizada todos los conflictos o discordias filosóficas, económicas y políticas. Esta capacidad universal de resolver todos los problemas le venían de repente, como una especie de bendición adherida al puesto de máximo dirigente. Esta actitud tiene su historia, se desarrolló y creció durante el siglo veinte ,sobre todo con las figuras de Stalin y Mao Tse Tung.

Poco a poco, toda esta tradición se ha ido perdiendo. En gran parte esto se debe a que en ciertos países las sucesivas derrotas mostraron que no siempre el discurso de la dirección ni su estrategia eran lo que mejor se adaptaba a la situación. Más o menos por los años ochenta reapareció el concepto de “intelectual colectivo” y resurgió la problematica del los “intelectuales orgánicos”. Esto coincidió con la llegada al poder en la Unión Soviética de Mijail Gorbachev con la “perestroika”, éste se negó a asumir el papel de dirigente del Movimiento Comunista Internacional: “Moscú no sería más la capital del mundo comunista, todos tenían que pensar con su propia cabeza”. Esto trajo en algunos partidos un descalabro inaudito: tan acostumbrados estaban a no pensar, a recibir lineamientos desde Moscú. Hubo un partido comunista centroamericano, cuyo documento de discución para su congreso fue una resolución elaborada en Praga, esto fue en los años 70, cuando crecía el movimiento de masas.

Obligatoriamente tenemos que reconocer que en nuestro país existe un déficit de teoría, tanto en la asimilación, como en la producción. Forzosamente esto entorpece la misma práctica, pues no solamente por aquello que se ha convertido en aforismo: “no hay práctica revolucionaria sin teoría revolucionaria”. ¿Pero, de qué práctica se trata? ¿De qué teoría? En realidad, cuando hablamos de práctica, en este campo de la actividad humana, con frecuencia nos olvidamos de que se trata simplemente de cómo debemos hacer política en este momento, en esta coyuntura. La coyuntura no son las tres o cuatro semanas que tenemos por delante, ni siquiera los tres o cuatro años que quedan hasta las próximas elecciones. Estos pueden ser hitos en la práctica, en la que es necesario aplicar tácticas determinadas que no contradigan la estrategia general. Ésta se define por el fin último que se persigue a través de la actividad política.

Dos actitudes ante nuestra realidad

Es en esto donde comienza la complejidad de la concatenación de la teoría y de la práctica, pues hay que definir los límites de la coyuntura y, además, lo que es más importante, el fin de nuestra actividad política. ¿Cómo se determina una coyuntura? ¿Cómo podemos establecer el alcance último de nuestra actividad en el momento en que nos encontramos? No es muy sencillo responder de manera unívoca a estas preguntas. Porque en esto no soóamente entran en cuenta nuestros fines, nuestras acciones, sino que también es necesario tomar en cuenta, los aspectos objetivos de la realidad y las acciones de las otras fuerzas políticas en presencia y su capacidad de conquistar las mentes de nuestros conciudadanos.

Para los revolucionarios, el fin último es la transformación de la sociedad, la supresión de la explotación, la erradicación del Estado opresor, la desaparición de toda alienación. Por supuesto que actuamos siempre en un aquí y en un ahora. Lo que he enunciado es abstracto, quiero decir que no tiene lo concreto de la circunstancia actual, tanto nacional, como internacional.

La primera pregunta que se nos plantea siempre en un país dependiente y poco desarrollado como el nuestro, es la del “realismo” de nuestros propósitos. ¿Es realista, es concebible plantearnos este objetivo?

No obstante, esta pregunta trae aparejada otra: si nuestros fines son inalcanzables, ¿para qué emprender entonces acciones políticas, si éstas no pueden conducirnos a nuestros fines? Necesariamente las respuestas que le demos a estas preguntas nos pueden conducir al fatalismo histórico o al optimismo razonado.

Los que responden que no es realista, limitan los objetivos de nuestras acciones, los enmarcan dentro del régimen capitalista actual, suponen que lo único que se puede obtener es “humanizar” al capitalismo salvaje. Hay quienes nos incitan a desarrollar el capitalismo hasta que pueda existir una clase obrera digna de este nombre para poder, sólamente entonces, proponernos la revolución proletaria. Todas estas proposiciones reposan sobre una teoría, en ellas subyace un análisis. Pero esta posición no necesita explayar su teoría, pues en apariencia reposa en el sentido común, en lo que salta a la vista.

