25 de octubre de 2012

El sujeto se vuelve objeto; el objeto, sujeto.

El consumismo neoliberal genera hoy una hazaña que deja a los filósofos más confundidos: el sujeto humano pasa a la condición de objeto y el objeto -la mercancía- ocupa la condición de sujeto.El consumo ya no viene determinado por la necesidad, sino que depende, sobre todo, del sueño del consumidor de alcanzar el estatus del producto. O sea que la mercancía tiene marca, estatus, agrega valor a quien la lleva. Al obtenerla el consumidor se deja poseer por ella. El valor que ella contiene, creado por los medios publicitarios y por la moda, emana e impregna al consumidor.
En el universo consumista si alguien desea ser bien aceptado entre sus pares, en el círculo social que frecuenta, necesita equiparse con todos aquellos artículos de lujo que lo revisten de una aureola capaz de señalizar socialmente el alto nivel de su estatus. Ay de él si no ostenta ciertas marcas de auto, de reloj o de ropa. Ay de él si no frecuenta ciertos restaurantes de postín. Ay de él si no viaja en clase ejecutiva a Nueva York, París o una isla del Pacífico considerada como la nueva Meca.

En caso de que el sujeto se rehúse a ostentar la lista de objetos considerados refinados, corre el riesgo de ser excluido, rechazado del círculo social que establece como código de identificación cierto nivel mínimo de patrón de consumo.

En resumen, el sujeto pasa a ser tratado como objeto. Doblemente objeto: por asimilarse a la mercancía y por ser rechazado por sus pares. Porque en el sistema consumista sólo es aceptado quien transita sin pudor alguno por el universo del lujo y de lo superfluo.

Ese proceso de deshumanización estimula la obsolescencia de las mercancías. Ahora se produce para atender, no a unas necesidades, sino a un sueño, a un deseo, a un ansia de alpinismo social. Un producto adquirido hoy -auto, ordenador, ipad- estará obsoleto mañana.

Si quiere, usted puede empeñarse en conservar el mismo equipamiento electrónico, suficiente para sus necesidades actuales. Pero todos a su alrededor constatarán su anacronismo. Usted perderá su identidad de tribu, que avanza hacia la adquisición de mercancías más sofisticadas, con un diseño más perfeccionado.

El único modo de ser aceptado por la tribu es revestirse de los mismos objetos que, actuando como sujetos, le rescatan del oscuro y mediocre universo del común de los mortales.


Esta inversión del sujeto humano hecho objeto y del objeto transformado en ‘humano’ e incluso ‘divino’, se logra a través de la publicidad, que no hace distinción de clases. El llamado es igual para todos. Tanto el millonario en su avión particular como el joven semianalfabeto de una favela sufren el mismo impacto publicitario.

La diferencia está en que el primero tiene fácil acceso a los nuevos iconos del consumismo, mientras que el joven absorbe los iconos en su mochila de deseos y reconoce hasta qué punto es descartado y descartable por no revestirse de objetos que imprimen valor a las personas. De ahí la frustración y la rebeldía.

La frustración puede ser compensada por la saludable envidia de los espectadores del brillo ajeno: lectores de revistas de celebridades e internautas que navegan atraídos por el canto de sirena de sus ídolos. La rebeldía lleva al crimen: "No soy como ellos, pero tendré, a sangre y fuego, lo que ellos tienen”.

¿Habrá límites para la obsolescencia? ¿Algún día la superproducción hará que la oferta sea asustadoramente superior a la demanda? Todo indica que no. Hace mucho que la industria aprendió que el consumidor es irracional, que no se mueve por principios sino por efectos. Es la emoción la que lo hace aproximarse al mostrador.

Aprendió también a lograr que la producción acompañe a la concentración de la riqueza. Ya no se fabrican autos populares. Quienes adquieren más vehículos son las familias que ya poseen al menos otro.

Ahora, en la posmodernidad, las personas ya no se relacionan, no se conectan. Los encuentros no son reales sino sólo virtuales. Ya no se vive en sociedad sino en red. Nadie es excluido sino borrado.

La intimidad cede su lugar a la extimidad, en expresión de Bauman. Hace desmoronarse los muros de la privacidad. Hasta el punto de que las personas se vuelven mercancías vendibles, escaparates ambulantes que esperan ser admiradas, deseadas, envidiadas y codiciadas. De ahí la onerosa inversión en gimnasios, cosméticos, cirugías plásticas, etc. Muchos buscan ansiosos ser objeto de deseo. Porque su autoestima depende de la mirada ajena. Y el mercado sabe manipular muy bien esa baja autoestima.

