5 de septiembre de 2010

Mundo: la independencia, el imperio y la guerra

A lo largo de la historia (prehistoria, diría Carlos Marx) el imperio ha dominado a los pueblos más débiles, saqueado sus riquezas y  sometido a su gente a formas de esclavitud verdaderamente denigrantes. Nuestra desgracia tiene nombre y apellido, imperios: egipcio, persa, chino, japonés, mongol, romano, español, inglés y estadounidense. Sólo para hablar de las formas del imperio más conocidos. Si el recuento de los hechos protagonizados por el hombre no es más que la historia de la lucha de clases, la historia de la dominación es también la historia de la lucha de los pueblos sometidos por alcanzar su independencia.

Los imperios romano y estadounidense son los que más destacan por su poderío, su fuerza militar, la extensión de su dominio y la crueldad de su actuación. Es muy conocido que los romanos sacrificaban en la cruz hasta morir a los rebeldes que luchaban por la independencia de sus gentes. Esa es la suerte de José el carpintero, padre de Jesús el cristo, cuya historia todos conocemos. Luego vino la tergiversación de los hechos con la fabricación del Jesús mítico: dios habría mandado a su hijo a morir en la cruz para redimir a los hombres de sus pecados y encontrar la salvaciónn. Sustituyeron el amor cristiano por el individualismo y el egoísmo, que acumula riquezas en detrimento de los demás. Nos robaron a Cristo.

Pero la historia del cristianismo no se queda allí, hay que ver cómo nos llegó esta forma de concebir a dios. Varios siglos después, España era el país con  más posibilidades de convertirse en el más poderoso del mundo, el descubrimiento, la conquista y la colonización de una serie lugares en distintos continentes hicieron realidad aquel deseo de la clase dominante española y del capitalismo que, como nunca, recibía un empujón. El cristianismo fue un componente fundamental del proceso de colonización. El conquistador en la mano derecha portaba la espada que cortaba cabezas de los indios desobedientes y rebeldes, y en la otra mano la cruz que concedía la venia y bendición de toda aquella fechoría que se perpetraba.



Fueron trescientos largos años de dominio (1525-1821), de despiadada explotación y vejámenes a cual más cruel e inhumano a los que fueron sometidos nuestros pueblos originales. De desarraigo de la tierra, del contacto pleno con la naturaleza, de separación de lo propio: hábitos, costumbres, arte, comida, bebida, formas de vestirse y manera de creer. Separación de los dioses propios, para recibir por la fuerza a un dios extraño y violento, que traía trabajo forzado, el comer y dormir mal.

Desafortunadamente, ni el colonialismo ni el dominio imperial han desaparecido. Ahora el imperio se llama Estados Unidos. Lo que sí es afortunado es que está llegando a su fin. Las guerras, las noticias de guerra y las amenazas de guerra son noticias nefastas, pero lo que es buena noticia  es que las guerras las esté perdiendo y que la fuerza ya no les alcanza para someter al mundo en el intento actual de una nueva escalada que busca ampliar y perpetuar su dominio.

Por supuesto que la amenaza de guerra es real, como real es el hecho de que en los planes imperiales está el exterminio de una parte importante de la población mundial para facilitar el control y el saqueo de los recursos naturales. Pero qué heredarán los sobrevivientes después de la conflagración nuclear, si el mundo (países imperiales) dispone ahora de tantas armas nucleares capaces de destruir el mundo varias veces, alterando el funcionamiento del planeta de una manera radical, agua y aire contaminado, árboles dando frutos contaminados. En una palabra: la alteración del proceso de la vida. Por eso hoy la lucha por la independencia debemos incorporarle el componente de la lucha contra la guerra, todo lo que hay que hacer es explicar lo de la amenaza de la guerra y sus riesgos a toda la gente que podamos.

La guerra de los países imperiales (Estados Unidos y sus aliados) contra Irán puede estar a unas horas de que se inicie. Ojalá todo esto fuera un error. Que todos los esfuerzos que en el mundo se están haciendo por detener la guerra den sus frutos. Así son todos los procesos de liberación, angustiosos y dolorosos. Podemos decir que si la Primera Guerra Mundial marcó el inicio de la crisis general del capitalismo, la Segunda Guerra Mundial habría significado un jalón importante en el proceso de liberación de los pueblos, la Tercera Guerra Mundial puede ser el fin del capitalismo, porque la energía para reimpulsarse se le va agotando en forma acelerada.