Esta visión da el presente como inamovible, como necesariamente estático, no es capaz de proyectarse en el futuro e imaginar los cambios que pueden traer nuestras acciones a la circunstancia misma. La visión “realista” o “pragmática” vuelve como factor fundamental la existencia del imperialismo, como obstáculo invencible, como algo que nos va a determinar siempre. No se puede negar el peso que ha tenido el imperialismo estadounidense en nuestra historia y el peso que sigue teniendo. Por ello mismo nuestras luchas pasadas se consideraron como luchas de liberación nacional. ¿Podemos considerar que este objetivo de liberación nacional ha desaparecido de nuestro horizonte? Los “realistas” nos están respondiendo tácitamente que no, que no ha desaparecido, que para plantearnos objetivos de liberación humana debemos deshacernos de la tutela imperialista. Ellos mismos se encargan de recordarnos que el principal enemigo externo para nuestra liberación es el imperialismo. Por lo tanto es impensable para un revolucionario imaginar que el gobierno de los Estados Unidos pueda ser un aliado para nuestro bienestar, que ha dejado de ser nuestro principal enemigo. La actitud de sumisión del gobierno actual viene condicionada por el miedo a un golpe de Estado propiciado por el imperialismo mismo y, por supuesto, perpetrado por el Ejército nacional, institución que tiene la reputación de ser "la que mejor ha respetado los acuerdos de paz".

Es este miedo el que condiciona a los que nos exigen que rebajemos nuestras exigencias,  que "no todo se puede obtener de la noche a la mañana,"  que "moderemos nuestras ambiciones", que "seamos realistas", que "abandonemos nuestro romanticismo", nos dicen. A lo sumo, nos afirman, a lo que podemos pretender es "alegrarnos por que la derecha ya no está en el Ejecutivo, y que logramos sacar a ARENA del poder". Es cierto que muchos limitaron a esto sus objetivos y piensan que esta debe ser la actitud de todos. ¿Pero, podemos dejarnos inculcar semejante conformismo? ¿Acaso somos un pueblo de maquilladores? Porque es esto lo que nos proponen, que maquillemos nuestra pobreza con remiendos sociales pagados por los préstamos que vamos ir acumulando.

Un corto recuento de los problemas sociales

Los que pensamos que es posible plantearnos objetivos de transformación, no podemos conformarnos con la simple afirmación de estos objetivos. Urgimos entender la realidad nacional, como internacional. En primer lugar, debemos demostrar que en el estado actual de dependencia es imposible satisfacer las crecientes necesidades sociales, económicas y culturales del pueblo. Esto, a pesar de que salta a la vista que han pasado décadas enteras de capitalismo sin que se haya realizado algún avance substantivo en nuestro país, no todos piensan, sin embargo, que el estancamiento que padecemos venga precisamente del sistema económico.

Hay personas que piensan que nuestro atraso es debido a nuestra ideosincracia, al carácter de nuestra gente. Hay otras explicaciones como la falta de recursos naturales, el aislamiento, la lejanía de los principales circuitos comerciales, todo el atraso acumulado, etc. Todas estas explicaciones son, de una o de otra manera, divulgadas por los órganos ideológicos de la oligarquía. Su constante repetición las ha vuelto verdades. Algunas de estas observaciones no son tan desatinadas. No obstante, no bastan para explicar la incapacidad de encontrar, dentro del estado actual de nuestra economía, los medios para satisfacer las más elementales necesidades del pueblo. Esta situación es permanente, es crónica.

Se han operado en el mundo toda una serie de transformaciones. Estas han tenido, de alguna manera, una repercusión en nuestra sociedad. Sin embargo, ningún avance sensible ha tenido lugar en las condiciones de vida de las mayorías. En algunos sectores se ha producido hasta cierto deterioro. La crisis de nuestra sociedad no concierne sólamente la economía, son todos los aspectos de la sociedad que encuentran dificultades para un funcionamiento adecuado, normal. Esto lo hemos visto en el desfuncionamiento de las instituciones del Estado: apatía de la Fiscalía para emprender investigaciones de todo tipo; la Corte Suprema de Justicia obedeciendo por simpatías partidarias al Ejecutivo; retrasos en los nombramientos de funcionarios; un parlamento que envía a comisiones asuntos que permanecen sin solución durante semestres, años enteros. La lista puede ser completada fácilmente por todos. El sistema educativo no responde a las necesidades del país, y esto en todos los niveles, desde la formación inicial hasta la enseñanza superior. El transporte de pasajeros es un peligro permanente, su mala calidad es alarmante. El estado desastroso del transporte urbano e interurbano concierne no sólamente a los propietarios de los autobuses, sino que también a las distintas administraciones encargadas de este asunto. Creo que todos tienen en mente la corrupción que ha dominado la gestión de la cosa pública y los compadrazcos que esto entraña.