Frei Betto
Tomado de Adital
Betto es escritor, autor de "La obra del Artista. Una visión holística del Universo”, entre otros libros.

REENVIA A TUS CONTACTOS - IMPRIME - COMPARTE - HAZ PATRIA - COPYLEFT SI SE MENCIONA LA FUENTE ***SIGUENOS CON TU CELULAR!***

10 comentarios:

  1. Anónimo6:46 a. m.

    Parece un juego de palabras, pero es la perdida de la personalidad, volverse objeto de masas y convertir un objeto el centro del deseo y de la identidad.
    Un amigo de tierras frías y lejanísimas me dice que no puede perder su libertad, entendiendo como libertad la capacidad de compra, por eso trabaja como burro apesar de un cancer feróz. Para qué, para pararse en una calle peatonal de una ciudad del primer mundo vestido a la última, ver y ser visto a la última, !yo puedo!, !yo tengo!.
    Y él no ha reparado en la cruel matanza que un compatrota suyo realizó hace poco más de un año. El egoismo y la intolerancia son las caracteristicas de este sistema, todo para mí, todo de lo bueno lo mejor, los demás son mis no iguales, cabezas negras.
    En nuestra sociedad no se hace la diferencia, los mediocres critican todo aquello que desean, y cuando tienen la oportunidad de tenerlo son capaces de ser los seres mas mezquinos y viles para conseguirlo, ejemplo los politicos que su ambición los lleva a procurar mantenerse en el hueso y se les olvida para quién deberían de trabajar, venden su gestión, venden su voluntad al amo dinero ante el que se ponen chiquitos porque no conocen la dignidad.
    Es un problema de falta de conciencia, pero se llega por el camino errado de la cultura permisiva e hipócrita, nos vale todo, no hay principios y por lo tanto no hay ética. Cuando tengamos el valor de vivir diferenciando la necesidad humana de la necesidad creada, cuando no nos impácte el consumo y cuando los egos sean domados, entonces negociemos los cambios.
    Es que los salvadoreños tenemos poco para vivir podriamos pensar, pues sí, pero si las necesidades falsas fueran apartadas, entonces veríamos que podemos lograr felicidad, por ahora mientras nos tengan sometidos por el deseo para la apariencia, confundir al ser que somos con la ropa que llevamos, entonces podemos ser humillados y manipulados porque nos avergonzamos de nosotros mismos.
    Quien soy yo?. Espiritu viviendo una vida terrenal, no soy cuerpo alienado satisfaciendo deseos.

    ResponderEliminar
  2. Liberal Hayek6:24 p. m.

    Ahora veran que nosotros los capitalistas sí podemos ofrecer el desarrollo. Si es necesario vamos a comprar y parcelar toda CentroAmerica como ya empezaron a hacer en Honduras y seremos mejores que Hong Kong. Volveremos a ser el Japon de CA y no se aceptarán los chillidos de los llorones izquierdistas y sus mandriles servidores. Ya estamos hartos de gobiernos que solo chupan y no hacen nada. Les dimos la apertura comercial, el tratado de libre comercio, la dolarizacion etc etc. Que mas quieren? Si se estan muriendo de hambre es porque son una pandilla de haraganes drogos que prefieren vivir de las remesas y la extorsion procreando hijos en una hamaca. El Salvador es una potencia mundial pero los izquierdistas traidores nos han tapado los ojos. Como dice nuestro máximo líder y Caudillo Nacional Lic. Don Alfredito Mena Lagos, NO ACEPTAREMOS QUE NOS SIGAN ROBANDO LOS TOMADORES. Nosotros somos los productores y el producto es nuestro. Basta ya de uniformes desuniformados y vasitos de leche adulterada. No aceptaremos a ignorantes bien vestidos. Necesitamos a Pinochet aqui en El Salvador para que garantice nuestra libertad.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:42 p. m.

