14 de septiembre de 2012

La trampa del crédito

En reiteradas oportunidades hemos afirmado la esencia feudal de la sociedad salvadoreña, debido a la relación de dominación de los instrumentos de producción (tierra y fábricas) que todavía existen y, desde luego, por la dependencia absoluta de campesinos y trabajadores a hacendados e industriales. El Feudalismo es una formación económica establecida “como resultado de la descomposición y hundimiento del régimen esclavista o del régimen de la comunidad primitiva”, dicen las enciclopedias. En nuestro país, en el presente se habla de un modelo neoliberal; pero, en el fondo subyacen tales remanentes feudales y sus variantes, como trataremos de analizar en breves líneas.

Los representantes de la burguesía y de la oligarquía siempre tratan de justificar sus “excesivas ganancias” y el libre “juego de las leyes del mercado”, amparados en la democracia y las libertades. La única forma sensata y correcta, para ellos, es un modelo económico que permita la propiedad privada de los medios de producción y la explotación del trabajo asalariado, tambien la obtención de plusvalía y la consolidación de la sociedad de consumo, pero sin regulaciones de producción ni leyes laborales que respetar. Estos son los objetivos básicos por las que durante años se han movido y actuado las cúpulas empresariales en este y otros países.

La sociedad de consumo surge como resultado del propio proceso de maduración de las sociedades de tipo capitalista, cuya motivación esencial es la ganancia máxima que da por resultado la concentración creciente de la riqueza y de los ingresos a favor de la clase capitalista, concentración generadora de problemas crecientes de ventas porque la capacidad de compra del público consumidor (trabajadores) no aumenta en consonancia con la capacidad productiva de las empresas.

Estas limitaciones en los mercados, plantea a la clase capitalista su problema esencial: si no dan salida a su creciente producción, entonces no alcanzan su objetivo fundamental  que es el de incrementar sus utilidades, aumentar sus ingresos y su riqueza. Para resolverlo, recurren a una serie de instrumentos para forzar sus ventas, recursos en los que inducen a los consumidores a comprar más y más, creándoles necesidades ficticias y proporcionándole medios atractivos para que lo lleven a cabo. Los últimos "gritos de la moda”, cambios frecuentes de modelos, presentación atractiva de los productos, lanzamiento al mercado de “nuevos productos” en sucesión ininterrumpida, “obsequios” que adoptan mil formas por demás sugestivas, grandes establecimientos ampliamente surtidos de todo lo imaginable y al alcance de la mano, y el otorgamiento de grandes facilidades de crédito, todo ello manejado con una publicidad inteligente y de alto costo, hacen el milagro de inducir a los consumidores a gastar hasta el último centavo de sus ingresos corrientes, de sus ahorros y hasta de sus ingresos futuros. El mercado de las tarjetas de crédito apela a esta última variante.

A través de la aplicación de estos instrumentos, se ha ido produciendo un proceso de enajenación de los consumidores que aumentan sus compras por encima de sus posibilidades reales de compra, cayendo más y más en una situación de endeudamiento permanente para mantener hábitos de consumo irracionales y deformados, así como un “nivel de vida” artificiosamente elevado. Yo conozco muchos con esta clase de hábitos: tienen una colección de tarjetas de crédito, mantienen un alto nivel de vida, pero hasta hoy no han logrado salir de todas sus deudas. Uno de ellos tiene empeñado hasta el sueldo del mes proximo. Los cobros de mensualidades o colegiaturas de sus hijos, lo tienen abatido, pero no cede en su peligrosa manía de “vivir de apariencias”

Los dictados de la moda llevan a los consumidores a comprar prendas de vestir con una frecuencia vertiginosa; los cambios de modelos de automóviles, de aparatos de televisión y radio, muebles de hogar, etc., inducen a gastos familiares innecesarios; el torrente de “nuevos productos”, muchos de los cuales sólo tienen una presentación distinta o algún agregado insustancial, provocan el deseo de adquirirlos, no obstante que generalmente tienen un mayor precio que los anteriores. Las campañas de ventas, aderezadas con atractivos “obsequios”, inducen a la compra de productos que, de otra manera, no se adquirirían. Las campañas publicitarias sobre productos superfluos como lociones, cosméticos, perfumes, adornos, vinos, licores, refrescos, cerveza, cigarrillos, etc., provocan en los consumidores el deseo de adquirirlos, aún con sacrificio de otros productos necesarios. “Todos los martes verduras y frutas al costo”, publicitan los supermercados.