La delincuencia, la violencia permanente es, tal vez, una de las manifestaciones de la crisis social que padecemos, que aparece como la más visible y como la más urgente por resolver. Este fenómeno no podemos verlo como una simple verruga abominable al interior de nuestra sociedad, como algo que ha venido a incrustarse. Es cierto que el estilo, el modus operandi de la delincuencia juvenil podemos adjudicarlo a las pandillas nacidas en los Estados Unidos e importadas por las expulsiones sistemáticas operadas por el gobierno estadounidense. No obstante, es de inmediato que debemos asociarla con la permanente fuga de compatriotas hacia el extranjero, por la creciente falta de oportunidades de vivir o sobrevivir que ofrece nuestro país a la población. Esta realidad, la incapacidad del país, de su economía, de su sistema social de darle a todos lo mínimo para vivir, que ha provocado su fuga, se presenta como un fenómeno socio-psicológico de “sueño americano”. Esta campaña ideológica ha tenido como función ocultar las verdaderas causas del desangre de nuestra nación. La tercera parte de nuestra población está en el extranjero. Las repercusiones en la vida de las familias, su destructuración o simplemente su destrucción, ha jugado un papel importante en muchos problemas sociales, y entre ellos el de la delincuencia juvenil. La violencia ha servido a los gobiernos sucesivos para ocultar su incapacidad de resolver los problemas de la población. Todo nuestro sistema social funciona en la precaridad. Es justamente esta precaridad el signo distintivo del sistema social, político y económico que nos ofrece la oligarquía y nuestra sumisión a los dictados neo-liberales del imperialismo.

La violencia reinante en el país no proviene mayoritariamente de la delincuencia juvenil, ni mucho menos podemos afirmar que es causada exclusivamente por las maras. Pero tanto en las campañas gubernamentales, como las campañas de miedo que sostienen los medios salvadoreños, han creado en la población este sentimiento y esta visión. La gran delincuencia que se alimenta de todos los tráficos y que es la que comete la mayoría de los crímenes y delitos no es atacada legalmente y permanece ocultada. Esta gran delincuencia tiene capacidad de pervertir funcionarios, de sobornar voluntades y es, en realidad, la que se aprovecha del clima de violencia que reina en El Salvador.

Este recuento de problemas sociales y económicos constituye el resultado de la gestión social de la que es capaz la oligarquía. Es ella la que, en primer lugar, fue instaurando en nuestra sociedad la violencia, el despotismo como sistema de vida. Desde siempre hemos sufrido de dictaduras, de arbitrariedades, de represiones de todo tipo y forma. Las relaciones de violencia que reina en las familias, en los trabajos, en los centros educacionales proviene de las relaciones violentas instauradas por las clases dirigentes en toda la sociedad para mantener su hegemonía.

La lucha popular impuso la democracia representativa

La propaganda oficial de la oligarquía sostiene como una verdad intangible que la guerra civil que tuvo lugar en los años setenta-ochenta fue introducida del exterior, por fuerzas foráneas. No obstante, se trata de la respuesta que encontró el pueblo para poder resistir, fue su forma de lucha para salir de todo el estancamiento político y social en que se mantenía el país. Desde los años treinta, dictaduras y fraudes, represión y exilios, torturas, etc. han sido los modos políticos que usó la oligarquía para mantener su dominación social.

La guerra se inició con el objetivo de transformar la sociedad, de liquidar la dominación económica, política, social y cultural de la oligarquía. Es posible que sin la masiva intervención de los Estados Unidos en la guerra, los objetivos primeros se hubieran logrado. Pero esta intervención tuvo lugar. Es un hecho dentro de nuestra historia. Si bien —y esto hay que tenerlo en cuenta en todo análisis de nuestra sociedad y de nuestra historia— fue a través de la guerra, por la guerra que se llegó en El Salvador a la democracia representativa, al funcionamiento balbuciente de las instituciones de la democracia representativa y formal. Esto significa que incluso a lo que se le llama “democracia burguesa” se ha instaurado en El Salvador ,gracias a las luchas populares, esto ha sido el resultado de la guerra. Es por eso que esta democracia es una conquista popular que hay que defender y preservar.

El pueblo lo interpretó así durante los días de las pasadas elecciones, cuando se volcó a las calles a defender la veracidad del sufragio, a prevenir y a combatir el fraude. La alternacia es también el fruto de las luchas populares. Pero los límites de este tipo de democracia saltan a la vista. La mayoría de salvadoreños votaron por el cambio, por un cambio de políticas en todos los campos, tanto los económicos como los sociales. Por el momento, lo que tenemos es un continuismo de las políticas de derecha.

Mauricio Funes ha optado por plegarse a las exigencias del neoliberalismo, a los intereses de las clases dominantes. Es necesario también tomar en cuenta que el gobierno ha tomado algunas medidas progresistas que vienen a aliviar el bolsillo de las familias populares: los útiles, uniformes, zapatos y refrigerios gratuitos para los estudiantes de primaria y secundaria. Esta medida ha tenido su desfuncionamiento, pero es una medida de reparto de la renta pública que la derecha no critica abiertamente, pero su prensa señala con creces los desfuncionamiento. La derecha nunca quiso adoptar una medida semejante. Lo pudo hacer pues no se trata de una medida que ponga en entredicho la dominación de la oligarquía.

No voy a referirme al carácter particular del presidente. Sin embargo, su estilo de gobierno ha sido el uso extremo del presidencialismo que permite la Constitución; se trata de un poder personal que deja abierto anchamente el camino para cualquier despotismo. Si algo hemos aprendido en este año es que el que decide en última instancia es el presidente de la República, y esto Mauricio Funes lo ha repetido hasta la saciedad, y debo agregar hasta con cierta delectación. Su política personal no corresponde para lo que fue electo. Su responsabilidad está comprometida y a la hora de los balances no será juzgado por sus discursos, sino que por los resultados.

