5 de enero de 2012

La triste historia del alcalde capitalino

No existe en el país un cronista de ciudades, como lo fue en el pasado reciente Arturo Ambrogi. De San Salvador, por ejemplo, se hablan otras cosas: de enfrentamientos urbanos entre vendedores y autoridades municipales, de suciedad, hacinamiento, comunidades insalubres, desorden, calles en mal estado, smog, ruidos estridentes, buses y microbuses disputándose arterias, policías paseando en bicicleta, poniendo esquelas y quitando placas de automóviles estacionados en sitios no autorizados. Pero la capital, mis queridos amigos, es mucho más…
San Salvador nos ha enseñado a lo largo de su complicada historia que el hallazgo de la verdad es siempre oportuno y que no admite apremios por consideraciones externas, políticas o caprichos de jefes edilicios. La política es, ante todo, temporal. Es una partida con el tiempo en la que no es lícito demorar ninguna jugada. En política hay la obligación de llegar y de llegar a la hora justa. La función del político debe fincarse en el alumbramiento de una gran fe. De allí la imponente gravedad del instante en que se acepta una misión de capitanía. Con sólo asumirla se contrae el ingente compromiso ineludible de trabajar con total entrega por conformar el destino de un pueblo.

El actual alcalde de San Salvador no ha cumplido con el compromiso ético de administrar la ciudad. La gestión va mucho más allá de limpiar o pintar parques y plazas públicas, de coronar reinas de festejos agostinos o prestar buses para que la tercera edad viaje a los turicentros. Todo eso está bien; pero no es lo esencial. Un regente de la ciudad de Nueva York o de Madrid o Bogotá destina sus mayores esfuerzos a la seguridad ciudadana, a la productividad, al desarrollo estratégico y permanente de su núcleo urbano, a la armonía entre sus habitantes, a la convivencia pacífica, a las obras estructurales y a un acercamiento con el Ejecutivo.

El alcalde de San Salvador y sus asesores han dado muestras de ser buenos publicistas, de aprovechar las ventajas de la propaganda, del acercamiento con algunas comunidades llevándoles música de marimba, piñatas a los niños, diversión a la tercera edad. Como dicho está, todo eso es bueno, es apreciado por los sentidos y la sensibilidad de los ciudadanos. Pero está a faltar el verdadero desarrollo y una estrategia cultural y empresarial, los dos ejes bien ejecutados y coordinados conducen a mayores réditos y a consolidar una ciudad moderna y conducida al verdadero progreso.

La creación de grandes centros comerciales donde se asiente la micro, pequeña y mediana empresa es una labor más sentida y urgente para una urbe como San Salvador. Los festivales gastronómicos de fin de semana nada más son un atractivo circunstancial, un paliativo de días; pero no una solución permanente e integral a los grandes y graves problemas económicos de los sectores señalados. El administrador de la capital se atiene más a los resultados inmediatos que a las soluciones en el tiempo, para el futuro. A todas luces está pensando en réditos electorales a muy corto plazo, a impactos mediáticos; pero no a la seguridad y el progreso de los ciudadanos, de los capitalinos.

El fin de semana último lo escuchamos en una flagrante violación a las leyes secundarias del país al intervenir en un mitin en el redondel Constitución. Los activistas de Arena, los únicos asistentes a la concentración (debió de ser un golpe terrible para los organizadores pues gastaron varios miles de dólares para la convocatoria ver que unos cuantos pelones agitaban banderitas y se esforzaban por entregar propaganda a los automovilistas que circulaban por la zona) aplaudían a su líder, mientras conversaban con sus amigos, sus compañeros (as) y simpatizantes. Violación porque la campaña electoral para concejos municipales debe de iniciar en febrero. Me dirán el señor alcalde pedía el voto para los candidatos a diputados, igual porque en sus mensajes subliminales también exhortaba a los capitalinos a apoyar el “trabajo” de las actuales autoridades municipales.