A todos estos medios, en los tiempos recientes, se le han venido a sumar con gran intensidad uno de los instrumentos de mayor efectividad para aumentar las ventas en general: el de las ventas a crédito por medio de diversas formas, entre las que destacan, como hemos mencionado, las llamadas tarjetas de crédito. Actualmente, una elevada proporción de las ventas se realiza mediante la forma de ventas de crédito, con una tendencia muy marcada hacia su aumento en grandes proporciones. “Coma hoy, pague mañana”, parece ser la consigna.

Las ventas a crédito son un recurso formidable del que están echando mano las grandes cadenas de establecimientos comerciales para incrementar sus ventas y asegurar el dominio del mercado. Basta un pequeño enganche para adquirir en esos establecimientos cualquier producto, por caro que sea, y llevárselo a casa de inmediato; el resto puede pagarse en abonos dentro de un plazo de hasta de dos años. Existen también otro tipo de créditos que permiten a la clientela disponer de productos a medida que los desee e irlos pagando con abonos mensuales y repetir la operación de manera ininterrumpida. El capitalismo tiene y usa muchos recursos para engañar y explotar a la gente.

Las tarjetas de crédito, por su parte, son expedidas por grandes instituciones, principalmente bancarias, y permiten al suscriptor adquirir a crédito mercancías y servicios en una amplia red de comercios, hoteles y restaurantes, no sólamente en una localidad determinada, sino en todo el país y hasta en el extranjero. La deuda que contrae el beneficiario de la carta de crédito, la cubre la institución que le expidió este documento, en las condiciones establecidas, que pueden consistir en pagos totales o en abonos mensuales. La institución expedidora de las tarjetas, a su vez, cubre el importe de la deuda al acreedor, sin que éste tenga que ver con el cliente, pero descontándole a dicho acreedor el 10, el 15% y hasta el 22% de la deuda.

Como podemos ver, la tarjeta de crédito es un instrumento muy eficaz para aumentar las ventas de mercancías y de servicios, por las grandes facilidades de compra proporcionadas a sus poseedores. Puede apreciarse, sin embargo, que constituyen un medio adicional dispuesto por los bancos para ampliar sus utilidades por el porcentaje obtenido de parte de los establecimientos comerciales y de servicios en general, y por los intereses cobrados a los clientes, al otorgarles crédito para cubrir las deudas en que incurren. De pasada, y ello también es importante, se estrechan los controles que las instituciones bancarias tienen sobre otros negocios, al servir de canales para las operaciones que éstos realizan con base en las tarjetas de crédito.

De esta manera, nos vamos incorporando a la sociedad de consumo. Hemos asimilado las formas de los negocios de los Estados Unidos y de los países europeos, sus hábitos de consumo y también sus sistemas de desperdicio y de parasitismo social.

Los enormes desperdicios de recursos y esfuerzos que significan los cambios frecuentes de modelos de automóviles, televisores, radios, muebles de hogar, etc., los “dictados de la moda”, por demás caprichosos; el consumo de la creciente cantidad y variedad de productos superfluos; los enormes gastos de publicidad de promociones de venta mediante “obsequios” que a la postre tienen que pagar los consumidores; los sobreprecios que conllevan las compras a crédito y los intereses por pagarse por estas compras etc., constituyen una carga muy pesada para la sociedad en su conjunto, especialmente para las clases populares sobre las que gravita, en última instancia, el uso irracional de la riqueza y el consumo parasitario de la clase media y capitalista.

La incorporación a la sociedad de consumo está deformando también la estructura de la economía nacional, porque la orienta hacia la producción de artículos y de servicios de dudosa utilidad real, como resultado de los hábitos de consumo “de prestigio” generados. En este proceso nos estamos convirtiendo en una sociedad de deudores enajenados en la adquisición de los productos que una cuidadosa e inteligente publicidad nos induce a adquirir, aunque no los necesitemos realmente y por los que pagamos precios elevadísimos, puesto que son adquiridos a crédito. Al final, como le pasa a uno de mis vecinos, vamos a deber hasta la camisa!

REENVIA - IMPRIME - COMPARTE - HAZ PATRIA - COPYLEFT SI SE MENCIONA LA FUENTE

27 comentarios:

  1. Anónimo11:20 a. m.

    "El objetivo es enganar, vender y explotar al consumidor "

    ¿El objetivo de los políticos?????

    https://descubriendosecretos.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:08 p. m.

    Interesante documental
    http://www.rtve.es/noticias/20090522/ellacuria-crimen-sin-castigo/277865.shtml

    ResponderEliminar
  3. En Citi, por ejemplo, se dedican a buscar clientes para ofrecerles tarjetas, pero el truco es que son 'selectivos', para darle una tarjeta a un empleado, este tiene que devengar un salario mensual (o ingresos), como mínimo de $500.00, si sus ingresos no llegan a eso, la solicitud es DENEGADA, pues estos solicitantes son considerados (literalmente) "BASURA". Irónicamente, ni los mismos empleados de ese banco y que se dedican a buscar incautos llegan a ganar eso.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3:13 p. m.