Es importante asimismo decirlo que en esto hay otra responsabilidad que no recae en Mauricio Funes, pues al negarse a desdolarizar nuestra economía estaba dando signos evidentes del curso liberal de su política, cuando proclamó sus preferencias y referencias políticas a nivel internacional confirmaba este mismo rumbo. De alguna manera podemos decir que él jugó la partida con las cartas sobre la mesa. Repito, de alguna manera, pues  en sus discursos durante la campaña dejó a entender que se proponía, radicalmente, conducir otra política, en la que dominaría el cambio en el trato de los problemas económicos y sociales. Hasta hoy no hemos visto ninguna medida significativa que atestigue que cumplirá con lo prometido.

No voy a insistir sobre la separación, las diferencias, los conflictos que tiene el presidente con el partido que lo llevó al poder, el FMLN. Lo extraño en esta situación es la conducta de los parlamentarios del partido y de la cúpula dirigente, quienes insisten en reafirmar su apoyo a la política presidencial y  señalar que no existe ninguna ruptura entre el presidente y el partido.

Es esta actitud del FMLN, que decididamente nos mueve a pensar que la deficiencia en la reflexión se ha vuelto crónica. Cuando pactaron con Funes, cuando se repartieron funciones, lo hicieron sin prever que podía darse una situación como la que estamos viviendo. Le entregaron las riendas del Ejecutivo sin poder exigirle ningún compromiso, ni mucho menos el cumplimiento de lo pactado (si es que hubo algún pacto). En todo caso, la falta de un análisis crítico por parte del FMLN, de lo que es el Estado oligárquico, su funcionamiento, su dominio de la vida pública, sus órganos de difusión ideológica, etc. los ha llevado a una simple incorporación al sistema sin proponer absolutamente otro tipo de hegemonía, otra manera de hacer política. Declararse de vez en cuando partidarios del socialismo, no constituye una política. Repetir que será el pueblo salvadoreño quien decidirá de cuándo y cómo se construirá el socialismo, sin tener una política que pueda dar las premisas de cómo el pueblo salvadoreño podrá decidir, convierte esas declaraciones en mero ritualismo. Todo eso han sido declaraciones sin consistencia y lo siguen siendo. Es como el color rojo que visten y que a veces obligan en municipalidades a vestir a sus funcionarios, no es sino que mero símbolo, esto no tiene nada que ver con un proyecto de sociedad, de otra sociedad.

No se trata de que durante el primer gobierno del FMLN se iba a poner las bases de otra sociedad. En primer lugar porque para eso es necesario que las clases trabajadoras se impliquen conscientemente y con mayor fuerza en las nuevas maneras de hacer política. Estas nuevas maneras de hacer política deben construir las instituciones de una nueva democracia participativa, que amplíen y consoliden los logros de los derechos democráticos obtenidos. Un desarrollo democrático que abarque todos los sectores en donde el despotismo sigue aún reinando.

Estos sectores son múltiples. Pero me refiero, en primer lugar, a los lugares de trabajo y el ambiente que reina en ellos. La dictadura patronal ha impuesto la pérdida substancial del respeto a la dignidad de la persona. No existen leyes eficaces que protejan los derechos de los trabajadores. No existen contratos colectivos, ventajas diversas que se desprendan de este contrato. Todo trabajador puede ser echado a la calle sin previo aviso. Y son muchas las veces en que la debida indemnización no es pagada. Esto sucede sin que el partido “revolucionario” se manifieste y organice las protestas y, sobre todo, que organice a los trabajadores para exigir el respeto a su dignidad. En las maquilas el despotismo patronal es aún mayor. Pareciera que son lugar de ausencia del derecho. Es necesario, pues, introducir en ellos la democracia y dignificar a los productores reales de las riquezas.  

Carlos Abrego
Blog Cosas tan pasajeras

REENVIA - IMPRIME - COMPARTE - HAZ PATRIA - COPYLEFT SI SE MENCIONA LA FUENTE

20 comentarios:

  1. Anónimo5:13 p. m.

    Ay de aquel que piense por su propia cabeza: será acusado de vendido, derechista, aventurero, revisionista, etc. En el peor de los casos se le dará un tiro en la cabeza y se le acusara, post mortem, como un infiltrado de la CIA.

    El abandono del aparato ideológico por parte de la cúpula dirigente del FMLN, la educación de las masas, la politización de estas, fue algo premeditado a partir del momento en que se encaminaron por la vía electorera. Una masa sin educación política no es una masa crítica, pensaron, protegiéndose las espaldas.

    Y se olvidaron de la retórica revolucionaria, de términos como imperialismo, explotación, revolución, clase social, conciencia de clase, etc. Todos esos términos fueron reemplazados por términos "pragmáticos y realistas" como "lucha electoral", "democracia participativa". Ya no dicen "pueblo" sino "población".