El jefe edilicio juró cumplir y hacer cumplir las leyes en beneficio de los habitantes del gran San Salvador; pero al hacer memoria de su desempeño nos encontramos con serias violaciones a la Constitución, como quitar el trabajo a muchos salvadoreños y no darles oportunidades para suplirlo. El desalojar vendedores de las calles o de plazas y no contemplar lugares seguros y bien acondicionados para su traslado, es una clara violación a los derechos humanos; lo mismo el cortar árboles y atentar contra el medio ambiente. El alcalde lo hace constantemente y en su descargo alega “lo único que hicimos fue trasladados a otros lugares; mientras tanto, el cambio climático afecta a la comunidad y tampoco existe compensación ni soluciones inmediatas ni a futuro. Lo único son las banderas (sin duda es el alcalde que corta tala árboles, desaloja vendedores y coloca banderas) flameando al viento.

Un cronista de la ciudad le diría contribuya con el ejecutivo a crear y consolidar un gran centro histórico, a desarrollar verdaderos programas de prevención contra la delincuencia, a potenciar el pequeño comercio, a brindar soluciones al transporte público (no directamente porque no es su competencia; pero a coordinar con el Poder Ejecutivo), restituya los Juegos Florales en San Salvador para motivar a los escritores, lo mismo a la remodelación del Teatro de Cámara para convertirlo en una auténtica Sala de Exposiciones, centro de capacitación y enseñanza de las artes en general: plásticas, música, teatro, dibujo, danza y más.

El actual alcalde de San Salvador ha visitado grandes ciudades de América Latina y Europa y sabe cómo se administran en esos países las comunidades, cómo se desarrollan con éxito los grandes proyectos y se logran verdaderos procesos productivos. La publicidad nada más sirve para recrear su imagen, para mantenerlo presente en el tinglado político-electoral; pero no significa la concreción de obras ni mucho menos el progreso y la felicidad de los ciudadanos.
Pocote

12 comentarios:

  1. Anónimo10:02 a. m.

    Este tacuacin arenero solo sabe de explotar la venta del "loroco", esta promoviendo un decreto alcaldicio para cambiar la flor nacional de izote por la flor de loroco... Ese alcalde arenero y toda la pandilla de ediles son corruptos sus motivos son metiadicos, su gran preocupación es por amanecer con su blower femenino bien hecho...Tiene nombrada a una peluquera que es quien le da todos los retoques femeninos para que pose en los medios de comunicación...Trompudos a anular el voto a estos ediles delincuentes y metrahombres... Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3:42 p. m.

    Deacuerdo con las criticas hechas al norman, particularmente con esta parte "Un regente de la ciudad de Nueva York o de Madrid o Bogotá destina sus mayores esfuerzos a la seguridad ciudadana, a la productividad, al desarrollo estratégico y permanente de su núcleo urbano, a la armonía entre sus habitantes, a la convivencia pacífica, a las obras estructurales y a un acercamiento con el Ejecutivo."
    Pero vos crees que lo va hacer el shafickito? o la loca esa de que corre por gana vilma algo???

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:32 p. m.

    Hablando la mera verdad, hasta yo que soy exfmln veo que este señor ha hecho mejor las cosas que la alcaldesa anterior, asi que porque no ser justos y desearle exitos al que demuestra mejor capacidad de ejecucion de la administracion publica al que hace bien. Mi voto sera por este señor no por su partido.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:05 a. m.

    Lo que no se aprende es que este es el sistema capitalista y es en el que vivimos. Quijasno se ha convertido en una marca de la derecha y el catalizador de la reunificacion de la derecha. Si las izquierdas se mantienen separadas lo lógico es que la población que no tiene interes en la politica votará por esa marca, sin considerar lo corrupto, lo pendenciero del tacuasin Quijano. Así que preparemonos para tener a un presidente que por $$$ le puede vender el país al diablo. Y en parte esto será responsabilidad de la desunión del pueblo y las inquierdas. Echarle la culpa a la cupula del FMLN es solo un argumento inutil y de capitulación al sistema consumista. Unamonos contra el tacuasin, destruyamos su imagen que la publicidad ha construido, con parquecitos y adornitos, usemos la creatividad, las redes sociles, correos, dividamos a la derecha, para al menos no retroceder.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo3:57 p. m.