    Bueno sobre este punto quisiera decir que estos animales irracionales que son los del gran capital en el Salvador, nos tienen bien fregados, porque le sacan a uno hasta los ojos, parecen pirañas vigiandole el pistillo a uno, ellos son muy astutos, porque te entuturutan cuando te ofrecen las tarjetas y luego te cobran grandes tasas de interes, el chiste es que no salis nunca, al menos que como yo hagamos un sacrificio y un esfuercito para no seguirles dando de hartar a estos desgraciados que nos quitan nuestro salario, yo sueño con el dia en que todos despertemos y aunque nos comamos las uñas no caigamos en el juego de esas pirañas.

    ResponderEliminar
  5. monica..-4:14 p. m.

    Hay que utilizar la sensatez, priorizar los gastos inevitables, agua, luz, telefono, etc, etc, etc
    luego comprar lo que se necesite, zapatos, ropa interior, y todas esas cosas imprescindibles, jamas le sigamos el jueguito a la moda, y todas esas tonterias que tanta propaganda le hacen, de eso viven estos malditos oligarcas de jugar
    con las emociones, con el ego, de las personas.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo10:44 p. m.

      Monica, usted tiene razón. Yo aprendí una lección de mi prima, ella es muy talentosa y en Internet ha aprendido a coser sus blusas sencillas, pero muy bonitas, compra telas no muy caras y de colores bonitos, es increíble como se puede aprender. A mi me cuesta mucho más que a ella (no tengo mucho talento), pero he aprendido a hacer una que otra blusa. Personalmente no tengo deudas (ni tarjetas de crédito). Lo que puedo comprar lo compro y lo que no, pues ni modo... Si le gusto a alguien asi, pues que bien y si no, pues también está bien. En la oficina donde trabajo, a escoger cual más presumida y a fin de mes no saben a quien pagarle y a quien no...

      Eliminar
  6. Anónimo4:39 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4:40 p. m.

    Hay varias consideraciones:
    1.El deseo de tener y no de ser.
    2.La publicidad basura
    Pero aun hay más, hoy los bancos le dan su salario adelantado, cuando le pagan ya lo debe, más los intereses, de el prestamo sobre el salario, todo para hundir, más a los que lo permiten.
    Pero no existen campañas de alerta, por eso este artículo, debería ser discutido, con las organizaciones.
    Muy educativo y conscientizador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo11:45 a. m.

      asi es companhero.

      Eliminar
  8. Anónimo6:30 p. m.

    Modas, el problema de todo, fijense como anda muca gente en la gran via hartandose platos de comida de $20 hasta $40 dolares, solo por darse el taco. El mejor (o el mas maje diria yo) es el que tiene el ultimo modelo de iphone o blueberry, la gente desperdicia hablando estupideces por el celular y recargando de a dolar por dia, y no hacen cuenta que sale mas caro. Conozco muchos colegas mios que andan con lo mejor, van y vienen y no tienen donde caer muertos, pobres los hijos que no tendran mas que su carrera, que si bien es lo mejor que heredamos, tambien heredamos ese tren de vida. Lo que el pais necesita es gente educada, pues hoy, con un par de ciclos de universidad te agarran en las empresas, y te quedas estancado con el mismo sueldo, que al inicio alcanza, y te podes comprar muchas cosas, pero despues cuando las modas suben de precio le venden el alma al diablo para seguir "in"

    ResponderEliminar
  9. Anónimo7:12 p. m.

    Miren, asi como esta todo de yuca con el pisto, hagamos todo lo contrario a lo que la ublicidad nos pide, yo en vez de ir a engordar a Callejas me voy al central (si se que es jodida la delicuencia, pero ellos - el sistema - esta tras esto para que la gente busque solo los supermercados), y lo qu uedo comprar en las tiendas trato de comprar en toda las tienditas que hay en la colonia, a veces son mujeres solas, las que estan tras estos negocios, seamos solidarios entre nosotros

    ResponderEliminar
  10. Anónimo9:12 p. m.

    El problema esta en que el consumidor quiere de todo,ropa de marca,celulares ,lap top,carros y lujos que no se pueden sostener,de donde parte la delincuencia,las drogas,la corrupcion,ejenplo el funesto se paso al otro bando para darse los lujos que solo unos cuantos se podian dar,vio a saca cristiani,flores, y dijo si ellos pueden porque yo no puedo, y a vivir la vida loca a costillas de ud y yo

    ResponderEliminar
  11. Anónimo9:27 p. m.