    A las masas se les repitió que había que vencer a la derecha y sacar a Arena del gobierno. Las masas abandonadas en la educación política se limitaron a gritar consignas y se creyeron lo que les ha repetido hasta la saciedad: "Arena y los demás partidos políticos es el enemigo a vencer". Es por eso que las masas gritan "Arena es pura mierda", "Vencimos a la derecha", "llegó el Cambio", etc.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:18 p. m.

    (continuación)

    Hoy se lamentan porque han sido victimas de chanchullos politicos. El madrugon del tema del RNPN es un ejemplo. Se lamentan y se olvidan que la cúpula efemelenista participó en encerronas, en arreglos políticos, en conspiraciones, en violaciones a la Constitución Política. La elección de la gente de la Corte Suprema de Justicia es un digno y claro ejemplo del o que digo.

    Pero ahora SÍ SE ACUERDAN DE LAS MASAS Y LAS INVITAN A IR A MANIFESTAR AL PALO DE HULE, DIZQUE PARA PROTESTAR CONTRA LOS CHANCHULLOS". SÍ, AHORA, Y EN ÚLTIMA INSTANCIA APELAN A LAS MASAS, CUANDO ELLOS HAN SIDO VÍCTIMAS DE SUS PROPIAS COSTUMBRES.

    Lo peor dentro de todo esto es que la gente no es pendeja. Ya han comenzado las protestas y predigo que se van a quedar sólos en la Asamblea y se van a quedar solos en la calle porque una dirigencia así no vale la pena de ser seguida.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:59 p. m.

    Esta sería una buena lectura para Pocote.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:06 p. m.

    Con todo respeto a la militancia del FMLN. Yo comparo el rojo de las camisas que usan con los vulgares chalecos tricolor de los militantes de Arena. Creo que es el mismo estupido fanatismo que no lleva a nada. Es mas, mucha gente rechaza este fanatismo y esto contribuye a la indiferencia de parte de sectores populares progresistas con alguna educacion para quienes lo importante son las politicas y programas, proyectos y acciones del nuevo FMLN, no el color rojo de sus camisas. Es cierto, para la marchas de celebracion del triunfo electoral y en otras manifestaciones importantes ese rojo ha invadido la calles plazas y estadios, pero todo eso es puro gesto y lo que hace es mostrar la representativisdad de un grupo particular de la poblacion. Sin embargo este grupo no es ni ha sido suficiente a la hora de exigir un buen gobierno. Ha hecho falta incorporar a la poblacion totalmente, incluyendo a los temerosos e indecisos quienes tambien son parte del pueblo sufrido. Es alli donde el fanatismo es contrario a los objetivos reales de la organizacion. Obliga al aislamiento eterno porque no gana mas adeptos. Recordemos que el FMLN ya perdio cuatro elecciones y esta vez gano porque se juntaron muchas condiciones determinantes entre ellas el desgaste de ARENA y el candiato diferente esta vez del FMLN, con otra imagen. Quien nunca ha vestido una camisa roja. Al final la derecha sigue gobernando y ganandonos el mandado.saludos

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12:15 a. m.

    Es importante decir que elcomportamiemto de elFMLN en esta coyuntura con el actual gobierno asi fue pactada solo gerenciar el modelo neoliberal ,el problema es que ambos fmln funesto Funes prometieron cambios ;por eso voto el pueblo.El FMLN es un partido electorero solo interesa elpoder partidario que los aferra en los cargos publicos.Si fueron revolucionarios lo fue en algun momento en la guerra.Como partido politico perdieron lo poco de rrevolucionario,pleitos internos por hejemonias de sus corrientes fue y esla constante;mientras tanto las politicas neoliberales se fueron profundizando.Las mieles de el poder los fue alejando de el pueblo y con ello su conducta de nueva burguesia y la falta y vivencia alos ojos de el pueblo perdieron credibilidad sustantiva mas las enormes campañas mediaticas los hizoperder con facilidad el rumbo de transformar esta sociedad.Debido a lo anterior los lleva a pretender de ser realistas pues entere ellos la CUPULA Y SUS pequeños grupos de poder los hace ser inmediatistas esta dirigencia ya noda mas si es que han dado algo el voto electorero no alcanza pues mucha gente no cre en ellos.Su diccurso rrevolucionario solo es para las bases con ello mantienen la esperanza mentirosa de las transformaciones.Si las bases de el fmln no se dan cuenta de esto hay un gran problema ;solo seran utilizadas . Este gobierno es una FARSA ha engañado a el pueblo hay enorme desencanto.Se pueden hacer cambios SI y solo si se dejase acompañar por este pueblo que voto ydesa cambios ;pero parece que los intereses dela gente no pesan en este gobierno.Se necesita dos cosas :que el pueblo se organice que sea dirigente y wue luche sabiendo quien es el enemigo de clase ,o que las bases de elFMLN estucturen desde el pueblo una nueva clasedirigente revolucionaria.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8:00 a. m.