Ahora asistimos al agotamiento del imperio estadounidense. Tras el agotamiento del imperio español es que se dio inicio al proceso de independencia en América latina, cuando a la potencia imperial se le acababan las razones y las fuerzas para hacer posible la continuación de su dominio. La lucha por la independencia, ahora, en este momento de nuestra historia, toma un nombre y se llama "lucha contra la guerra". Es deber de todos los patriotas, militantes de izquierda y de todas las corrientes del pensamiento progresista, hacer algo para parar a los guerreristas que amenazan con hacer desaparecer a la humanidad. En El Salvador deberíamos hacer algo.

Roberto García
Colaboración

REENVIA - IMPRIME - COMPARTE - COPYLEFT SI SE MENCIONA LA FUENTE

7 comentarios:

  1. José Sánchez Prieto10:30 p. m.

    Al realizar análisis de los acontecimientos actuales, relacionados con la beligerante política del imperialismo transnacional y de la posibilidad real de iniciarse un conflicto bélico con características nucleares que involucraría amplias zonas del planeta , estaríamos en presencia de una nueva mirada referente a la repartición del mundo por las potencias Imperialistas, en este caso, no por la expansión territorial, sino, por el control hegemónico de recursos naturales muy específicos, rutas comerciales y zonas de influencia política.

    Vendría entonces a colación la conocida “Ley del desarrollo desigual del Capitalismo en su etapa Imperialista”; descubierta y explicada por Lenin en el siglo pasado.

    Como economísta, considero que contrario a lo que tal vez muchos colegas míos piensen, me atengo a los hechos históricos aplicando dicha Ley, la cual se ajusta ha lo ocurrido en dos ocasiones anteriores, me refiero a la I y II Guerras Mundiales, resultado de esta lucha incesante por las potencias imperiales del reparto de riquezas; motivados los mas adelantados por su codicia, alentada y sustentada en los adelantos científicos tecnológicos que los sitúa delante de otras potencias Imperiales, les da margen para iniciar guerras, aun, sin conocer con certeza las consecuencias finales.

    Estos acontecimientos bélicos de gran escala han traído históricamente cambios geopolíticos de Zonas y Naciones enteras.

    De esta forma considero que lejos de pensar en como se organizaría la existencia humana después de esa conflagración nuclear, estaríamos atentos a lo ya pronosticado y no errado de Lenin al plantear que como resultados de esas conflictos pudieran surgir “un nuevo país socialista” o grupos de “países socialistas”. Atendiendo a este aspecto, en la I Guerra Mundial surgió y se consolidó la URSS; posteriormente y como resultado de la II todo el campo Socialista Mundial. No dudo en lo mas mínimo que el progreso social de esta humanidad sumida en tanta pobreza global y tanta destrucción del medio ambiente, venga de manera lamentable con una guerra nuclear que pudiera arrasar ciudades enteras, o partes de países, ese tal vez sería el mayor detonante para comprender cuan equivocado está el imperio al pensar que es posible ese tipo de acciones, se comprendería a nivel mundial, con ojos espantados, de la necesidad imperante en un cambio total en la geopolítica mundial, de esta forma explico entonces, que no solo para América deberíamos analizar que postura tomar, sino a la luz del pensamiento Leninista que rumbo en el nuevo espiral de acontecimientos tendría que asumir la humanidad toda y con ello que camino seguir por la raza humana; si la ambición desmedida, demostrada hasta hoy o un futuro diferente de verdadera paz y progreso social.

    Saludos cordiales
    MSc. Lic. Economía. José Sánchez Prieto.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:34 a. m.

    Bravo!!!!sr. Roberto García, por ilustranos e instruirnos en estos menesteres de la: HISTORIA Y LA POLITICA.Yo también pienso igual que usted al IMPERIO AMERICANO, se le estan acabando los días esta agonizando. Esta acabado yasin sus amigos y aliados de la OTAN, no puede. También soy fiel creyento de un principio que dice: TODO LO QUE SUBE TIENE QUE BAJAR!!!!! Los principios no soy leyes. SON ATEMPORALES Y SE CUMPLE CUESTE LO QUE CUESTE.
    Nuevamente, felicitaciones a usted y este medio.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:42 a. m.