    Todos debemos de ser inteligentes a esta altura de tiempo, sabemos q todos los politicos son trompudos para hablar, solo recordemos al actual presidente cuando era entrevistador, q las cosas c podian hacer asi y asa, miren ahora q esta en el poder. Hablar no cuesta y tampoco pelearse. ...

    ResponderEliminar
  6. Anónimo4:35 p. m.

    a mi este maitro iletrado e ignorante nunca me ha parecido una persona digna; siempre recuerdo cuando fue a samparle un par de golpes a un empleado de la alcaldia del periodo anterior, alla en el redondel masferrer, solo porque no lo dejaron poner la bandera que el quería, y cuando vio que lo habian filmado los medios haciendo esa barrabasada empezo a lloriquear como bicho berrinchudo, se subio a un picachito blanco que andaba y salio como decimos: "chorriando cáca"....y conste, este conocimiento es de dominio publico, no vayan a creer que soy superheroe de la OIE

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8:38 a. m.

    Artículos como estos, no aportan nada. Dejen trabajar a la gente que quiere trabajar, enseñen a sus hijos algo bueno, a ganarse el pan con el sudor de su frente y a no ser pisoteados, pero también a no dejarse engañar por argumentos vacíos como los de este blog.

    Si al desordenado lo quieres ordenar, se enoja!, si al haragán lo quieres hacer trabajar y que no pase solo en reuniones del sindicato se enoja!, pero estos tipos de personas quieren: que les de de hartar gratis, que les paguen mas, que les den bono, hacer la fiesta navideña en horas laborales, etc. Bola de hipócritas y mentirosos, no me vengan a mi con que son el cambio!.

    Nadie, pero nadie del Frente ha hecho algo con los problemas de San Salvador. Ahí vemos a estos hipócritas como siempre manchando calles, pintando postes, pegando propaganda, revoltosos bochincheros.. eso son, y como les duele este tipo de comentarios, una de dos: No publican estos comentarios o comienzan a descalificarlos, ya que se les puso el dedo en la yaga (iguales al Diablo de Hoy!).

    Dejen trabajar y mejor hagan un blog para identificar y ayudar a meter presos a los que todos los días no dejan trabajar a la gente en las calles, colonias, barrios y que tienen extorsionada a tanta gente trabajadora. Ahí hagan algún esfuerzo.

    O.H.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10:59 p. m.

    pero ahora los que les sampan golpes a los empleados de la alcaldia son los del fmln shafikista como paso hoy con los que retiraban la propaganda de ese partido

    ResponderEliminar
  9. Anónimo3:09 p. m.

    Prefiero a Norman Quijano que al bochinchero y sucio de Shafik, las obras hablan por si solas de la administracion de cada individuo.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo4:18 p. m.

    Algo que me gusta de este artículo es que es bastante imparcial pues reconoce cosas que Norman ha hecho bien, pero respecto a la seguridad creo que en nuestro marco es bastante utópico pedirlo, para ello él debería manejar a la policia de su ciudad, cosa que no es así, el CAM no tiene mayor autoridad en la lucha contra la delincuencia, sin embargo a pesar de ello se nota un poco más de presencia de ellos en las calles, más que en las administraciones anteriores, ojalá desarrolle programas de desarrollo en las comunidades, que creo es lo que falta, pero no nos olvidemos que ni el Ministerio de trabajo cumple su funcionalidad ahora no se diga una alcaldía que obviamente tiene menos recursos, sinceramente a sido mejor alcalde que todos los del FMLN a excepción del finado Silva (Q.D.D.G) pero lamentablemente su trabajo Rivas Zamora y Violeta Menjívar lo mandaron por el retrete, si la dirigencia del FMLN no exige resultados a sus alcaldes, continuarán dando ventaja a otros partidos.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo12:08 p. m.

    Creo que la gestión para bien o para mal ha estado mejor que la de Menjivar, y lo de metrobus, no lo quieren autorizar es mas hasta el gobierno lo quiere implementar, por favorrrrrr..........

    ResponderEliminar
  12. Anónimo9:41 p. m.

    Y que hicieron en 15 años de gobierno de la capital los de izquierda, nada, nada y nada, al igual que en este gobierno nefasto que tienen ahora, salieron eso si, buenos para robar, mejor que los anteriores.

    ResponderEliminar