    Recordemos más cada día: todas las actuaciones humanas son perfectibles o corruptibles. El capitalismo pudo haber sido bueno; pero fue concebido y desarrollado por lagartijas, pronto transformados en caimanes y cocodrilos. El comunismo también tuvo cuna honesta y dio dignos ejemplos de convivencias sociales armónicas en URSS y en Europa Oriental, durante aproximados 75 años, hasta cuando apereció Ronaldo Reagan en EUA, Márgara Tatcher en UK y Juan Pablo II del Vaticano, quienes, sobornando a Miguel Gorbacheb, consiguieron desplomar a tan sublime sistema socio-económico; sin embargo, Reagan, Tatcher, el papa y Walesa se hicieron así, ¡ve!, con China Continental, Corea del Norte, Cuba y Vietnam Heroico, donde reina y seguirá reinando la esencia del marxismo-leninismo, ---pues aquellas autoridades no son corruptibles---; pero con ciertas adaptaciones necesarias por exigencias de nuestros tiempos. El cristianismo o socialismo primitivo fundado por Jesucristo, fue puro hasta siglo IV ó V de nuestra Era; luego fue convertido en "cristerismo" por papas, cardenales, arzobispos, pastores protestantes, etc.

    Si Funes Cartagena hubiese dado estricto cumplimiento a su bla-blá propagandístico, le hubiese sucedudo igual a lo ocurrido a Don José Manuel Zelaya Rosales, y nuestro pueblo estaría enmontañado en sierras y cementos de El Salvador peleando la 2da guerra civil salvadoreña casi consecutiva, cumpliendo aquel doloroso adagio: "Vale más morir de pie combatiendo, que vivir de rodillas humillado a los pies de ladrones capitalistas".
    *******
    Al autor de este tan extenso artículo le sugerimos: procurar reducir al máximo la partícula idiomática "QUE" y la complementaria "MENTE", para así pode leer con más claridad sus tan interesantes artículos, v.gr: en vez de "QUE" pudiese él emplear: el cual, quien, cuando, cuanto, etc.; el "MENTE" repetido a saciedad, golpea oídos y ojos; pues "solamente" puede escribirse "sólo", "independientemente" sonaría mejor quitándole el mente y escribir "independiente", comunmente = común, etc. José Lezama Lima, en "Paradiso" mucho abusa del "Que"; lo mismo hacía Escobar Galindo. Revise, señor politólogo, cuántos "que" y cuántos "mente" se encuentran en su anterior ponencia y haga un acto de contricción.

    Acotó: Rafrachaca

    ResponderEliminar
  7. Anónimo3:07 p. m.

    Yo tambien con toda la intencion de que sea mejor apreciados los articulos, que tienen contenidos interesantes, diria que puede centrar mejor el tema porque cuenta mucho y se pierde la idea principal.Termina con unn parrafo que no sintetisa nada de lo que ha venido diciendo.
    Sus reflexiones son muy buenas Carlos, pero necesita un esquema para guiar sus escritos.
    Asi nosotros los lectores podemos ordenar mejor las ideas que nos quiere transmitir.
    Mariana

    ResponderEliminar
  8. Mariana:

    Creo que Carlos tiene un esquema bien interesante para desarrollar sus artículos. Bien definida la introducción, cuerpo y reflexión final.

    Toma algunos elementos del marxismo y los aplica sin citarlos literalmente, sino aplicándolos a la realidad salvadorena.

    Creo que así como hay una estructura de escritura, tambien debe de haber una estructura de lectura para poder comprender y asimilar lo expuesto.

    Entonces considero que este artículo no es repetitivo, está bien estructurado, bien imbricado y lleno de lecturas entre líneas.

    Gracias por su visita.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo8:34 p. m.

    Encuesta del hijo de la diputada Zoila Quijada, propietaria de la secretaria Nacional de Organizacion (SNO) del FMLN.

    El hijo de Zoila Quijada, (mejor conocida en Ilobasco como la "Diputada Tufosa") no creyendo en todas las encuestas que se hacen y menos en las empresas que las efectúan (no vamos a dar nombres) decidió efectuar, él mismo, una encuesta nacional. Como resultado, obtuvo una total mayoría, el 100%, dando a su madre como la próxima Presidenta de El Salvador.

    Los medios de comunicación, sorprendidos, le preguntaron al hijo de la diputada Zoila Quijada: ¿cómo realizó Usted la encuesta?

    Muy fácil, contestó, y de una manera muy efectiva, de gran credibilidad, pues yo mismo formulé las preguntas.

    En todos los departamentos y en la ciudad, tomé el directorio telefónico y llamé entre la 1:00 y las 3:00 de la madrugada, con la seguridad de encontrar durante esas horas a la gente en sus casas, y a la persona que me contestaba le formulé la siguiente pregunta :

    ¿Usted quien cree que será el próximo presidente de El Salvador?