    Si´ considero grave el inminente peligro de una guerra nuclear.
    Como dice el articulo han sido las guerras mundiales las que han marcado el nuevo orden mundial y el reparto ya sea de territorio, riquezas naturales y mercado; la instauracion de nuevas reglas internacionales que favoreceran a los grandes capitales de todas las potencias. Sin distincion.
    Como respuesta a estas politicas surgen nuevas formas de liberacion, pero nunca tan potentes para poder destruir al sistema explotador.
    Yo no se´ si siguiendo los planteamientos Leninistas o no, pero bajo un analisis politico sociologico podemos decir que todo indica que una guerra contra Iran o Corea sera globalizada y las consecuencias seran desastrozas para toda la humanidad y sobre todo para el planeta, nuestro hogar por el tipo de armamento que viene utilizando los estados unidos desde la guerra del golfo.
    Cuando ya terminada la II guerra mundial los Estados Unidos lanzo´ las dos bombas atomicas en Hiroshima y Nagasaki, ni siquiera los cientificos ( Albert Einstein)sabian cuales serian las consecuencias estructurales, podrian ser en cadena y evolutivas, pero igual la lanzaron con toda la irresponsabilidad, las estupidas bestias humanas con sed de poder.
    Creo totalmente atinada y justa la preocupacion de Fidel Castro, la historia nos ha demostrado que no hay dolor humano ni consecuencia debastadora que detenga la voracidad de poder del gran capital. Se siente en el aire la agresividad de las politicas del estulto arrogante y picaro servil presidente Obama que pueden llevarnos a la destruccion del planeta.
    Mariana

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:28 a. m.

    Dos cosas:

    Primero: es triste para mi y seguramente para muchos mas saber que hay gente que no puede o no quiere darse cuenta que EUA tarde o temprano caerá y otro imperio tomará su lugar, y que en ese proceso tendrá que haber una guerra que superará por mucho las destrución que dejo la II guerra mundial.

    Segundo: en el segundo parrafo del post cuando dice "gentes" eso es incorrecto, la palabra "gente" de por sí es plurar, al ponerle "S" solo redunda.

    Saludos.-

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2:31 p. m.

    tu articulo finaliza diciendo "en el Salvador deberíamos hacer algo" y eso me da risa considerando que El Salvador es uno de los países que mas tratan de imitar el estilo de vida de los Estados Unidos en casi todo aspecto, la ropa,la música,la comida y hasta las palabras que los jóvenes utilizan. cada día mas de 300 personas salen del país para irse a la USA, lo que no veo es salvadoreños tratando de abandonar Estados Unidos para regresarse a El Salvador, ya que la vida te duela o no es MUCHÍSIMO MEJOR ACÁ, así que no te preocupe la "expansión del imperio" por que es mejor estar lamiendo la bota, que estar siendo aplastado por ella, ademas personas como tu no entienden que si se acaban los dolares que le permiten al país sobrevivir, ustedes se la verían peor que un talibán en guantanamo ya que estos al menos comen 3 veces diarias. compatriota deja de enfermarte la cabeza de doctrinas babosas mejor vente para acá y disfruta besando la bota imperialista jajajaja.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1:19 p. m.

    ES MUY CURIOSO QUE LA CAÍDA ECONOMICA DE ESTADOS UNIDOS COMENZO CUANDO INICIO EL DESTIERRO, LA DEPORTACIÓN , LA LUCHA CONTRA LOS DERECHOS DE TRABAJAR, DE VIVIR, DE PROTEGER A SU FAMILIAS, DE LOS POBRES LATINOAMERICANOS.
    DIOS HA CASTIGADO SEVERAMENTE A ESTADOS UNIDOS, PERO PARECE QUE NO SE HANDADO CUENTA QUE, INMEDIATEMENTE QUE COMENZARON A SACAR LATINOS, JEHOVÁ COMENZÓ A ENVIAREL MILES DE CASTIGOS: HURACANES, TEMBLORES, SEQUÍAS, ASALTOS EN LAS ESCUELAS, INCENDIOS, INUNDACIONES, CRISIS ECONÓMICAS, Y GUERRAS FALLIDAS, QUE INICIO BUSH POR AMBICIOSO.
    MIESNTAS ESTADOS UNIDOS NO VUELVA ASER UN PAÍS JUSTO, HOSPITALARIO CON LA GENTE AMERICANA, DIOS LOS SEGUIRA CASTIGANDO.

    ResponderEliminar
  7. fatima.-8:20 p. m.

    YO DIGO QUE LA PAZ CON LA PAZ SE PAGA
    Y SI QUIERES LA PAZ,PREPARATE PARA CAMBIAR TU CONCIENCIA....
    (Fidel Castro Ruz)

    ResponderEliminar