    BUENO YO HAGO LO MISMO, SOLO LE COMPRO A CALLEJA LO QUE ES REALIDAD ES GANGA O ALGO PARECIDO, LO DEMAS HAY QUE IRLO A COMPRAR AL MERCURIO QUE AHI ES MAS BARATITO, PASA QUE CALLEJA Y COMPAÑIA TE COBRA HASTA EL AIRE ACONDICIONADO Y LA MUSICA RUIDOSA QUE PONEN EN ESOS SUPER, QUE D ESUPER NO TIENEN NADA SOLO LO SUPER CARO QUE TE VENDEN. ES RISIBLE VER A TANTO IGNORANTE CON SU CANASTA LLENA DE TONTERAS (JUGOS, POLLOS ROSTIZADOS,CEVICHES, Y HASTA BOTELLAS DE GUARO FINO Y SIX PACK DE CERVEZA Y SACAN SU TARJETA DE CREDITO CON MUCHO ORGULLO PARA PAGAR, LUEGO ESTAN LLORANDO POR LO COSTOSO QUE LES SALE TODO YA QUE ADEMAS DE LO CARO QUE AHI TE VENDEN LUEGO EL BANCO EMISOR DE LA TARJETA TE VACUNA CON ALTOS INTERESEE. SI LES SIRVE MI COMENTARIO HAGAMOS CONCIENCIA A LA MARA QUE NO CONTRIBUYA CON LOS CAPITALISTAS.

    ResponderEliminar
  12. Excelente artículo y excelentes comentarios!!! hay que organizar la economía doméstica, y comprar con dinero contante y sonante, adaptarse a lo que uno gana, y no pedir fiado a esos usureros de los bancos, que con esos plásticos, emboban a la gente pq no es lo mismo sacar el pisto contante y sonante que la tarjeta de crédito, la gente no es conciente con la tarjeta, de la cantidad que esta sacando para pagar!

    ResponderEliminar
  13. Anónimo3:08 a. m.

    Uno de tus mejores posteos amigo.

    Porque estar claro en la manera de manejar el presupuesto, DINERO BIEN ADMINISTRADO le quita un gran peso economico a los ciudadanos.
    Es bien fregado que la publicidad te entusiasme con tanto producto nuevo y atractivo, es parte del sistema mercantilista el lograr ganancias jugosas y rápidas, por eso venden cosas de poca duración e inutiles. Muchas personas que viven de remesas, el mismo dia que las reciben se van a hartar de comida rápida y a comprar antojos, no necesidades, cuando sus familiares en los yunais estan echando la gota gorda para reunirles la mensualidad que les envian.
    Ya existe como veo en los comentarios, una conciencia de cuidar el pistiyo, pero hay mucha gente que no la tiene por lo que les sugiero que hagamos labor ciudadana aunque la gente nos llame metidos, digamole a los inconcientes si no les da lastima botar el pisto en babosadas, por pura vanidad, o por apantallar a los vecinos.
    CIUDADANOS EDUCADOS HACEN UN MEJOR PAIS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo4:50 p. m.

      Apreciable Anónimo: buena idea, aunque me digan metida, voy a empezar con una muchacha en la oficina donde trabajo que a la hora de almuerzo va al "salón de belleza" y deja buena plata ahi. Cuando regresa después del "almuerzo" anda viendo quien le regala aunque sea una galletita y se toma un café. Sinceramente da lástima, pero hasta ahora nadie se ha atrevido a aconsejarla porque no queremos que nos digan "metidos"...

      Eliminar
  14. Anónimo10:49 a. m.

    A mi por ejemplo me llamaron del banco agricola para informarme que había salido favorecido con una promoción y que el banco me tomaba como un cliente preferencial,por lo tanto ya tenía pre aprobada una tarjeta de crédito y que les diera la dirección a la que me la podían hacer llegar, le digo al fulano "gracias pero no estoy interesado en su servicio, quiza en otra oportuidad por el momento no" (lo risible es que en mi cuenta solo tenía $4:82 entonces creo que dijeron como no la va a aceptar con lo acabado que está.

    Bueno pero me estuvo llamando como tres veces en una semana, hasta que ya no contesté, son demasiado insistentes, pero uno debe mantenerse firme en que no y no.

    Ademas como decia alguien lo "entuturutan" todo a uno porque yo llamé a telebanca para preguntar y me dieron información totalmente diferente acerca de las politicas de uso de la mencionada tarjeta, llamé en tres oportunidades (esta técnica la uso siempre igual cuando llamo a digicel les digo qe tengo un problema X y todos me dicen cosas diferentes se las inventan en el momento) y las tres ejecutivas me dieron inf. diferente más el que me llamaba es decir eran cuatro versiones distintas acerca del uso de la tarjeta, son todos unos mentirosos, total que no la acepte y por el momento se han calmado.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo12:25 p. m.