    Y todos me contestaron, sin vacilar:


    "TU MADRE, Hijuepu...!"

    ResponderEliminar
  10. Anónimo2:09 a. m.

    yo votaria para presidente por un filosofo. y no para que me diga lo que debo de hacer, sino para que me ayude a pensar por mi misma!! Gracias don Carlos porque me he leido varias veces su escrito, y aunque no es facil de asimilar como dice Mariana, pero alli esta lo bonito que nos despierta el cerebro dormido. TODO esta muy bien pensado, le ha puesto cerebro y corazon a la realidad nacional, conoce bien la historia, le sale adelante a los conformistas. ya tome nota de varias ideas, para que no se me olviden y ponerlas en practica, me ha dado buenas y logicas razones para abrirle el pensamiento a tanto conformista fanatico. Con profesores como Usted y Chichipate, estamos asistiendo a la mejor Universidad Virtual. Gracias por tan excelente catedra!!!

    ResponderEliminar
  11. Anónimo2:57 a. m.

    TROMPUDO MAYOR: ¿POR QUÉ NOS HAS QUITADO, INGRATO, LA HORA Y MINUTOS COTIDIANOS MARCADOS AL PIE DE PÁGINADE CADA OPINANTE? YO CREÍ AL PRINCIPIO TRATARSE DE UN ERROR ELECTRÓNICO POR OMISIÓN; PERO YA VAMOS CON 3ERA Ó MÁS SEMANAS DE TAL YA NO ERROR.

    SI TÚ NO DESEAS VOLVER A MARCAR HORAS Y NI MINUTOS O, COMO QUIEN DICE: SI YA NO DAS LA HORA; ENTONCES, TE SUGERIMOS ENUMERAR CADA OPINIÓN AL RESRECTO DE CADA ARTÍCULO O PONENCIA EN TURNO; PUES ESO NOS AYUDARÍA MUCHO PARA UBICAR Y ALABAR O REPROCHAR CON RESPETO AL INTERFECTO OPINANTE.

    ¡¡FELICIDADES EN NUESTRO GLORIOSO DÍA, TRABAJADORES TROMPUDOS, OBREROS DEL INTELECTO!!

    OBSERVÓ: RAFRACHACA.-

    ResponderEliminar
  12. Anónimo10:40 a. m.

    Me gusta leer estos artículos pero también soy de los que piensan que debe hacerse en un lenguaje mas sencillo y entendible, de esa manera no tendría que leer hasta tres veces un párrafo para "medio entenderlo". Me hace recordar un comercial en la televisión en el cual salía una mujer diciendo lo siguiente: "Sustagen lo toma mi esposo, lo toman mis hijos y por supuesto...también lo tomo yó" ¿No era mas sencillo decir: En la familia tomamos Sustagen?.
    David Escobar Galindo no es de mis escritores preferidos, porque parece que escribe para cierto sector que él considera mas intelectual y a los demás "nos deja en la luna".
    En la próxima comentaremos el fondo del artículo de Abrego.

    ResponderEliminar
  13. De nuestro correo:

    "Hey trompudos que se han asociados con radio cadena mi gente y el malacate del chamagua, puta si estan en directo con la radio, ya se volvieron chamaguistas que apoyaran para que sea presidente. QUE PENDEJADA.

    cosalcan


    Respuestas:

    Estimado lector, no se inquiete ni se angustie. Le aseguramos con la mayor seguridad del mundo que nunca más apoyaremos a NADIE que se presente como candidato de la izquierda, por la simple y sencilla razón que no creemos ya en el "juego electoral democrático".

    Ni aunque nuestras repetables madrecitas se presentaran como candidatas, jamás les daríamos nuestro apoyo. Eso, para que tenga una idea.

    Si la Revolución no se ganó a balazos, mucho menos se ganará a papeletazos, muy a pesar de la opinión de algunos, quienes piensan que es un logro popular.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo3:13 p. m.

    es bochornoso lo de Sanchez Ceren cuando dice que las diferencias con Funes son necesarias para construir el camino del cambio....no sera mejor decir que Funes ni el FMLN son el camino al cambio, sino dos fuerzas empotradas buscando defender intereses particulares y personales, FUNES RESPONDIENDO A LOS INTERESES DE LAS TRANSNACIONALES Y ALGUNOS EMPRESARIOS LOCALES Y LA DIRIGENCIA DEL FMLN CONSOLIDANDO SU EMPRESA FMLN SA de CV...QUE CON SU MAQUINARIA ELECTORAL GENERA CARGOS PUBLICOS, ASESORIAS GUBERNAMENTALES, DIRECCIONES Y PUESTOS BUROCRATICOS BIEN REMUNERADOS, NO OBVIANDO CONCESIONES Y OTROS LUCROS DE LA TETA GUBERNAMENTAL...A UN AÑO DE GOBIERNO EL PUEBLO NO HA VISTO NADA...