    Con toda la consideración hacia fray Betto no comparto su trabalengua "del sujeto se vuelve objeto; el objeto sujeto!!!... Ese es un sofisma de categoría filosofica muy vaga... Lo concreto es de que la masa prefiere las marcas porque estas garantizan sus productos con la calidad la durabilidad y el esmero por ser piezas únicas a las cuales les da valor "el nombre de la empresa que las produce" esta de pormedio el prestigio de la marca país registrado es lo que lo a posecionado en un lugar privilegiado del mercado. Claro que el nicho del mercado trabajado se hace con publicidad esta se respalda con el reconocimiento que le hace la gente que escoge y prefiere los productos que sicologicamente le van a hacer sentir bien y diferente pues no es lo mismo ponerse un par de zapatos ADOC producidos por la familia Palomo que ponerse un par de zapatos de cuero de cabritilla marca "Bruno Verdagoni" curtido con las técnicas ancestrales guardadas por los Italianos, desde luego que el cuero es diferente al plastico, zapatos mierda que vende esa familia oligarquica Palomo que nos quieren imponer esos modelos feos y pasados de moda estos no han aprendido que los gustos cambian y que el Salvadoreño cada día que pasa es menos pendejo!!!... No es lo mismo escribir con una pluma bick de $ 0.25 que con un LAPICERO MONT BLANC O CROSS SON SENSACIONES Y COSAS DIFERENTES... No permitamos que nos den paja desde la iglesia la verdad que no es lo mismo comer en un comedor de la terminal de oriente que comer en un restaurante cinco estrellas para empezar las condiciones higiénicas son diferentes los productos son de mejor calidad... Los seres humanos nos merecemos objetos de calidad si la lucha es esa adquirir cosas buenas y que duren. Con la ropa pasa lo mismo, con los relojes las joyas de lujo los carros o cualquier objeto que se pueda clasificar suntuoso tiene que ser caro porque es de buena calidad, las producciones en masa de mercancías no tienen ni control de calidad esos empresarios malditos producen mierda obsoletas y feas por que ellos nos subestiman y siguen creyendo que los gustos de la gente sigue siendo el de comprar esas mierdas feyas!!! y ¿ Qué tiene de malo aspirar por esas cosas buenas que ha inventado el hombre para su comodidad??? como simples mortales aspirar a tener esos productos de buena calidad???...No es ningún pecado fray Betto!!!... Saludos Trompudos y todos a votar en contra de los políticos mas feos que a parido el Salvador... Sanchez Céren y ese Oscar son los pica piedra de la poítica criolla son feyos esas dos criaturas!!!... Que horror!!!...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo12:15 p. m.

      Que tiene de malo, que si es pecado o no.... pero que dice anonimo 7:42,
      Lo que tiene de malo es que el producto ese que usted dice que tiene derecho porque cree que marca es igual a calidad, cosa por otro lado falsa, lastima que la defensoría no haga estudios comparativos de calidad, porque sino se dira cuenta que los grandes restaurantes que usted dice que tiene derecho a ser comensanl, compran los productos en el mismisimo mercado donde compra la ña maría que sirve en el comedor de la vuelta de su trabajo.
      No sea plastico, falso, y dependiente, entienda que si yo escribo "este sistema es una mierda" lo mismo me van a entender si lo escribo con una pluma mont blanc, con un lapicero bic o con un tizón, o quizá usted no?.
      Entienda que hay gente que se desloma trabajando por comprarse unos zapatos de 250 dólares cuando el costo real son 10 dólares a lo sumo, incluido el dólar que se ganó el niño vietnamita, o taiwanes o chino por el trabajo de un día haciendo zapatos reeebok.
      Dice que el salvadoreño es menos pendejo, mire que lo dido con usted, si cree que la propaganda o la marca es la diferencia, que cree que el consumo a todo lo que pueda es un derecho y que las cosas que venden son durables porque son buenas y caras.
      Le urge un curso intensivo de realidad, sobre todo porque veo al final de su comentario que usted es del fmln, miedo me da esta gente de izquierda que se siente conderchos consumistas.
      EL SUJETO SE VUELVE OBJETO DEL MERCADO Y EL OBJETO DEL MERCADO SE VUELVE EL SUJETO DE SU VIDA, POR LO QUE USTED ES CAPAZ DE MATAR PARA TENERLO.