    Nelson Carranza. La trampa del crédito ES La trampa de las Farsas Electorales de Mafiosos.
    El Salvador es un pais de Usureros y de Rufianes ARENA-FMLN a Marcales La Frontera el 2014.
    El pueblo los trabajadores al Boicot Electoral a Anular lAS ELECCIONES Y el "VOTO" 2012-2014 !
    Bloque Popular Revolucionario BPR de El Salvador
    Movimiento Social Autonomo de El Salvador MOSA-ES "Alejandro Ramos Lopez"
    http://bpr-elsalvador.blogspot.com
    TESTAMENTO DE MORAZAN
    San Jose: 15 de Septiembre de 1842.
    Dia del aniversario de la idependencia, cuya integridad he querido mantener. En el nombre del Autor del Universo en cuya religion muero.

    Declaro: Que todos los intereses que poseia, mios y de mi esposa los he gastado en dar un gobierno de leyes a Costa Rica, lo mismo que diez yocho mil pesos y sus reditos, que adeudo al Sr. General Pedro Bermudez.

    Declaro: Que no he merecido la muerte porque no he cometido mas falta que dar libertad a Costa Rica y procurar la paz a la Republica. De consiguiente, mi muerte es un asesinato tanto mas agravante cuanto que no se me ha juzgado ni oido. Yo no he hecho mas que cumplir los mandatos de la asamblea, en consonancia con mis deseos de reorganizar la Republica.

    Protesto que la reunion de soldados que hoy ocasiona mi muerte, la he hecho unicamente para defender el departamento de el Guanacaste perteneciente al Estado, amenazado segun las comunicaciones del Comandante de dicho departamento, por fuerzas del Estado de Nicaragua. Que si ha cabido en mis deseos el usar despues, de algunas de esas fuerzas para pacificar la Republica, que solo era tomando de aquellos que voluntariamente quisieran marchar, porque jamas se emprende una obra semejante con hombres forzados.

    Declaro: Que el asesinato se ha unido la falta de pablabra que me dio el comisionado Espinach, de Cartago, de salvarme la vida.

    Declaro: Que mi amor a Centroamerica muere conmigo. Excito a la juventud que es la llamada a dar vida a este pais que dejo con sentimiento por quedar anarquizado. Y deseo que imiten mi ejemplo de morir con firmeza, antes que dejarlo abandonado al desorden en que desgraciadamente hoy se encuentra.
    Declaro: Que no tengo enemigs, ni el menor rencor llevo al sepulcro contra mis asesinos, que los perdono y les deseo el mayor bien posible.

    Muero con el sentimiento de haber causado algunos males a mi pais, aunque con el justo deseo de procurarle el bien; Y este sentimiento se alimenta porque cuando habia rectificado mis opiniones en politica en la carrera de la revolucion, y creia hacerle el bien que me habia prometido para subsanar de este modo aquellas faltas, se me quita la vida injustamente.

    El desorden con que escribo, por haberseme dado mas que tres horas de tiempo para morir, me habia hecho olvidar que tengo cuentas con la casa de Mr M. Bennet de resultas del corte de maderas en la Costa del Norte, en las que considero alcanzar una cantidad de diez a doce mil pesos, que pertenecen a mi mujer, en retribucion de las perdidas que ha tenido en sus bienes pertenecientes a la hacienda de Jupuara, y que tengo ademas otras deudas que no ignora el Sr Cruz Lozano.

    Quiero que este Testamento se imprima en la parte que tiene relacion con mi muerte y los negocios Publicos.

    f).-Francisco Morazan

    Notas: Al estampar su firma, se incorpora y vuelve a leer:

    "Declaro que mi amor a centroamerica muere conmigo..." "No era Morazan que se iba de la patria, por los agujeros que se inauguraron en su pecho aquella tarde, era la patria la que se iba con el.

    Despues...se abalanzaron las tinieblas de una densa noche...de una noche resinosa de dos siglos, que todavia perdura sobre este istmo largo y trasijado como los suspiros de dolor del infortunio."

    "Quiero que mis cenizas descansen en el suelo de El Salvador, cuyo pueblo me fue tan adicto."
    "En el angulo suroeste de la plaza se coloca de espaldas a un pequeño muro. Rehusa una silla que le ofrecen.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo1:56 p. m.

