6 de abril de 2009

Felices vacaciones de Semana Santa!

Por fin terminó la pesadilla : miles de salvadoreños, a pesar de la difícil situación económica, podrán tener unas vacaciones de Semana Santa con un mínimo de felicidad, de alegría en su corazón, al saber que restan unos cincuenta días para que asuma el nuevo gobierno y se finalice la dictadura arenera que por 20 años causó la peor desgracia a este pueblo, a pesar de las repetidas defensas de funcionarios y militantes de este partido, tratando de engañar sobre supuestas obras que habrían realizado. Los empleados honestos, capaces y dedicados a su trabajo, tienen garantizada su estabilidad laboral y, por lo tanto, pueden disfrutar sus cortas vacaciones, las primeras que registra el mapa anual en este año de 2009. La preocupación y el insomnio lo tendrán aquellos siniestros personajes que, lejos de desempeñar sus funciones como ordena la ley, ocuparon ese precioso tiempo pagado por nuestros impuestos, para dedicarlo al activismo político a favor del partido Arena. Los salvadoreños de buen corazón, los honestos, los forjadores del cambio y la esperanza, tienen, pues, sobradas razones para irse a la montaña, al mar, a los pueblitos, o a los lagos y ríos de aguas tranquilas, a disfrutar de un merecido descanso. Ya ustedes conocen nuestro país y las enormes posibilidades que ofrece. Quienes habitan en ciudades pequeñas no necesitan tener automóvil, pues todo queda bien cerquita : el supermercado, el mercado, el centro de artesanías, el cine, los restaurantes de comida rápida, las pupuserías, a menos de quinientos metros; casi ni teléfono necesitan, pues todo el mundo ve a todo el mundo a ciertas horas, en la calle, en el cine o en el café; no hay polución del aire, no hay ruido excesivo, no hay desperdicio del tiempo; parece que el tiempo sobra, que para todo alcanza, hasta para leer un poco, no nada más el periódico (no recordamos el diario de hoy, pues les producirá dolores de cabeza y malos recuerdos), a la sombra de los árboles de una calzada, o de los de una diminuta plaza. Por cierto, están los parques de la Familia de Los Planes de Renderos, Santa Tecla y Cuscatlán. Se dirá que en ciudades de ese tamaño (les recomendamos Santa María Ostuma, Santiago y San Pedro Nonualco; Suchitoto; Jocoaitique, Perquín y Sabanetas en el norte de Morazán; San Ignacio, La Palma, Miramundo y Arcatao en Chalatenango; Nahuizalco, Juayua, Los Naranjos y Sonsonante, en este mismo Departamento; Santa Ana, por supuesto) sólo pueden vivir los dueños de esas pequeñas tiendas, los sacristanes y los párrocos de esas iglesias, los profesores, los guías turísticos, y algunas viudas que hacen encajes; no hay obreros de fábricas, no hay burócratas, salvo el empleado de correos y los trabajadores de las Unidades de Salud. Pero podría pensarse en poblaciones ni tan pequeñas como éstas que señalamos, ni tan gigantescas como han llegado a ser Buenos Aires, Tokio, Los Ángeles o México. En todos estos pueblecitos, y ahora no tanto, ustedes pueden disfrutar de bellos sitios turísticos, bañarse en ríos de aguas tranquilas, disfrutar de las procesiones y demás actos litúrgicos de Semana Santa; admirar la arquitectura de iglesias coloniales, saborear un buen chilate con nuégados, ricas pupusas, pescado frito y toda clase de mariscos; no recomendamos huevos de tortuga, por aquello de la veda y el respeto que debemos guardar a especies a punto de la extinción. No deben olvidar llevar su camarita, sus hamacas y agua para consumir. De ser posible echen en su maletín un par de buenos libros, juegos de mesa y otros pasatiempos para disfrutar con la familia y los amigos. No se sobrepasen con las bebidas alcohólicas, estas nunca son buenas consejeras. A lo sumo un par de cervezas con la comida y, sobre todo, bien disfrutadas con la sana y amena conversación. Por cierto, con el triunfo del Frente y un nuevo gobierno por venir, hay mucho de qué platicar, comentar y analizar. Deben de hacerse de renovadas energías para acometer con mejores bríos su trabajo en la administración pública o en el privado. Las vacaciones de Semana Santa, como hemos dicho, ahora tienen un nuevo significado (no en el sentido bíblico, pues es el mismo) en la felicidad y la alegría de más de un millón de salvadoreños e, incluso, de los familiares que viven y trabajan en los Estados Unidos y otros países del mundo: todos coinciden en que ha comenzado una nueva era para El Salvador, dejaremos en el pasado años de oscurantismo, de marginación y exclusión social. Desde luego, vienen tiempos difíciles, una severa crisis económica ya nos golpea y el desempleo es el signo de esta era; pero con solidaridad, unidad y decisión, saldremos adelante. Por el momento, disfruten de sus vacaciones; al regreso a sus labores, deberemos hacer frente a los nuevos retos, para eso somos salvadoreños: valientes, aguerridos y orgullosos de nuestra nacionalidad y de nuestras nuevas autoridades. Pocote