    ResponderEliminar
  15. LA CARA DE MONO4:38 p. m.

    HEY MARA QUE EXCELENTE PRONUNCIADO DEL COMPA CARLOS ABREGO,,,ESTOS ANALISIS SON LOS QUE NOS SIRVEN DE ESCUELA DE REFLEXION Y DE ACTUALIZACION PARA DESENGRASAR NUES
    TRO NIVEL TEORIZANTE,,,,ESTE COMPA ME HA HECHO REGRESAR AL CONCEPTO DE LOGICA-DIALECTICA,,,,Y LA INTERPRETACION PROLETARIA-REVOLUCIONARIA DE LA REALIDAD SOBRE
    LA BASE DE LA CONCIENCIA DE LA CLASE OBRERA,,,,LA MAS AVANZADA Y NOVEDOSA,,,LA UNICA CREADORA DE BIENES Y SERVICIOS,,,,,ESTE 1o DE MAYO ME HA RECONFORTADO EL ANALIZIS
    DE ABREGO,,,SALUDOS CAMARADA LE INVITO Y HASTA CON RESPETO LE EXIJO
    SEGUIR DESPERTANDONOS NUESTROS RAZONAMIENTOS Y VISON DE CLASE,,,,
    HEY MI CHICHIPATOSKI,,,NOS HACEN FALTA OTRA DE SUS PUNTADAS,,,SALUDOS Y A SEGUIR FILOSOFANDO PARA LA INTERPRETACION
    CORRECTA DE NUESTRA REALIDAD......
    BUENO CIPOTES HAY NOS VIDRIOS

    ResponderEliminar
  16. Anónimo9:05 p. m.

    Sí, mi querida Carita de aquellos antepasados de nuestros tatarabuelos. Sí, Agradesco me pidas algunos consejos filosóficos populares.

    Yo, Chichipatosky Cañavelasosky, ---tal como tú alguna vez me has apodado---, estoy algo extrañado porque ayer viernes y ahora sábado, nuestro Trompudo no ha tenido lugar de exponernos algún tema interesante referente al DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES.

    Yo, Chichipate Cañaverales, hace 4 ó 6 días les envié, a los Trompudos, un poema hexadecasílabo de 10 estrofas, conteniendo 6 versos cada estrofa, referente a esta conmemoración en homenaje a aquellos SEIS MÁRTIRES DE CHIGAGO EN 1886, cuyo martirio laboral (asesinato) dio origen a la magana fiesta universal de ESTE PRIMERO DE MAYO DE 2010.

    Si tal poema hexadecasílabo no reunió condiciones poéticas básicas, me doy por enterado; sin embargo, mientras EL TROMPUDO lo crea conveniente, seguiré enviando mis humildes colaboraciones; pues tenemos la obligación espiritual, ---no religiosa cristera---, de seguir iluminando, con luces de cocuyos o luciérnagas, el sinuoso y cuesta arriba camino de nuestros conciudadanos sencillos y "encopetados", guiados ahora por capataces cristeros y por políticos embusteros, ladrones, ignorantes y desvergonzados.

    Gracias Carita de Mono.-

    ResponderEliminar
  17. Acomodarse no es ser revolucionario.

    ResponderEliminar
  18. Chichipate:

    Hemos tenido problemas con nuestro buzón de correos.

    Por favor, vuelva a enviarnos su colaboración.

    Gracias

    ResponderEliminar
  19. Anónimo12:01 p. m.

    RESPETABLE SEÑOR TROMPUDO AMIGO: HARÁ CINCO MINUTOS ENVIÉ A USTED EL POEMA EN REFERENCIA. SI FUESE POSIBLE PUBLICARLO AHORA, YO, CHICHIPATE CAÑAVERALES, LE ESTARÉ AGRADECIDOA LO INFINITO.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo11:59 a. m.

    Al caballero o dama que menciona el anuncio de sustagen y a quien firma como Mireya, les aclaro que don Carlos Abrego es un catedratico de una universidad en Francia, y saca tiempo para dedicarse a escribir estos profundos pensamientos, por AMOR a su pais. Por tanto les sugeriria que primero agradezcan al Sr Abrego el tiempo que se ha tomado, y luego le pidan de favor que lo haga mas entendible, aceptando con humildad que no es culpa del Sr Abrego, sino de Ustedes mismos que no han cultivado ningun habito de lectura, y no tienen las bases para tener un pensamiento critico a la altura de sus escritos. Sean humildes y si no entienden algun parrafo, preguntenle al Trompudo, que el podra aclararles cualquier duda. Pero por favor no esten pidiendo que les den las ideas ya masticadas solo de tragar, porque estan cayendo exactamente en el conformismo que el Sr Abrego menciona en su articulo, por favor desperezen el cerebro y lean cuantas veces sea necesario, ESTUDIENLO, solo asi entrara la luz en su entendimiento. GRACIAS y por favor no se enojen, solo los areneros no aceptan con humildad su ignorancia.

    ResponderEliminar