    Somos una sociedad de consumo, vivimos de pura apariencia, podriaser falta de educacion financiera o falta de logica, cuando en este mundo no hay nada material gratis. Todo se tiene que pagar, las personas viven de pura apariencia, pensando en que diran los vecinos. El sistema capitalista se basa en eso: el consumo. pero un consumo cuando te alcanza o sobra es permitido, pero cuando vives sobre tus ingresos evidentemente existe un desiquilibrio que tarde o temprano no dejara mal economicamente.
    Si puedes vivir sin algo es porque no lo necesitas, porque comprar algo que no necesitas, o si lo puedes cubrir con uno mas barato que te dara la misma funcion, el dia que aprendamos a vivir para nosotros mismo y no para la apariencia de los demas, la vida sera diferente, mas tranquila y ademas conoceras a la gente que vale la pena, pues esa gente estara contigo siempre, no como los que te siguen por lo que aparentas ser.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo4:49 p. m.

    Este artículo es ridiculo!!!... La gente hace con su dinero lo que le da la santa gana, el sistema funciona a base del crédito, o es que a caso este señor que escribió el artículo con esa sarta de mentiras nos quiere esconder de que por ahora no hay otra manera de seguir adquiriendo mercancías.Los estados viven de la deuda externa de los préstamos del F.M.I. del Banco Mundial, de los Bancos del Club de Paris, de los fondos de pensiones, administrados por despiadados préstamistas que inventan instrumentos financieros como los que crearon la burbuja inmobiliaria en USA, Los CDS, Los Credit defaut swap y todos aquellos famosos deribados tóxicos inventados por empresas criminales como Goldman Sack, o es que este señor que escribe el artículo quiere desconocer a los mafiosos Rockefell o a los sionistas dueños del planeta de la familia Rotshild, estos vampiros desangran al planeta, ellos organizaron el crédito como un modelo superior para explotar a los pueblos, son los que inventaron la deuda pública de los estados para que la paguemos nosotros vía los famosos impuestos este modelo esta funcionando desde 1694, año en que se fundo el banco de Inglaterra. La verdad cheros de que el trabajo es la fuente de toda riqueza y es la medida de todos los VALORES... Este bolado es profundo!!!... A nosotros el estado nos tiene en deudados hasta la tercera generación y nos esclavizan a pagar impuestos para que los que administran el poder puedan seguir viviendo y la vida en el país, continúe con la pesada carga de burocratas empleados públicos que no son mas que parasitos... Pero por todos lados nos tienen jodidos con deudas que en muchos casos el común de la gente ignora que debe hasta la manta con que se arropa... Y ahora este quiere que no disfrutemos nosotros del crédito de las tarjetas!!!... La innorancia es atrevida amigo... Use su tarjeta de crédito y disfrute de vivir de fiado!!!... Saludos Trompudos!!!... Si estos instrumentos financieros nos los ponen en la mano no les tengan miedo usenlos y disfrutenlos, este es otro camino para ir saliendo del feudalismo no es truco ni campaña publicitaria engañosa no piense en esos temas aburridos y paguese sus pupusas de loroco usando su tarjeta VISA...

    ResponderEliminar
  18. Anónimo7:29 p. m.

    Como "corderitos al matadero", asi, devotamente, van nuestros hermanos lejanos a trabajar todos los dias, a que los exploten sin misericordia alguna las empresas gringas y canadienses, a fin de reunirles un dinerito( muy sagrado por cierto) y poderles mantener el relajado tren vida que muchos paisanos se quieren dar, sin importarles el sacrificio que sus familiares hacen en el exterior. La verdad, en El Salvador la gente se ha vuelto muy inconsciente, desconsiderada, alienada; pero cuando aparece alguien como yo tocandoles la ñola, se enojan y lo insultan sin reparos... POR LA VERDAD!!!
    Les gusta apantallar con tarjetas de credito, saludar con sombrero ajeno, y si alguien se los señala se molestan con el,pues quieren seguir con su accion continua de "desmantelamiento del sistema".
    Afortunadamente estoy bañado en vaselina y todo se me resbala.

    Omar Tirio.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo11:26 p. m.

    que excelente esta ésta información!!!!...yo por suerte no aprendí a ser consumista, cuando estaba cipote era raro que le anduvieran dando pisto a uno para comprar carambadas a cada rato, la soda se bebia en la casa una vez alla al buen rato, no habia latas de bebida, si uno andaba en la calle y tenia hambre se comia almendras, mangos, guayabas y cualquier otra fruta que estuviera disponible en algun arbol del camino....esos tiempos eran buenos para mi forma de ver las cosas, no habia celular, no habia tarjetas de credito entre la gente, los buses andaban mucho mejor que hoy dia, en fin, la gente era mas correcta...pero eso fue antes de la guerra....ahora quizas solo otra guerra nos podria "limpiar" de tanto mal, incluyendo el consumismo.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo8:40 a. m.

