12 de abril de 2009

Arenas Movedizas...

Después del 15 de marzo, día en que el pueblo salvadoreño se manifestó de manera contundente por el cambio, en la escena política salvadoreña han salido a relucir, por un lado, verdades que el Gobierno actual y su partido mantuvieron ocultas como parte de su táctica electoral; y por otro, acciones indecorosas que desdicen de un proceso de transición que debería ser normal y no traumático en el marco de la alternancia en el poder y de la gobernabilidad democrática.
Datos sobre la economía Entre lo que se mantuvo oculto por el Gobierno de ARENA, están los datos reales de la economía. Baste dar un ejemplo : hasta noviembre pasado, para el Presidente Saca y otros funcionarios del Gobierno, la situación económica del país no era motivo de preocupación, a pesar de los saldos en rojo en la Administración Pública y de la recesión económica. A principios del 2008, el Gobierno había hablado que el país crecería en un 5%. En noviembre del mismo año, la Presidenta del BCR declaró que el año 2008 cerraba con un 3.2 % del PIB. Sin embargo, 4 meses después, a fines de marzo de 2009, y pasadas las elecciones, el mismo BCR declaró que el 2008 cerró con un crecimiento de 2.5%. Y en cuanto al crecimiento del PIB para el 2009, el 27 de marzo pasado, la Presidenta del BCR declaró que "se esperaba una tasa de crecimiento de 2.5%". Pero con ocasión de la Reunión Extraordinaria del SICA, el Presidente Saca no pudo menos que declarar que el crecimiento del PIB para el 2009 será de un 0.5% (Prensa Gráfica, 30 de marzo del 2009). Los datos anteriores son apenas una muestra de la inconsistencia que el gobierno actual ha mantenido durante todo sus mandato, disfrazando las cifras reales de la economía y queriendo presentar una imagen que contradice lo que el pueblo constata en la realidad. Subsidios Hasta hace poco, el Gobierno juraba que se mantendrían los subsidios y toda la camándula de medidas anunciadas con bombo y platillo en noviembre del 2007, con la famosa “Alianza por la familia”. En agosto de 2008, el Presidente Saca, afirmó que no serían necesarios más préstamos y mucho menos la eliminación de los subsidios, que representaban más de $600 millones de gasto por año. (LPG, 8/26, 2008). Todas esas palabras bonitas, se vinieron al suelo a sólo unos días después de las elecciones del 15 de marzo, cuando el Gobierno actual anunció que se elimina el subsidio a la electricidad para quienes consumen más de 99 kilovatios/hora; cuando se está pagando tardíamente el subsidio al transporte; y cuando, seguramente pronto, se eliminarán otros subsidios por insostenibles. Esto comprueba que tales compensaciones subsidiarias y otras medidas de supuesto beneficio a la gente de menores ingresos fueron aplicadas demagógicamente, para congraciarse con los electores, a pesar de la insolvencia del erario público, como lo expusimos en este blog en noviembre pasado. Maniobras en la etapa de transición del Gobierno Las últimas acciones del Partido de Gobierno, además de desesperación, demuestran la cultura de la búsqueda del interés de grupos, practicada en los últimos 20 años. Sólo en la pasada semana se han escuchado denuncias de gastos apresurados en el presupuesto nacional, para probablemente realizar adquisiciones que favorecen a determinadas empresas y movimientos en los contratos de personal para dejar bien parados a los militantes partidarios. De esto no se puede dar fe, por la manera poco transparente en que se manejan los asuntos públicos que atañen a todos los salvadoreños. El más claro movimiento de desesperación de ARENA y de quienes ocupan cargos públicos y de confianza, es la reciente creación de la Asociación Nacionalista de Empleados Públicos (ANEPYM) a la que mejor hubieran bautizado como "ARENAPYM". Este raro tipo de organización de empleados, reivindica la e"stabilidad laboral para todos los funcionarios y empleados del Gobierno actual", e incluso demanda que a los que han estado por contrato "se les traslade al régimen de Ley de Salarios, para garantizarles plena estabilidad". Para quienes vivimos diversas transiciones de gobierno, esto nos parece un absurdo, una doble moral y una ofensa para los contribuyentes.
ARENA, desde sus inicios y en su 20 años de Gobierno, nunca apoyó una reforma administrativa y menos una reforma que garantizara la estabilidad laboral de los empleados y funcionarios públicos. Por el contrario, con el argumento de adelgazar al Estado, emitió decretos lesivos contra la estabilidad laboral en el proceso denominado de "ajuste estructural", comenzando por el famoso decreto 111 de 1991 y otros, mediante los cuales decenas de miles de empleados fueron extraídos de la función pública en el denominado "retiro anticipado".
Y más tarde, para el año 2001 y 2002, la furia de ARENA contra la estabilidad laboral se ensañó contra los empleados públicos. Miles de empleados con muchos años de contratación y muchos nombrados por ley de salarios, fueron trasladados a un régimen de contratos por 3 meses, para despedirles fácilmente. Esta estratagema fue impulsada por iniciativa del Presidente Flores, el Ministro de Hacienda Enrique Hinds y el apoyo de los diputados de derecha que modificaron la Ley de Servicio Civil, mediante el decreto con que se aprobaba el Presupuesto y la Ley de Salarios del 2002.
Informe Especial de la Señora Procuradora para la Defensa de los Derechos Humanos sobre la supresión de plazas en el sector público, ocurrida por consecuencia de la aprobación, sanción, promulgación y vigencia de la Ley del Presupuesto General de la Nación (2002), de la Ley de Salarios (2002), y de las reformas a la Ley del Servicio Civil.
(Ver informe completo de la Procuraduría de Derechos Humanos aquí) La política de despidos fue más notoria en instituciones como la Dirección de Correos y la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP), un grupo de empleados, al negarse a aceptar la nueva modalidad de contratación, fueron despedidos automáticamente y aunque pelearon su derecho en los juzgados de lo civil y en la Corte Suprema de Justicia, se quedaron para siempre sin sus empleos, dado los fallos negativos de estas instancias de justicia vendidos a los intereses de funcionarios corruptos y politiqueros. (Sería un buen gesto del próximo Gobierno, dictaminar una justa compensación económica para dichos empleados de la ANSP). Vale preguntarse ahora : qué solvencia tienen los señores de ARENA para reclamar permanencia en muchos puestos que han sido dados por compadrazgo y militancia política. Entre los cambios más urgentes están la cantidad de amigos y familiares de funcionarios del Ejecutivo, nombrados en el Servicio Exterior, y por los que, incluso, la Ministra actual luchó por darles tratamiento de diplomáticos de carrera, sabiendo que sólo eran "diplomáticos a la carrera". Tomado de "Dichos y Hechos", de Ramiro Velazco REENVIA - IMPRIME - COMPARTE - HAZ PATRIA...