      Mariana

      Eliminar
    2. Da tristeza la mentalidad del anonimo 7:42, solo porque descubrio el hilo negro del bienestar y posibilidad economica que te brinda una buena educacion para lograr a ser buen consumidor, no le da el derecho a subestimar al pobre diablo que tiene que asaltar hasta sus padres para lograr el ipod de ultima tech.... Que somos menos pendejos simplemente porque consumimos solo importacion? Yo lo dudo mientras sigamos siendo tercermundistas, aun cuando en los 70's eramos el japon de centroamerica todabia no avanzabamos de latriste realidad. Yo vivo en el pais de la escuela del consumismo mundial USA... La Guerra me saco del pais y me ha dado la oportunidad de conocer los dos estilo de vida como consumidor, y me entristece como nos hemos llegado a matar por tener el plasma o cellular de punta, cuando me toca ir a comer a los mejores restauranes del salvador me da risa cuando escucho platicas a mi alredor de consumidores superfluous y desubicados fanaticos gastandose el billete de papi, y comparando marcas, cuando uno aqui va a los grandes almacenes y se da cuenta que una camisa de algodon hecha en el salvador cuesta 25.00 y una hecha en Taiwan de nylon con 25%de algodon valiendo 8:00 dolares como ejemplo, la verdad da risa comentarios como el de arriba.... Seniores consumidores de mi querido pulgarcito de América... Mientras importemos mas de lo que producimos, siempre estaremos haciendo el papel de pendejos consumidores ante el mundo.... Al El Salvador llego la moda del consumismo no porque haigamos sobresalido economicamente, sino porque la remeza creo un buen salario a los mas jodidos los familiares de los que nos vimos en la necesidad de salir del pais. Lo triste es que al dolarizar la banca, toda la ganancia es absorvida del pais...

      Eliminar
  4. Anónimo7:43 p. m.

    Es como esa babosada del Face Book. Si no estas en FB no existes,no eres cool,no estas en onda. En Face Book todos parecen cheveres, amistosos, buena gente, confiables, tranquilos, honestos, bonitos, divinos, etc., etc., esa es la cara externa de los "amigos en FB", esa es la vida virtual(mas bien "virtualmente hipocrita"), aun cuando en la vida "real" sean lo contrario:
    Ladrones, mafiosos, sinverguenzas, adulteros, malhablados,desaseados,verguiadores de niños y mujeres, violadores, violentos, y una lista sin fin....

    Omar Tirio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo12:22 p. m.

      Anonimo tiene toda la razón, se dice que el faceboook es el archivo mundial más completo de los perfiles psico-mental que tiene el poder mundial y sirve para cuadricular el peligro terrorista, los consumistas y que tipo de consumo, los descontentos inofensivos, los politicos labiosos, los pendejos de al tiro, es decir los alienados, los fantasiosos, los ricos, los pobres......
      Por eso siempre vamos a ser vulnerables a la manipulación mental, porque nos abrimos al enemigo pendejamente.
      Nos cuentan el cuentito que fueron unos chicos de una universidad, los extraordinariamente inteligentes para crear tal red con fines privados y luego se extendió a nivel mundial. Bullshit
      Eso es creado por los organismos secretos de defensa de los Estados Unidos con el fin ya conocido: Mantener el dominio del mundo

      Eliminar
  5. Anónimo11:23 a. m.

    cabalito cabalito frei betto, habemos salvadorenos que no tenemos 1 peso para el pasaje pero si tenemos para comprar saldo en el blackberry, estamos bien domados por el mercado, buen posteo trompudos, hay que develar las cosas que estan mal en nuestra sociedad y en nuestro comportamiento tambien bastante irracional.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo7:36 p. m.

    Mariana: 12:15 p.m.
    No se trata de matar ni de nada por el estilo el enfoque que le pones a tu comentario es muy cerrado siento de que eres una mujer que sufrio mucho pasastes muchas necesidades y tu formación acádemica te permitio la movilidad social te superastes pero en tu yo interno no puedes salir de ese grillete al cual la pobreza te amarro. La lucha del hombre es poder llegar a tener conford comodidad no pasar trabajo y alimentarse bien!!!... Lo de la salud y la seguridad biene después!!!... Yo al igual que usted vengo de un hogar muy pobre dormial con las gallinas y los puercos de mi abuelo en la misma habitación pero me supere no por eso soy un resentido con ese pasado que fue maravilloso... Pero llegue sin necesidad del fmln,s.a. a superarme y a tener cosas materiales como una buena casa, buenos autos y sigo haciendo negocios sin el respaldo de ningún oportunista del gobierno. Consumo artículos de calidad y por decirte algo el que me movilice en un BMW del año no me hace mas importante ni diferente a nadie!!!... Soy solidario con mis semejantes y desde la plataforma de mis estructuras de negocios doy empleo a mas de 200 salvadoreños. Pero bueno mientras el sistema permita ricos y pobres siempre habra injusticias y lucha de clases porque todos luchan por llegar a la cima!!!... El problema es que después se olvidan de donde salieron... Mariana disfrute la vida y sea feliz... Este trompudo le da las gracias por su comentario, gracias Mariana!!!...

    ResponderEliminar