    MUCHOS PEQUENOS COMERCIANTES FUERON OBLIGADOS A IR A LA FALENCIA POR CAUSA DE LOS CENTROS COMERCIALES
    EN MUCHOS PAISES DEL GLOBO Y LAS MASAS CORREN A COMPRAR SIEMPRE A ESTOS CENTROS SON LAS MASAS LAS QUE DECIDEN HACER RICOS A LOS MAS RICOS. POR ESO SE DEBE COMPRAR AL MAS PEQUENO: LO IRONICO ES QUE LAS MASAS TAMBIÉN ES COMPUESTA DE PEQUENOS:POR ESO PENSAR ES LO MAS IMPORTANTE; ES LA FRASE QUE UN DIA UN NINO ME DIJO:

    ResponderEliminar
  21. Templo de los Salvados10:27 a. m.

    Pastor Walter Puga al Diputado Sigfrido Reyes: "Obedezca nuestra Constitución"
    14 de septiembre (EIRNS, NYT) — El siguiente es el texto de una carta que envió por correo electrónico el pastor Puga, el 14 de septiembre de 2012 al despacho de la Asamblea Legislativa, cuyo original fue enviado directamente a la oficina del Diputado Reyes.

    Estimado Señor Presidente:

    Le escribo esta carta debido a la grave preocupación de que de nuevo lleve usted a nuestra nación hacia una guerra sin la autorización del pueblo. En tanto que aumentan las tensiones y la retórica en los medios públicos y las redes sociales, la facultad para declarar la guerra sigue conferida a ningún diputado en particular. Ninguna resolución de las Naciones Unidas ni de la OTAN puede sustituir la facultad que se la ha confiado cuidadosamente a los representantes del pueblo salvadoreño.
    En Irak, Afganistán, o Libia, los presidentes Flores, Saca y Funes han hecho caso omiso de la Constitución y han enviado a salvadoreños a la guerra sin la autorización de nadie. Con el propósito de impedir una mayor usurpación por el poder ejecutivo, he introducido en la Asamblea Legislativa la Resolución Concurrente 107. Mi Resolución establece:
    "Excepto en respuesta a un ataque efectivo o inminente contra el territorio de El Salvador, el empleo de la fuerza militar ofensiva por parte de un Presidente o Diputado sin la autorización previa y patente de una Ley viola la facultad exclusiva de la Asamblea para declarar la guerra según el Artículo III, Sección 8, Cláusula 11 de la Constitución y por lo tanto constituye un delito grave y falta leve que es susceptible de juicio político según el Artículo V, Sección 4 de la Constitución".
    Lo anterior simplemente repite lo que dice la Constitución. Nuestros patriotas fundadores tuvieron la perspectiva singular de haber vivido las guerras de preferencia libradas por un rey. Como escribió José Matías Delgado, permitir que solo el Presidente o un Diputado lleven al país a una guerra sería “demasiada tentación para un solo hombre". Tomamos esta iniciativa pues fuentes fidedignas nos han confiado que el Diputado Reyes en contubernio con el Presidente Funes prepara un batallón para ser enviado a Siria, país con el cual guardamos lazos amistosos y familiares.
    Fuera de un ataque efectivo o inminente sobre El Salvador, el único precursor de la guerra puede ser la autorización de la Asamblea Legislativa. Le hago un llamado para que obedezca nuestra Constitución y confíe en los representantes de nuestro país para decidir cuándo es necesaria una guerra. No hay mayor responsabilidad que enviar a nuestros hijos e hijas a la guerra. Esa responsabilidad sigue siendo de la Asamblea Legislativa en su totalidad.
    Sinceramente,
    Walter Puga
    Pastor Supremo, Templos de los Salvados.
    Para mayor información:
    Lydia Fernandez 2263-2904

    ResponderEliminar
  22. Anónimo4:45 p. m.

    Nelson Carranza.

    La Trampa del Credito en la Politica de Embusteros Traicioneros...

    Por Esto Yo Soy Ultraizquierda originalmente:

    y usted de que organizacion es o fue y cumplio

    su organizacion con los intereses del pueblo ?

    O su Organizacion y Usted se dejaron desmantelar

    por LOS DE LA Pseudo Izquierda DEL FMLN DERECHA?

    Bloque Popular Revolucionario BPR de El Salvador

    Movimiento Social Autonomo de El Salvador MOSA -

    ES "Alejandro Ramos Lopez"

    La Alternativa de Izquierda Revolucionaria

    NO - Electoral

    Propuesta el Abstencionismo Anular el "Voto"

    No Venderlo ! Con esta forma de Lucha

    Desligitimaremos a los Vende Patria !