4 comentarios:

  1. Anónimo1:34 a. m.

    REAPARECIO LA RENATA

    Afirmativo, queridos lectores. Reapareció la Renata luego de un difícil periodo de recuperación y una limpia hecha por santeros cubanos en Miami, la ex directora de Ideología de ARENA, Renata Figueroa, aseguró ayer que “ARENA se unió demasiado tarde y a partir del 18 de enero”, como parte de la explicación de la derrota electoral presidencial del 15 de marzo. La Figueroa creye que el triunfo electoral del alcalde electo de San Salvador, Norman Quijano, hizo que varios areneros creyeran en la posibilidad electoral de la fórmula presidencial.

    La falta de apoyo no sólo se expresó en artículos publicados contra el candidato Rodrigo Ávila, aseguró, sino también en que “empresarios que históricamente habían colaborado para financiar la campaña no dieron billete o no dieron lo que se esperaba”.

    El ministro de Seguridad dio un espaldarazo a su amiga Antonia Saca y negó cualquier cuota de culpa para ella. Al contrario, mencionó méritos. La derrota también se debe, según él, a un “desgaste natural” de 20 años de gobierno y a la atracción que genera en la población la palabra “cambio”.

    Figueroa, quien aún no ha participado en la sesión de consulta que dirigen los tres ex presidentes areneros, urgió ayer los cambios en la dirigencia, pero sin apartar la experiencia de varios líderes, algo que incluso “los romanos, los griegos y mis favoritos homosexuales que derrotaron a los persas en el Paso de Las Termopilas hacían”. Recomendó a la dirigencia no volver a hacer primarias para elegir a un candidato, nunca jamás en la vida. “Las primarias terminan desgarrando partidos, dividiendo estructuras”, dijo. Luego se retiro tarareando la famosa canción de la Juanga que dice..."Querida, aun tengo bien abierta yo la herida. Ay Querida"!!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:48 a. m.

    Puta, Pocote. Que gran pajazo te echaste!!!

    Vayan al cine decís, no te has dado cuenta que este pobre pueblo no tiene sanos centros de esparcimiento, ni siquiera cines tenemos. La clase media si todavía tiene en la capital algunos cines, los pobres de barriada ni siquiera eso, además de que si consigues unos pesos para darte una vuelta tenés que ir temprano porque este país vive practicamente en estado de sitio permanente. A las 7 PM muchas veces ya no hay transporte. De todas maneras cuidado con los irresponsables.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:55 p. m.

    Yo personalmente estoy de acuerdo que la familia tenga sus ratos de diversion juntos pero eso deberia ser no solo en semana santa o no solo en navidad por que hay que ver quienes de verdad son los que sacan bastante dinero para este epoca.....bueno y en otro tema aqui en estados unidos la derecha acusa a obama de socialista y que quiere hacer lo que hugo chavez hizo con venezuela eso fue lo que dijeron la misma mier......da que la derecha de alla estos si no tienen remedio.....

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3:37 p. m.

    la mega alfombra de la alcaldìa de sansivar era cachimbona, publiquen una foto

    ResponderEliminar