4 comentarios:

  1. Anónimo6:54 a. m.

    ya que veo la caricatura de nepotismo, preguntenle a mario acosta por que su hermanita mayor sin ser ni siquiera bachiller es cónsul en nicaragua, esos son los rostros cultos que hablan muy bien del país?, jajajajajajajajajajajajaj.....averiguen, indaguen,denuncien todo¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Fuera todos esos GORRONES, areneros, fuera esos efluvios malignos que se desprenden de los cuerpos enfermos, y podridos de los narcoareneros, los queremos lejos, muy lejos de las arcas del estado, y los que tengan que pagar por por sus monstruosas corrupciones que lo paguen refundidos en la cárcel, viviendo como todo preso, no en celdas especiales de cinco estrellas, esperamos que Mauricio cumpla lo que dijo, TODOS EN LA CAMA O TODOS EN EL SUELO............

    ResponderEliminar
  3. Cuidado!!
    No los llamen narcoareneros.


    Llamenlos
    Escuadronazis-Narcoareneros

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:49 a. m.

    Eso de que estan haciendo maniobras para contratar a militantes arenazis, es cierto. Lo que estan haciendo es traer gente de afuera de los ministerios, para ocupar nuevas plazas, en lugar de darselas a los empleados que segun la ley del servicio civil las merecen, normalmente son las plazas co alto salario, porque dios me guarde se la den a un persona qu se lo merezca!. Para comprobarlo creo que bastaria que el nuevo ministro chequeara los requisitos que se pedian para esas plazas y los confrontora contra los curriculum de la persona a la cual se la dieron, ya que hay personas que no llenan los requisitos, simplemente el de ser militante arenazi. Como ven no es tan dificil probar estas irregularidades, lo dificil es encontrar un ministro con huevos que quiera hacer justicia, perto tengo fe que Mauricio encontrara uno o mas!!! Ya basta de corrupcion

    ResponderEliminar