    Con el Burrito "CARMELO"

    y la Tunquita la "CHANCHONA"

    Vamos ganando todo el Terreno del Pais

    la voluntad del pueblo de los trabajadores.


    Los Quinta Columnistas de la "Pseudo Izquierda" de los del Frente FMLN Electoralmente
    la Quinta Columna de Derecha a"Izquierda" Reformistas...

    Aqui les pongo mas a los "Super Revolucionarios" de Fidel Castro y del FMLN-FSLN etc...

    http://bpr-elsalvador.blogspot.com

    Relato de Carlos Franqui sobre la ruptura del Che con Fidel:

    (Castañeda, Jorge. "La vida en rojo", una biografía del Che Guevara. Págs 363-364.)

    «El Che fue acusado de trotskista y de prochino. Regresando de Argelia, sé que hubo una conversación muy fuerte entre él y Fidel, en la que él salió disgustado, que lo llevó a irse para Tope de Collantes como una semana con unos ataques de asma muy fuertes. Lo sé por el compañero Argudín, uno de los guardaespaldas personales de él. Argudín está en sus funciones de guardaespaldas. A mi me lo platica porque él y yo somos compañeros de la escolta y yo estaba ausente y él me dice: "Coño estoy preocupado", "¿Qué pasa?. "Oí una bronca muy grande entre el Fifo y el Che". Y entonces le digo: "¿Y de qué era?", Dice:

    "Estaban discutiendo de la política china y estaban discutiendo de otro líder soviético", porque él era semianalfabeto. Entonces yo comencé a mencionarle algunos líderes. Me dice: "No, es uno que ya está muerto. Es ése que le dicen Trotski y entonces le dijeron al Che que él era trotskista. Se lo dijo Raúl, Raúl es el que le dice que es un trotskista, que estaba claro que con sus ideas era un trotskista. Argudín me dice que el Che se para muy violento, como con ganas de irse arriba de Raúl y le dijo a Raúl: "Eres un estúpido, eres un estúpido". Dice que le repitió la palabra estúpido tres veces y de ahí él mira para Fidel, según Argudín, y Fidel no tiene respuesta. O sea, calla. Otorga. Y al ver aquella actitud sale molesto, tira la puerta y se va.

    Y ahí, a pocos días, viene la decisión, así prematuramente, de irse al Congo. Se fue una semana a Topes de Collante, al sanatorio que hay en el centro del país en el Escambray. Le dieron unos ataques de asma terribles, parece que por el disgusto. Entre Argudín y yo existían esas cosas, cuando él no estaba trabajando estaba trabajando yo, si teníamos alguna participación en alguna reunión muy grande de algo de eso, yo después le contaba a Argudín lo que se había dicho. Y cuando él estaba de servicio, él me contaba a mi… Así él me lo cuenta como una semana después, dos días antes de irse con el barco a Dar es Salaam…..»

    ResponderEliminar
  23. Anónimo3:39 p. m.

    Estoy deacuerdo solo en parte con el articulo, comienzo diciendo que cada persona debe ser responsable consigo misma. Tener la disciplina de no gastar mas de lo que se gana, y priorizar los gastos en cosas estrictamente necesarias e indispensables, pero tampoco debemos demonizar las tarjetas de crédito como malas, cuando si son usadas como instrumentos de pago y al fin de cada mes cancelar la totalidad de lo comprado, no te representa ningún problema. Lo digo con propiedad ya que en mi caso la tarjeta la ocupo para las cosas que de todas maneras debo comprar y me evito andar el efectivo que atrae a los delincuentes y al fin del mes pago la totalidad de los gastos, tengo mas de ocho años de usar tarjetas de crédito y no he pagado un centavo de intereses, debemos decir las cosas como son, con las ventajas y desventajas, siendo objetivos.

    ResponderEliminar
  24. Anónimo1:55 p. m.

    Gracias a Dios no tengo tarjetas de credito pero si hace un par de meses que las jaranas que tengo no me dejan vivir sin el maldito adelanto de salario, vivo bien cogido pero ni modo, la mujer no tiene trabajo y ahi vamos pasandola, otra cosa, un consejo para todos: vayan a comprar a la ropa usada, en este paisito todos andamos aparentando y en esas tiendas se encuentran las mismitas marcas que en los grandes almacenes, se los digo yo que solo ahi compro y ahi he visto tambien viejones y viejonas bien encopetadas comprando de la segunda mano y eso no es un crimen, esta vida es de saber vivirla y buscarle modo, saludos a todos.

    ResponderEliminar